sábado, 17 de octubre de 2009

El odio se come nuestro sistema inmunológico



Si quieren encontrar la "paz interna" y "genuina", huyan del "odio porque se come nuestro sistema inmunológico".
Éste ha sido uno de los muchos consejos ofrecidos por el líder espiritual tibetano que se encuentra de visita en la capital catalana, quien ha dado una charla titulada "El arte de la felicidad", y donde ha aprovechado para defender el papel de la familia, "en especial de las madres", como medio para favorecer la transmisión de valores como la compasión o el altruismo.
Bajo dos grandes banderas del Tíbet, en un escenario habilitado como un altar, decorado con imágenes budistas, y una gran pantalla de vídeo que recogía en primer plano cada uno de sus gestos, el Dalai Lama ha señalado que "si estamos llenos de enfado, no dormimos, mientras que las emociones positivas, como el amor o la compasión, no sólo nos traen paz sino que es bueno para nuestra salud".

A los que han acudido al Sant Jordi esperando milagros, el líder religioso les ha asegurado que él mismo
es "escéptico" frente a esos poderes curativos y que su receta para buscar la felicidad -un objetivo común de todos los animales, ha recalcado- parte de conocer la realidad y de saber combatir las expectativas erróneas que se tienen del futuro, propias, éstas sí, del hombre.

"En el mundo animal hay peleas, pero en general viven en paz; pero los hombres no, estamos insatisfechos con lo inmediato, queremos más y más, y eso genera estrés", ha afirmado el Dalai Lama, para quien la ciencia y la tecnología humana se han centrado en resolver los conflictos físicos del hombre, y han dejado de lado los problemas de "nivel mental" más difíciles de solucionar.

Para combatir estos problemas, el líder religioso apuesta por tener las "convicciones correctas" y por "adiestrar la mente", un principio, ha subrayado, que a su juicio no tiene que estar basado en una confesión religiosa, y que tiene en la educación un gran aliado ya que la formación ayuda "a enfocar" y a "reducir la distancia entre las apariencias y la realidad".

En un tono distendido, con un discurso complementado con sonrisas e incluso carcajadas, el Dalai Lama, ha logrado el aplauso cuando ha pedido a los presentes que presten más atención a esos valores internos, o cuando ha reclamado que se movilicen ante los poderes locales catalanes, españoles y de la UE para que éstos apoyen una mejora de la situación del Tíbet, actualmente perteneciente a China.
En este sentido ha recordado que en los años de ocupación china han muerto más de un millón de tibetanos, la mitad por las hambrunas y el resto por las intervenciones militares, en un periodo en el que han desaparecido 200.000 monjes y monjas y 6.000 templos han sido destruidos.
No obstante, considera que la situación está cambiando con los nuevos dirigentes de la república China, de los que confía conseguir una autonomía suficiente, que permita mantener la tradición y religión tibetana.

¿Hacen los países occidentales lo suficiente para incluir las enseñanzas cívicas del budismo en sus programas educativos?

- Hay enseñanzas como la felicidad, el amor, la tolerancia y la compasión que son comunes a todas las religiones. La educación, en todo caso, ha de ser secular. No debe ser religiosa para que, así, pueda unir a personas de diferentes religiones. Los códigos morales se dan al margen de las religiones. Se basan en el sentido común y también en la ciencia.

- ¿Cómo explica que cada día haya más científicos que se inclinan por el budismo?

- Está demostrado científicamente que la práctica de la compasión beneficia a la salud porque reduce el estrés
. No se trata de hablar sobre Dios y la reencarnación, sino de buscar en nuestro interior y ser compasivos. Ayuda a bajar la presión arterial y nuestra salud mejora. Necesitamos un programa educativo, desde la guardería hasta la universidad, que alerte sobre la importancia de la bondad.

¿Como vía hacia la paz?

- Para promover la paz mundial debemos insistir en la bondad porque la paz sólo llegará a través de la paz interior. Hay que enseñar a los jóvenes que los conflictos sólo podrán solucionarlos mediante el diálogo. Esto quiere decir la no violencia. Por eso creo que los gobiernos deben esforzarse más por divulgar la educación de la bondad.

¿Existe en Occidente una actitud acomodada respecto a las religiones, de manera que cogemos lo que menos cuesta de cada una?

- Es importante mantener las tradiciones. El budismo pertenece a Asia. Pero ciertas personas occidentales encuentran más interesante el budismo. En general, es preferible que cada individuo mantenga su tradición religiosa. Es posible escoger aspectos de varias religiones a nivel superficial, pero es imposible a un nivel más profundo.
VIA: LA VANGUARDIA.ES




Extraído del canal del KALAVASTRU

No hay comentarios: