jueves, 30 de diciembre de 2010

Aceptación. Una virtud esencial para recibir al nuevo Año.


En el camino espiritual, una de las virtudes que debemos cultivar con mayor esmero, es la aceptación.

La aceptación no tiene nada que ver con la resignación, pasiva y de extrema sumisión a la realidad, sino por el contrario, es una actitud que debemos desarrollar en nuestra mente. La aceptación, es una cualidad que iremos desplegando gradualmente ,a través de la práctica de la atención plena ,en nuestras meditaciones. Y está directamente relacionada con la práctica del Vipassana, con el mirar por detrás de todos los sucesos internos y externos,que la realidad ,como totalidad me ofrecen.

La aceptación ,está unida al desarrollo de otras virtudes, que florecerán de su mano. Es la madre de la compasión y la sabiduría, ya que sin ella el amor y el conocimiento nunca crecerán.

¿Pero qué es lo que debo aceptar ahora mismo?.

Cierra tus ojos. Respira, lenta y profundamente.

Siente las sensaciones de tu cuerpo. Todo lo que ahora surge de la experiencia corporal, obsérvalo, con amabilidad.

Descubre cada rincón de tu cuerpo a través de la atención plena . Registra las zonas más tensas y más invisibles de tu cuerpo. Lleva la conciencia hacia ellas, suavemente.

Respira, como si el aire, fuese la brisa fresca que aclara la mente, liberando tus pensamientos que pasan , aferrándose con fuerza a tu conciencia.

Observa , a qué tipo de pensamientos te aferras con más deseo, a cuáles con mayor apego. Siente cómo detrás de los pensamientos, la conciencia pura , respira.

Lleva la conciencia hacia el corazón, permite que el centro de tu pecho se abra . Siente como la carga que traes, como una piedra en el corazón , se va liberando, ahora lentamente de su peso.

Respira.

Percibe , como a medida que contactas con el corazón de la existencia, todo sufrimiento cede, abriendo la puerta, a la aceptación.

Respira. Contempla todo lo que aquí está viviendo, en este instante. Libera el pasado y no temas al futuro. Disfruta profundamente de este momento de plenitud, en que la conciencia pura y cristalina, te abre sus brazos.

Siente ...el refugio sereno y cálido de tu conciencia infinita. Permite vaciarte de todo temor, angustia o tristeza, de todo anhelo, frustración o enojo que te mantengan alejado de este instante.

Acepta todo a tu alrededor , amablemente, respirando y soltando tu propia libertad.

Contempla el silencio radiante a tu alrededor.

Vive.

Disfruta.

Ama.

Suelta.

Acepta.


Adriana Paoletta

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Chicos: a la playa con Yoga

¿Qué hacer con los chicos en la playa?. Mar, olas, hacer pozos interminables, castillos de arena, jugar a la pelota, jugar a la paleta...y ¿ por qué no ?, hacer Yoga...


Desde muy chicos podemos armar secuencias sencillas, para que no sólo los niños disfruten del movimiento, sino también nosotros. Reconocer la plasticidad de nuestro cuerpo, en contacto con la naturaleza que es dinámica , inquieta y expansiva.

Sentir que nuestros apoyos son distintos en la arena y que si persisto en ellos puedo ser más fuerte.

Como esos guerreros ,que sobrevuelan los obstáculos en total equilibrio interior y miran al mundo desde arriba, entendiendo, que nada se logra sin esfuerzo y disciplina interior.

Adriana Paoletta

martes, 28 de diciembre de 2010

Mente y cerebro( Parte 1)


Anatomia del cerebro
Cargado por raulespert. - Descubre más vídeos de ecología y sociedad.

Los avances científicos que se han producido durante los últimos ciento cincuenta años sobre la estructura y el funcionamiento del sistema nervioso han puesto de manifiesto el papel rector que el cerebro ejerce respecto del resto del organismo. Todas las funciones orgánicas están reguladas por el cerebro y hay un permanente flujo de información entre los órganos y el cerebro.

En los últimos años se han desarrollado una serie de técnicas que han permitido un avance espectacular del estudio del cerebro:

1) Se han delimitado distintas áreas de la corteza cerebral especializadas en recibir y procesar las informaciones sensoriales y controlar las reacciones musculares: áreas auditivas, visuales, motoras, etc.

2) Sin embargo, estas áreas especializadas no representan apenas una cuarta parte de la corteza cerebral; el resto, las denominadas áreas de asociación, no cumplen ninguna función específica y parecen estar encargadas de interpretar, integrar y coordinar las informaciones procesadas por las áreas sensoriales y motoras. Las áreas de asociación serían responsables así de nuestras funciones mentales superiores: lenguaje, pensamiento, razonamiento, memoria, planificación de la acción, creatividad, etc.

3) Cada uno de los hemisferios controla y ejecuta funciones diferentes o aspectos diferentes de una misma función. En términos generales, parece que en la mayor parte de las personas el hemisferio izquierdo controla la habilidad lingüística, numérica y de pensamiento analítico, mientras que el hemisferio derecho controla las habilidades espaciales complejas, como la percepción de patrones y aspectos de ejecución artística y musical.

4) Sin embargo, las actividades complejas requieren de la interrelación de los dos hemisferios. Así, por ejemplo, cuando leemos un relato, el hemisferio izquierdo entiende el significado de las palabras, pero es el hemisferio derecho el que capta el contenido emotivo y las imágenes utilizadas.

5) Por otra parte, hay muchas funciones, principalmente de las áreas primarias sensoriales y motoras que parecen idénticas en ambos hemisferios. En definitiva, hay una especialización funcional pero la actividad conjunta de ambos hemisferios es necesaria para el funcionamiento integral del cerebro. La participación de los dos hemisferios en las actividades psicoorgánicas es variable según los individuos: las reglas a que esto obedece y las razones que la determinan (genéticas, sociales) son todavía poco conocidas.

6) Por consiguiente, aunque ciertas funciones de la mente están localizadas en determinadas regiones cerebrales, el cerebro se comporta como un todo unificado.

Estos descubrimientos ponen de manifiesto ante todo lo mucho que queda por conocer en torno al cerebro humano, pero han sido suficientes para replantear el problema clásico de la relación entre el cuerpo y la mente o alma en términos de la relación entre el cerebro, en cuanto centro que recibe los estímulos del medio, los integra con la experiencia acumulada y diversas estructuras, produciendo las respuestas correspondientes, y la mente, como conjunto de los procesos de recepción y procesamiento de información y de la ejecución o inhibición de las respuestas.

La estructura del problema, sin embargo, sigue siendo básicamente la misma: ¿Son los procesos mentales distintos o idénticos a los procesos cerebrales? Si son idénticos, ¿cómo los procesos cerebrales producen los procesos mentales? Si mente y cerebro son realidades distintas, ¿cómo interactuan entre sí? .

Adriana Paoletta

domingo, 26 de diciembre de 2010

Nada te turbe.


¿Dónde descansar cuando el alma aguarda en silencio desolada?.

¿Quién sostendrá mis pasos cuando no sepa hacia dónde debo ir?.


¿A quién elevo mi mirada, cuando el cielo se abre como infinito?



¿Quién responde cuando el dolor y la pérdida son heridas que laceran el corazón desdibujado?.


¿Quién sueña en mis sueños y los revela como enigmas posibles?.

¿Quién ha respondido en silencio a todas mis plegarias?

Nada te turbe, cuando el alma no pueda creer.

Sólo renuncia a tu separación y confía otra vez en aquel que nace pequeño y humano, humilde y escondido, vulnerable y despojado.

Vuelve a creer en Dios hecho niño.


Siéntelo.

Está entre nosotros.


sábado, 25 de diciembre de 2010

Compartir el pan

Una de las cosas más lindas de la navidad es cocinar en familia. Desde muy chica, amaba ser la anfitriona de las reuniones familiares, cocinar platos navideños , cantar villancicos y armar el pesebre viviente con mis hermanos. Con mis hijos ocupamos la cocina de nuestro refugio en Pinamar y nos pusimos manos a la obra con el pan dulce navideño.


Todo un proceso de 5 horas que disfrutamos entre juegos, aromas y una masa gigante, que me ayudaron a dar forma con secretos de amor , risas y anhelos para estas bellas fiestas.


Qué aroma inolvidable, qué alegría estar compartiendo con nuestros hijos cada Navidad!.

Crecer,sabiendo dar este pan ,a cada familia que trabaja con nosotros, pan para aquellos que están solos, tristes o enfermos. Pan que alimenta el cuerpo, que llena de esperanza, que alienta a que seamos cada vez más humildes, sencillos y generosos.

Siempre imagino a Jesús dando el pan, como un regalo que nutre y a la vez ,nos invita a celebrar en comunión.

Un símbolo de todo lo que nos falta y debemos cultivar.Generosidad, aprecio por lo que tenemos y no sabemos valorar; compartir , sabiendo que no tendremos más ,si acumulamos, dar lo esencial de nosotros mismos, para perdonar a quienes no pueden entender este milagro: que al dar se multiplica la generosidad ,como luz que abre el corazón.

Seamos ejemplo, de dar en comunidad ,para que haya pan en cada hogar y que su dulzura nos transmita, que el verdadero alimento ,es la solidaridad, el amor y el crecer en comunidad.

Disfrutemos de la Navidad Compartiendo!

Adriana

viernes, 24 de diciembre de 2010

Meditación para la Nochebuena


Cierra tus ojos y relájate, observando tu cuerpo.

Imagínate que alguien golpea tu puerta. Sales y encuentras que te espera alguien , que sientes como un maestro, es Jesús.

El te observa amablemente y te pregunta:¿tienes un día malo?. ¿Qué te parece si cambiamos los papeles?- te sugiere.

Dame tu cuerpo y déjame que te muestre cómo puedo manejar la situación, puedes permanecer invisible mientras te muestro lo que es posible. Entonces cedes tu cuerpo convirtiéndote en invisible y le acompañas al núcleo de tus dificultades. Deja que la conversación y los problemas sigan como antes ,simplemente se consciente de lo que se te enseña.

¿Cómo responde Jesús a la situación?.¿ Mediante el silencio ?
¿Con qué tipo de energía?
¿Qué palabras escoge?
¿Cuál es el estado de su corazón en dicha circunstancia?.
¿Cuál es el estado de su cuerpo?.

Deja que te enseñe el camino. Permanece con él mientras te enseña.Deja que se retire momentáneamente al lugar donde lo has encontrado.

Amorosamente te devuelve el cuerpo...y antes de dejarte, te toca suavemente de la forma más sanadora, mientras te susurra al oído algunas palabras en forma de consejo. Escucha estas palabras de amor y comprensión. Oyelas, imagínalas siéntelas y compréndelas de la forma en que te sea posible y permite que constituyan aquello que necesitas para vivir con sabiduría.

Felíz Navidad!
Adriana

jueves, 23 de diciembre de 2010

El sabor de la liberación

La práctica espiritual nunca puede ser satisfecha mediante la imitación de una forma externa de perfección. Esto sólo nos conduce a una “pose espiritual”. .Aunque podamos vernos inspirados auténticamente por los ejemplos de tradiciones y maestros sabios, su inspiración puede crearnos problemas. Deseamos imitarlos, en lugar de ser honestos y auténticos con nosotros mismos. De un modo consciente e inconsciente, intentamos caminar como ellos, hablar como ellos, actuar como ellos. Cuando nos comparamos con las imágenes de maestros iluminados, como Buda, Jesús, Gandhi o la Madre Teresa, tenemos muchos problemas en nuestra vida espiritual. Nuestro corazón, por naturaleza, anhela la plenitud, la belleza y la perfección, pero cuando intentamos actuar como estos grandes maestros nos imponemos a nosotros mismos su imagen de perfección. Lo que puede ser muy desalentador, puesto que no somos ellos.

La práctica espiritual puede experimentarse como si nos condujera en direcciones opuestas. A medida que despertamos, tenemos la tendencia a ver claramente nuestras faltas y temores, nuestras limitaciones y egoísmos. También surgen dudas acerca de si estamos en la vía correcta ya que, nos enfrentamos a nuestras propias limitaciones que nos llevan, en muchos casos a buscar atajos. En el marco de nuestro desaliento inicial, podemos echar la culpa a la práctica misma, a nuestro maestro o a la comunidad que nos rodea. Es lo que Buda nos advertía “Lo que causa vuestro sufrimiento es buscar la perfección fuera de vosotros”. El mundo de los fenómenos cambiantes cuyos ciclos denominaba el eterno Samsara, por naturaleza, frustra cualquier imagen de perfección que podamos crearnos. Incluso el momento o la cosa más perfecta cambiarán al instante siguiente. No es la perfección lo que debemos buscar sino la libertad de corazón. En palabras de Buda Del mismo modo que las aguas de los cuatro grandes océanos tienen un único sabor, el sabor de la sal, las verdaderas enseñanzas tienen un solo sabor, el sabor de la liberación”. El Mundo no debe ser perfecto según nuestras ideas. Hemos tratado de cambiar al Mundo durante mucho tiempo, pero la liberación no se obtiene cambiándolo, sino perfeccionándonos a nosotros mismos .

Adriana Paoletta

Basado en las enseñanzas de Jack Kornfield

martes, 21 de diciembre de 2010

La práctica de la meditación en la Psicoterapia Zen

En la psicoterapia zen abordamos los problemas humanos desde varios ángulos y procedimientos, de un modo compasivo y pacífico.

Se intenta generar un ambiente propicio no sólo para enfrentar los problemas actuales de cada paciente sino además crear una nueva mirada en la vida cotidiana del mismo.

Uno de los procedimientos que utilizamos es la práctica de la meditación en el ámbito de la propia entrevista y en el consultorio.

Para ello recurrimos a técnicas propias del Budismo. Todos los ejercicios de meditación que practicamos en la psicoterapia zen se pueden realizar antes, durante o después de la entrevista terapéutica.

Las más sencilla es intentar acallar la mente de un modo natural y en corto tiempo. Para ello nos concentramos en la respiración, la posición del cuerpo, el silencio ambiente y en donde posar la mirada.

Como para la mayoría de los pacientes, el momento de la consulta los encuentra yendo o retornando de sus tareas habituales, la única sugerencia es estar con la ropa más cómoda posible, incluyendo la de trabajo.

En ese marco se indica al paciente respirar tranquilamente por la nariz, tratando de que la espiración sea lo más prolongada posible y que la inspiración ocurra de un modo natural y paulatino. Se espera que el paciente respire un máximo de 6 -8 veces por minuto; estando completamente relajado y solo enfocado en su respiración.

Los ojos del paciente deben estar entornados pero no completamente cerrados, intentando no cambiar continuamente el destino de su mirada; que debe estar dirigida a un punto un poco por debajo de su nariz, sin un ejercicio intenso de fijación de la mirada.

La posición del paciente debe ser relajada, sintiendo sus extremidades, tronco y cuello flojos y sin tensión.

El ambiente de esta meditación se mantiene silencioso, natural y sin contaminación visual.

Estos ejercicios de meditación duran un máximo de 3 a 5 minutos.

Otros dos métodos de meditación se adscriben a las técnicas recomendadas por los maestros budistas.

Al conjunto de estos procedimientos el Buda los llamaba bhāvanā, que quiere decir sencillamente «cultivo» o «desarrollo». Con lo que al mismo tiempo se identifica con precisión lo que se trata de hacer: cultivar y desarrollar las propias capacidades psíquicas y existenciales para superar la insatisfactoriedad de sus circunstancias internas y externas. Este cultivo, o desarrollo, tiene pues esencialmente por objeto corregir la percepción incorrecta, engañosa y generadora del sufrimiento y su práctica comprende dos grandes ramas, denominadas respectivamente samatha ( o shamata)y vipassanā.

Samatha quiere decir «serenidad», «calma», «sosiego». La meditación samatha, o meditación de serenidad, persigue la realización de estados de conciencia que se caracterizan por un grado cada vez más elevado de serenidad y sosiego de la mente. Comprende dos factores, a saber: el logro del máximo grado de concentración mental, y el apaciguamiento concomitante de los procesos mentales. Ello se realiza mediante una concentración progresiva de la atención en la que la mente, se repliega sobre sí misma, excluyendo todos los estímulos sensoriales y procesos mentales que se ofrecen a la conciencia. Se trata a las ideas como olas del mar que vienen y van, y a las que no hay que aferrarse ni rechazar. Sólo dejar pasar. De este modo se va calmando el meditador, experimentando una experiencia de puro vacío que es al mismo tiempo experiencia de sosiego, de puro ser.

Se procede empezando por concentrar la mente en determinados objetos o temas de meditación, según indico a cada paciente para su situación particular y grado de avance en la técnica.

Las experiencias de esta clase, en las que la conciencia alcanza estados de serenidad y bienestar tan desusados que parecen increíbles tienen un efecto muy positivo sobre el espíritu del paciente, con los consiguientes beneficios que se manifestarán en su estado de ánimo, comportamiento y actitudes en la vida diaria.

En términos de la psicología occidental que se dedica actualmente al estudio de estos aspectos de la experiencia humana, diríamos que lo que la meditación samatha hace es producir «estados incrementados de la conciencia», de mayor o menor duración e intensidad, pero sin cambiar el carácter fundamental (es decir, las cualidades y características distintivas) de la misma.

Las meditaciones de este tipo requieren unos quince a veinte minutos.

Un cambio más radical es el que se intenta ;como para las otras técnicas de meditación antes, durante o después de la psicoterapia; y como camino previo a lo que la tradición llama iluminación nibbana o liberación, es el de la meditación vipassanā.

Vipassanā significa, literalmente, «ver del todo», «ver las cosas tal como son». Se ha traducido en distintas ocasiones por «visión penetrante», «visión interior profunda» o «visión cabal».

También en la meditación vipassanā, o meditación de visión cabal, se empieza por ejercicios de concentración, utilizando los temas u objetos de meditación correspondientes, como en la samatha. La diferencia estriba en que, en este caso, una vez conseguido el grado de concentración suficiente para asegurar la integridad de la atención (la llamada «concentración de acceso o ingreso»), y manteniendo las mente en el máximo de receptividad, el meditador pasa a examinar con concentrada atención y progresiva minuciosidad precisamente todos aquellos fenómenos sensoriales y procesos de lo que le pasa por su mente en ese momento. Decimos , en la Psicoterapia zen, que “vemos a nuestra mente funcionar y fluir”, sin criticar ni juzgar. Es, literalmente, una toma de conciencia de todos los fenómenos mentales que permite el cese del sufrimiento, Se trata, en definitiva, de realizar la apercepción (o sea la percepción acompañada de atención consciente) total de todos nuestros pensamientos , preocupaciones, fantasías e ideas ; en la medida en que vienen a nuestra mente. Esta vivencia es la visión cabal, o vipassanā.

Las meditaciones de este tipo también requieren unos quince a veinte minutos.

Dr. Jorge Rovner

lunes, 20 de diciembre de 2010

Las nuevas maneras de aprender. Hacia una Nueva Educación.

La antigua forma de enseñar es aburrida;
la nueva se basa en que los chicos aprendan solos.
Marc Prensky
Eduard Punset:
Eres famoso por muchas cosas pero una que la gente no ha olvidado es que dijiste que los ordenadores y los videojuegos no son tan malos como dicen, como parecen. ¿Por qué no le explicas a nuestra audiencia por qué? Pues estoy seguro de que muchos tienen sentimientos negativos en relación con los ordenadores y los videojuegos.
Marc Prensky:
Bueno, el problema es que la mayoría de la gente que piensa así no es aficionada a los videojuegos, por lo que no tienen ningún conocimiento directo, simplemente escuchan lo que dice la prensa.
Eduard Punset:
Es cierto.
Marc Prensky:
Y la prensa ha sido nefasta porque, ¿qué hace la prensa? Pues insisten en todo lo malo posible
y montan una gran historia de por qué es malo, por qué esta persona se ha quedado como hipnotizada o lo que sea. No escriben sobre lo bueno. Así que la opinión pública tiene una idea totalmente opuesta a lo que es. Creen que los peligros son grandes y los beneficios, escasos. Pero en realidad, los beneficios son muchos y los peligros son escasos, reales, pero
escasos.
Eduard Punset:
Y ¿cuáles son esos beneficios? Quiero decir, si reflexionamos sobre ello, ¿son mejores médicos, mejores soldados, son mejores...? Me refiero a los que han practicado con los videojuegos.
Marc Prensky:
Son todas esas cosas. Y lo interesante es que los que ahora tienen unos treinta o cuarenta años y que crecieron jugando con videojuegos parece que son mejores médicos, sobre todo aquellos médicos que operan por cirugía laparoscópica. Hay estudios de investigación que lo demuestran científicamente. Son mejores músicos, mejores constructores de montañas rusas -porque son literalmente constructores de montañas rusas-, mejores hombres de negocios,
mejores empresarios; y la razón es que los videojuegos te enseñan a asumir riesgos. Aprendes a actuar a partir de un feedback. Aprendes a tomar buenas decisiones. Este tipo de cosas que luego transmitimos a todas nuestras profesiones.
Eduard Punset:
Los que juegan con ordenadores y videojuegos parecen taciturnos, parecen reservados... Me
preguntaba si, de alguna forma, podemos aprender a conocerlos mejor. Dicho de otro modo, si podemos utilizar los ordenadores y los videojuegos para relacionarnos mejor con ellos.
Marc Prensky:
Es algo que durante mucho tiempo no hemos hecho. Creo que fue una oportunidad perdida, siempre lo he pensado: conseguir que los padres y sus hijos jugaran al mismo juego, cada uno con distintas habilidades adaptadas a su edad. Empezamos un poco con la Wii.
Nintendo sacaron la Wii y diseñaron deliberadamente un juego al que pudieran jugar juntos
abuelos, padres e hijos. Y pienso que tienes toda la razón, es lo que debería pasar.
Eduard Punset:
Es fantástico. Escucha, hay una cosa que… Lo que tú llamas los “nativos digitales”…
Marc Prensky:
Los nativos digitales y los inmigrantes digitales, sí.
Eduard Punset:
Quiere decir, que nacieron con los videojuegos. Se calcula que pasan algo así como 5.000 horas leyendo a lo largo de toda su vida y quizás unas 10.000 horas jugando a videojuegos. Las cifras de nuestra generación indican precisamente lo contrario, ¿verdad?, ¿es así?, ¿tiene
esto algún significado o supone algún resultado concreto?
Marc Prensky:
Bueno, yo he hecho esos cálculos, que son aproximados, pero sí es cierto que las
consecuencias son muchas, porque leer conlleva que haya una historia, una lógica, mientras que los videojuegos nos hablan de interacción, respuestas rápidas, resolución de problemas.
Es importante que todos los padres entiendan esto. Un videojuego no es más que un gran
problema que cuesta cincuenta euros. Y a los chicos les gusta resolver esos problemas. Si lo
pensamos bien, si se tratara de problemas que les plantearan en el colegio, los padres estarían
encantados. Es posible que los niños inviertan meses o una hora en resolver el problema y cuando lo consiguen deberíamos felicitarlos ¡en lugar de decirles que dejen de jugar!
En lo que respecta a la lectura, creo que hay nuevas formas de asimilar la información.
Evidentemente, espero que algunas ideas se transmitan de generación en generación. No sé si
se guardarán siempre en libros o si se conservarán mediante garabatos, quizás se guarden en
formato video u en otros formatos aptos para recopilar historias, pero necesitamos conservar el pasado, hay muchas cosas buenas que forman parte del pasado, pero al mismo tiempo no podemos vivir en el pasado.
Eduard Punset:
¿Traduciría lo que estás diciendo si dijera que experiencias diversas comportan estructuras
cerebrales diferentes, y que la estructura cerebral de alguien que ha crecido con los videojuegos es diferente de la de alguien que no lo ha hecho?
Marc Prensky:
Bueno, sin duda es verdad lo que dices, pero lo que todavía no sabemos es cómo y qué
significa. Hasta la fecha, nuestros conocimientos sobre el cerebro son todavía muy escasos en
ese campo. Lo que sí sabemos es que,independientemente de cuáles sean, las experiencias que vivimos influyen en nuestro cerebro; así como los músicos tienen cerebelos de mayor
tamaño, si repetimos algo una y otra vez, esta repetición influirá en nuestra capacidad de
hacerlo. Los aficionados a los videojuegos suelen tener mejor visión periférica, muestran una
mayor concentración, una mayor concentración visual. Quizás tengan mayores habilidades
para la resolución de problemas, no lo sabemos.
Eduard Punset:
Es fantástico. En cualquier caso, sí sabemos (porque se han hecho estudios al respecto) que los taxistas de Londres tienen un hipocampo de mayor tamaño que cualquier ciudadano medio de la ciudad debido al esfuerzo…
Marc Prensky:
Tienen que aprenderse todo eso, sí.
Eduard Punset:
… de memoria que hacen.
Hay otra cosa que preocupa mucho a la gente, sabes, tienden a decir: “Bueno, los nativos
digitales tienen tantas pantallas -la pantalla del video, la del teléfono, la del ordenador-, que no mantienen la atención, se vuelven incapaces de concentrarse en un único problema. ¿Qué opinas de esto? ¿Por qué…?
Marc Prensky:
No creo… Pienso que se pueden dar distintas respuestas a esta pregunta. Creo que no es una
pregunta fácil. En primer lugar, lo más importante para una persona joven, igual que para una
persona mayor, todo sea dicho, es la atención. La gente lista hace lo posible para captar la atención de los demás. Invierten mucho dinero, millones de dólares en videojuegos, películas y otras muchas cosas. Así pues, la gente que presta atención a muchas cosas distintas a la vez ha aprendido a dividir su atención y por eso comentan: “Vale, no necesito centrarme únicamente en esto porque puedo hacerlo igual...”. Hemos llevado a cabo experimentos en ese
sentido. Uno famoso es aquel en el que hay unos niños que ven la televisión solos (se trata de
niños pequeños) y otros que ven la televisión pero estando delante de un videojuego. Los niños que están delante del videojuego juegan, pero tanto unos como otros saben perfectamente qué está pasando en la televisión.
Eduard Punset:
Lo que está pasando…
Marc Prensky:
Porque la mayoría de las cosas no requieren toda nuestra atención. Lo que requiere toda nuestra atención es el tiempo o las urgencias, porque se produce una gran descarga de adrenalina, y la adrenalina ¡nos exige que nos centremos! Pero, en la mayoría de los casos, la
gente lee varios libros a la vez, hace distintas cosas a la vez, piensa en varias cosas simultáneamente, quizás escucha música, puede que conduzca escuchando la radio…, muchas cosas. Nuestro cerebro es muy poderoso. Y creo que es una idea muy equivocada pensar que tenemos que centrarnos únicamente en hacer una cosa a la vez.
Eduard Punset:
Escribiste algo así en algún sitio, hablando de un estudiante que no prestaba atención y tú dijiste que no era un problema de déficit de atención sino simplemente que el estudiante no escuchaba.
Marc Prensky:
Sí.
Eduard Punset:
¿Qué querías decir?
Marc Prensky:
Quiero decir que no es que los niños no puedan prestar atención. La gente se equivoca cuando
los culpa de no ser capaces de estar atentos durante un buen rato. Lo que pasa es que los niños
deciden no prestar atención. Si reúnes a un grupo de niños que tú crees que les cuesta estar atentos en la escuela y, en cambio, los colocas delante de una película que dura tres horas pero que realmente les interesa, la mirarán y estarán atentos durante tres horas, o ante un videojuego o cualquier otra cosa que les resulte atractiva. Pero les cuesta estar atentos cuando se trata de aprender a la vieja usanza.
Eduard Punset:
Marc, una última pregunta que me encantaría que me contestaras: ¿cómo es que…?, o mejor dicho, ¿por qué los niños pasan tantas horas con los videojuegos, jugando con el ordenador? ¿Es porque obtienen algo a cambio? ¿Están inmersos en el flujo, como dicen algunos amigos míos que son psicólogos? ¿Es porque les gusta la interacción social? ¿Por qué es lo que más
les gusta?
Marc Prensky:
Bueno, pues porque es la época en la que viven. Un amigo mío solía decir: “Tienes que vivir
tu tiempo.” Y vivimos en una era de pantallas. Hoy en día, muchas de las cosas que les interesan suceden en pantallas, grandes o pequeñas, lo que sea. No siempre va a ser así: tenemos los hologramas y otras muchas cosas. Hubo un tiempo en que la gente se quejaba
porque los niños se enfrascaban en los libros y no levantaban la vista: “¿Por qué se pasan el
día entre libros?”, decían. Ahora, a la gente le encantaría volver a esa época. Yo creo que es normal porque es donde radica la acción. Es ahí donde están sucediendo las cosas interesantes: en nuestros días, ocurren en pantallas de todos los tamaños, por eso pienso que es normal que los niños miren a su alrededor y vean qué hay de interesante: “Soy un niño, soy nuevo en este mundo, ¿qué hay de interesante por ahí? Ah, mira, aquella pantalla, no,
allá…”. Los bebés lo saben porque es ahí donde focalizan su atención. Así son las cosas y me
parece sumamente interesante.

Programa Redes. Eduard Punset.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Una lámpara para nosotros mismos

Son tiempos extraordinarios para el buscador espiritual. Las librerías están repletas de textos de las prácticas místicas cristianas, sufíes, hindues etc. Hay distintos puntos de vista,dentro de cada escuela, a veces contradictorios , que nos llevan a plantearnos dilemas dentro de la vida espiritual. ¿En qué hay que creer?

De entrada en nuestro entusiasmo por la práctica ,tenemos la tendencia a tomar todo lo que oímos y leemos como proveniente de un libro sagrado. A veces, esa actitud se vuelve aún más fuerte ,cuando nos unimos a una comunidad o seguimos a un maestro. Pero en realidad, todas las enseñanzas de los libros, los mapas y las creencias tienen poco que ver con la sabiduría y la compasión. Para dar vida a la práctica espiritual, debemos descubrir dentro de nosotros, el camino, que nos haga cada día más conscientes y compasivos.

Nuestra liberación y felicidad surgen de nuestro profundo conocimiento, nuestra vida espiritual se vuelve sólida, cuando nos comunicamos con nuestra propia realización de la verdad.

Los tiempos modernos, tienen cierto paralelismo con el clima espiritual de la India Antigua(no hemos avanzado tanto en la espiritualidad). En la época de Buda, los relatos históricos hablan de muchos otros maestros, yoguis, sabios, y lideres que ofrecían la enseñanza de diferentes prácticas espirituales. Como en nuestra época, la gente que vivía en tiempos del Buda ,se confundía al tener contacto con muchos de estos maestros. Cuando nos enfrentamos con una variedad de enseñanzas y prácticas espirituales debemos mantener un genuino sentido de investigación .

¿Cuál es el efecto de esta enseñanza y práctica en mí mismo y en los demás? ¿Cómo funciona? ¿Cuál es mi relación con ella? ¿Estoy atrapado, asustado, confuso? ¿Me lleva a una mayor comprensión , amor, compasión y en definitiva a mayor paz o libertad? La respuesta está, en si podemos o no curar las heridas de nuestro corazón,es poder como decía Buda ,ser capaces de ser una lámpara para nosotros mismos.

Adriana Paoletta

Basado en las enseñanzas de Jack Kornfield.

viernes, 17 de diciembre de 2010

La meditación en pacientes depresivos es igual de efectiva que los antidepresivos


La meditación en pacientes con depresión es igual de efectiva que los antidepresivos
. Así lo reveló un informe de Centre for Addiction and Mental Health, de Canadá, publicado en lapágina Tendencias 21.

Se trata de una terapia cognitiva basada en una técnica de meditación conocida como mindfulness (atención y conciencia plena) que“proporciona una protección contra la recaída en la depresión similar a los antidepresivos”.

Para llegar a esta conclusión y nuevo tratamiento a pacientes, se estudiaron los casos de personas que tenían un diagnóstico de depresión severa y que habían sido tratadas con antidepresivos. Luego, plantearon otra metodología y algunos de esos casos fueron tratados con meditación que remplace las pastillas.

Así, los profesionales llegaron a la siguiente conclusión: “Después de 18 meses, las tasas de recaída en los enfermos que siguieron el programa de meditación fueron similares a las de los pacientes que siguieron tomando antidepresivos”.

De mano acabada, los autores de la investigación aseguraron que las personas que no toleran los tratamientos con antidepresivos duraderos pueden usar el mindfulness.

FUENTE :TODO NOTICIAS

jueves, 16 de diciembre de 2010

Meditación para recibir la paz en el nuevo año.


Detente. Cierra los ojos. Escucha. Tu corazón está abierto.

Observa en la profundidad de ti mismo, una sutil ráfaga que anima tu propia existencia.

Es tu respiración que sueña y dibuja en tu cuerpo los ríos cristalinos de tu energía interior.

Sumérgete en sus aguas...profundiza en la conciencia pura que te anima...detente...suavemente a contemplar la inmensidad de tu ser, el espacio ilimitado de tu mente...abre...suavemente el puño
cerrado de la ira,

suelta... la desconfianza que apuñala el pecho,

emerge...lentamente hacia el despertar...consciente... de todo, a tu alrededor .

Mira lo agradable y lo desagradable con los mismos ojos limpios...
Siente como hay bondad en cada hueco sensible y áspero...
y acepta el límite , como eterna libertad en fuga.

Prepara tu mente para un nuevo día, limpia el deshecho del pasado y abandona el salto al vacío de un mañana desconocido...

Suavemente vuélvete hacia adentro, atento.... , en calma, vacío...
de tiempo, deseo y dolor...

aquí floreces

huele

tu fragancia


Adriana

El vacío en San Juan de la Cruz y en el zen.


Lo que no es el vacío.

Mucha gente no entiende el vacío. No tiene experiencia de él; piensan que el vacío borra todas las imágenes, se desembaraza del pensamiento, deja en blanco la mente, se convierte en cadáver.

Pero esto no es el vacío. En el Zen, por ejemplo, se puede entrar en el vacío escuchando el sonido de un salto de agua, observando la caída de la flor de un melocotonero o atendiendo el ritmo de la propia respiración. El vacío se constituye con el desprendimiento, la ausencia del apego, la inexistencia de ataduras, y no eliminando las cosas. No me apego a las palabras, pero puedo usar las palabras; no me apego a las representaciones, pero puedo tener representaciones mentales. En una palabra, el vacío no es una aniquilación del pensamiento, los sentimientos y la imaginación (de ser así, los cristianos lo rechazarían con razón), sino la purificación de todo eso.

Santa Teresa de Ávila penetró en el vacío y veía a Jesús en él. Creo que los dos discípulos que se dirigían a Emaús penetraron en el vacío, en un estado alterado de conciencia, mientras hablaban con Jesús y decían luego: “¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?”. El vacío no es mera negación (aunque a menudo se la describa en términos negativos), sino un estado de conciencia lleno de riqueza espiritual. (Finkler Pedro, La oración contemplativa. (Versión moderna de “La nube del no-saber”). Col. Tabor 3. Paulinas. Madrid 1992, 2ª. ed.

Si uno penetra en las capas de la oración contemplativa, antes o después experimenta el vacío, el silencio místico. Todos estos términos apuntan a la misma realidad. Sí; es como si dentro de mí hubiera un vacío insondable e inmenso. Y cuando uno al principio experimenta este vacío, allí hay una ausencia de pensamiento y de representaciones imaginativas, y quizá un cierto descuido, como formas sepultadas debajo de una nube del ovido. “Nada, nada, nada, nada, y en el monte nada”. Pero la nada es el todo, la vacuidad es abundancia, el vacío es plentitud. El experimentar la nada total interior es experimentar el “eterno ahora”. Esta es la doctrina de san Juan de la Cruz y toda la tradición apofática que él representa.

Cuando este vacío se hace más hondo, uno lo lleva siempre a su lado; cuando ríes, enseñas o viajas en ferrocarril. El vacío está allí cuando vas a dormir por la noche o despiertas por la mañana. Al principio el vacío es espantoso, horrible; algo así como si uno perdiera toda seguridad; pero después se convierte en manantial de agua clara que mana hasta la vida eterna e irradia gran júbilo. Ello se debe a que uno se da cuenta de que el vacío tiene una causa: el principio Jesús, el Verbo encarnado, el huésped interior. El nos descubre el camino a un vacío inmenso, sin fronteras e insondable, que es el Padre.

Lo que quiero resaltar es que el vacío no es olvido total. No significa que desaparezcan todas las formas y aparezca un hueco. Las formas están presentes. Porque la forma es vacío y el vacío es forma. Lo que constituye el vacío no es la ausencia de pensamiento o la ausencia de imagen, sino el aislamiento. Experimentas el vacío cuando te vas, te alejas, te alejas. Esta es la clave. No asirse a nada, no confiar en nada.

Y de este modo, si este vacío se hace más profundo y crece y se desarrolla, puedes descubrir que Jesús y María están presentes. Puedes dialogar con ellos, leer el evangelio y meditar libremente en la pasión. Estoy totalmente seguro de que santa Teresa hizo esto, igual que otros místicos, como el padre Pío. Llegaron a lo profundo del vacío, y a la vez estuvieron con Jesús en Getsemaní o camino de Emaús. Cuando uno llega a la madurez,no existe tensión entre el vacío y los misterios de la vida terrena de Jesús. La gran intuición de santa Teresa no fue otra cosa que esta.

Además, el vacío, lejos de ser pura negación, es intensamente creativo. La poesía sublime, el arte más admirable, nacen del vacío. No dudo de que la tierna y apasionada Anima Christi (“sangre de Cristo embriágame”) surgió del vacío. Y la poesía exquisita de san Juan de la Cruz nació de la nada, inmensa, interior, que experimentó tanto en la prisión como en la oración.

Porque el vacío es un pozo insondable de amor. Al principio no se parece al amor. Tú eres el madero empapado en agua, y el fuego de amor está actuando al quemar las cenizas. Y cuando este humo desaparece, el madero se inflama y se convierte en una llama de amor viva.

Volvamos al Budismo. Sabes que la enseñanza budista distingue entre nirvana y samsara. El nirvana es el vacío último, el soplo de la vela, la nada absoluta. El samsara, por otra parte, es el ciclo del nacimiento y la muerte, el ir y venir, el bullicio de la vida en medio de la pasión terrena. ¡Qué mundos tan diferentes, dirás, son el nirvana y el samsara! Pues no, en modo alguno. La doctrina budista y, lo que es más importante, la experiencia budista nos dicen que al final el samsara es igual al nirvana. Así es: La forma es vacío, y el vacío es forma.

San Juan de la Cruz es acusado de negatividad por las personas que no saben de qué estaba hablando. El Budismo es tildado de negar la vida por los occidentales que nunca han saboreado el vacío. Ama el vacío. Entrégate al vacío. Ama el vacío. Entrégate al vacío, porque en él encontrarás paz, alegría, creatividad, amor y bondad. (45). 45. Fraijo Manuel, Masiá Juan, S.J., (eds.), Cristianismo e ilustración. Universidad Pontificia Comillas. Madrid 1995.

martes, 14 de diciembre de 2010

A pura creatividad


El domingo cerramos el año de nuestros talleres de Yoga y Armonización para niños 2010. Fue una experiencia hermosa e inolvidable. Aunque nos faltó la presencia de Fabi y algunos chicos y papás , nos divertimos un montón. Los queremos mucho y esperamos tenerlos de vuelta el próximo año.

Estamos muy orgullosas de ustedes, por todo el avance en las asanas, en la concentración, en la forma de respirar y la manera de expresar el camino de las virtudes que estamos desarrollando desde el interior.

Gracias por guiarnos hacia un mundo mejor!

Fabi y Adri

lunes, 13 de diciembre de 2010

MANTRAS:los sonidos sagrados.

Se llama mantra a una oración corta (estribillo) hindú y budista que se repite muchas veces. Existen mantras para casi todo: para alejar los malos pensamientos, relajarse, prepararse para el trabajo, realizar deportes, aumentar el amor, etc. La palabra sánscrita mantra proviene de las raíces manas (‘mente’) y traiate ‘liberar’; por tanto, el mantra se considera un liberador de la mente.
El mantra es una palabra o grupo de palabras sin un contenido semántico específico. Un mantra es un conjunto de sílabas en sánscrito (lengua sagrada del hinduismo y del budismo tántrico) que se recita un determinado número de veces para conseguir un logro, que puede ser mundano (obtener algo, lograr alguna habilidad) o trascendente (el logro supremo, que en el budismo tibetano consiste en la iluminación no solamente racional, sino de la verdadera naturaleza de la mente). También puede definirse como un sonido o combinación de palabras que por su construcción, significado y ritmo, posee la capacidad de concentrar la mente, elevandola.

La palabra es sonido. El sonido es vibración. Vibración es energía. Según el hinduismo, el mantra Om es el sonido primigenio del universo, el origen y principio de todos los mantras.
En la tradición hindú, la función primordial de los mantras es liberar a la mente del condicionamiento material y elevar la conciencia a un plano superior o espiritual. Dentro de la doctrina gaudiya vaisnava, el mantra más importante es el maha mantra Hare Krishna.Finalmente el significado de cualquier mantra es menos importante que el mismo sonido

sábado, 11 de diciembre de 2010

Transformar el dolor en sanación.


Todos los días descubro cómo la acción de las terapias de Oriente, llamadas medicinas sutiles o blandas, nos ayudan a transformar el dolor en liberación. Hoy a la madrugada,mi hijo Joaquín me despertó porque sentía un dolor agudo en el estómago. Es un niño muy sano ,que no se queja por nada, así que me inquietó su dolor ,que pasada la hora no mejoró. Al sentir que no mejoraba, me dijo:_ mamá y si probamos con moxa, me podrá hacer bien?. Claro que sí !-le respondí. Y le apliqué moxibustión , una técnica que es la panacea de la Medicina Tradicional China ,que mejora rápidamente los dolores, los espasmos y las inflamaciones. En 15 minutos estaba sin molestias y podía caminar sin doblarse en dos. Se acostó y siguió durmiendo muy tranquilo.

Lo interesante es que él mismo encontró y pidió su remedio y le hizo efecto de inmediato. Alivio que se traduce en la relajación de los espasmos y en la liberación del hara.

Ayer tuvimos la última meditación del año con mis alumnos más grandes y comprobé también el efecto sedante de la meditación. Al meditar ,lo hacemos en banquitos que permiten mantener la postura erguida de la columna y los empeines estirados en la postura de diamante o vajrasana.


Esta postura es ideal para trascender el cuerpo y elevarnos a estadios superiores de conciencia, para que el cuerpo ,no estorbe con molestias. Y tanto es así ,que Brenda de 80 años,pudo meditar durante 45 minutos, inmóvil, serena y sin dolores. Sus palabras fueron emocionantes: - Nunca pensé que podría estar tanto tiempo inmóvil. El tiempo pareció detenerse, mi cuerpo flotaba en el espacio, me sentí entrando en un nirvana... si...era un nirvana en donde no había pensamientos, dolor o sensación alguna, una infinita paz. Ni siquiera podía sentir los estímulos de los ruidos de las avenidas, ni del agua de la fuente, que volvió a mí ,cuando me llevaste a prestar atención a los estímulos externos. Fue como trascender el tiempo, me pareció un minuto, increíble!-

Brenda contagió a Hilda que se animó a adoptar la misma postura ya que lo hacía en una silla y Fanny se sintió transportada hacia su propia calma, acompañada por la fuerza del grupo que es esencial para la meditación. Esa inmensa libertad que sentimos todos ,cuando el dolor de la existencia se disuelve y podemos sentir que el cuerpo no pesa, que la mente se disuelve de sus enredos y que el espíritu se revela sanando la separación.



La sabiduría no reside en ser eruditos, ni en sabernos superiores a los demás, es entregarnos a la práctica amorosa, de aquellos consejos ancestrales que el ser humano descubrió, para liberarse del dolor de la existencia.


Compartamos el conocimiento para ampliar nuestra conciencia.

Adriana Paoletta

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Cuando el corazón se rinde a la belleza.

Uno de los films maravillosos, que les recomiendo volver a ver , es Belleza Americana. Una de las secuencias más increíblemente bellas,es esta. Les transcribo el monólogo, ya que la mirada de este chico, me recuerda siempre , como contemplo el mundo cuando mi mente y mi corazón se rinden a la belleza bondadosa ,de todo lo creado. Sin dudas es la mejor manera de describirlo y hacerte sentirlo, mientras miras,... un "kensho"sublime.


"Era uno de esos días en que está apunto de nevar y el aire está cargado del electricidad, casi puedes oírla, y esa bolsa , estaba bailando conmigo, como un niño pidiéndome jugar ,durante 15 minutos.

Es el día en que descubrí que existe vida debajo las cosas y una fuerza increíblemente benévola que me hacía comprender , que no hay razón para tener miedo jamás... El video es una triste excusa, pero me ayuda a recordarlo. A veces siento que hay tanta belleza en el mundo ...que siento que no lo aguanto ...y que mi corazón se está derrumbando..."

Contemplemos la belleza detrás de cada cosa
y dejemos que el corazón se rinda...

Adriana

"Plastic Bag Theme" de Thomas Newman.

martes, 7 de diciembre de 2010

Perdón y Desapego, las respuestas más notables de la madurez espiritual.

¿Qué es el desapego?

* Es un cambio de valores.
* Es la transformación de valores materiales en valores espirituales.
* Es un valor que está en el centro, equidistando entre la posesión y la indiferencia.

El verdadero despego produce una sensación de paz y esta misma sensación lo incentiva. La actitud de desapego estimula en la persona la alegría de descubrir que necesita cada vez menos para estar cada vez mejor. Desapegarse no significa no tener, significa no depender de lo que se tiene. Los valores materiales susceptibles de ser trabajados internamente como actitud de desapego abarcan todos los objetos físicos que nos rodean, desde los más insignificantes hasta los más grandes.

Mucho más difíciles de ser abandonados son los valores anímicos, porque son más sutiles y están menos expuestos al campo iluminado de nuestra conciencia; por ejemplo, los roles que ejercemos diariamente, el prestigio alcanzado o el manejo del poder.

Las razones espirituales del desapego son casi obvias: la conciencia superior sabe de lo efímero de la existencia física; basta elevarse a otro nivel de conciencia para que el desapego del mundo físico se constituya en un hecho lógico y necesario. Desde el punto de vista de la conciencia de vigilia u objetiva, hay un solo acontecimiento en la vida que no resiste la menor objeción por parte de la razón, esto es la muerte del cuerpo físico. Es muy comprensible, entonces, que a partir de la segunda mitad de la vida esta tremenda verdad humana cobre fuerza inconscientemente en el alma.

Todo desapego del mundo de los sentidos, antes de enfrentar la muerte física, facilitará enormemente el tránsito hacia el otro plano de conciencia y permitirá, en futuras encarnaciones, disfrutar serenamente del proceso tan temido.

La sensación de unicidad y la actitud de desapego confluyen en un sentimiento muy elevado, el amor al prójimo.

"Amarás al Señor, tu Señor, y al prójimo como a ti mismo" encierra una verdad oculta: el re-conocimiento de la Divinidad en el otro así como en nosotros mismos. Reconocer a Dios en el otro y en nosotros sólo es posible merced a una profunda devoción y reverencia que despierta en el hombre la emanación divina que vive en su Espíritu.

El amor al prójimo se cultiva y crece. Es un largo camino que parte del egoísmo para llegar al altruismo, al otro. Desde un punto de vista es un proceso que, por un lado, recibe aportes de la unicidad y del desapego y, por otro lado, del agradecimiento y del perdón. Es una sensación que se instala en nuestro Ser y se manifiesta como sensibilidad ante la necesidad ajena. Cuando esta sensibilidad se expande en el alma, se expresa en el mundo como acto de generosidad.

La sensación de amor al prójimo siempre despierta un sentimiento de sana alegría, un verdadero bálsamo anímico-espiritual.

¿Y qué podemos decir del agradecimiento y del perdón?

El agradecimiento es una sensación muy poco cultivada en el alma humana. El agradecimiento nace de los hechos más insignificantes, como respirar, caminar conscientemente, oir el canto de un pájaro, presenciar una puesta de sol, recostarse sobre el tronco de un árbol o acariciar a un animalito. Todo esto despierta un sentimiento de amor y fraternidad universal que incentiva el amor al prójimo, pudiendo trascenderse lo humano para llegar a lo divino.

El perdón provoca una sensación de benevolencia. Si analizamos el vocablo en detalle nos encontramos que la palabra perdón se compone de una preposición inseparable: per, que refuerza su significado y de un verbo que tiene una profunda significación en sí mismo como acción de desprendimiento y entrega, donar. Sin embargo, en el mismo vocablo permanece en silencio otro significado el de don. El sentido de la donación es el de la dádiva u ofrenda, como así también es una cualidad del ser humano. Por lo tanto, el perdón es una verdadera cualidad del hombre que le permite desprenderse tanto de objetos materiales como del orgullo personal; desapego, para ofrecer una dádiva; amor al prójimo, que estimula en el espíritu la sensación de agradecimiento que lo une con el Todo, unicidad.

Aquí hablamos del perdón como una actitud del alma en relación con el mundo; una actitud libre que, en cada momento, podemos elegir asumir o rechazar. La actitud interior de perdonar encierra un doble aspecto: anímico y espiritual. En el aspecto anímico produce un alivio y una liberación, es un desprenderse de algo que a su vez nos mantenía atrapados y esclavizados. Nos desprendemos de sentimientos tales como odio, humillación, dolor.

En el aspecto espiritual, el trabajo consciente del perdón nos abre las puertas del aprendizaje, nos torna flexibles y compresivos con respecto a la naturaleza humana. Es un excelente instrumento para cincelar aspectos oscuros del alma y nos abre el camino a la indulgencia y la compasión. La compasión se apoya en la humildad y es el profundo sentimiento de amor cristiano hacia el semejante, sin guardar relación con el sentimiento de lástima.

Saber que el otro es nuestro espejo, que los mismos errores que hoy criticamos fueron nuestras equivocaciones ayer, que en nuestro corazón y en el de nuestros semejantes brilla la misma luz, es suficiente para que se agigante el sentimiento de unicidad y amor al prójimo. Por estos motivos, los tres septenios de Espíritu constituyen, en cada encarnación, la oportunidad de que el Yo evolucione un poco más para acercarse a sus verdaderas metas espirituales.

Teoría Antroposófica. Dr. Roberto Crottognini

Fotos del Chaltén cedidas por Maria Julia Luraschi, mi querida alumna virtual de Rio Gallegos.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Habitar nuestro cuerpo.

‎"Si los órganos guardan nuestra historia personal, las glándulas almacenan la energía de la experiencia transpersonal, conectándonos con otros tiempos y otras culturas. El sistema endocrino es como una cadena de gemas, de cristales, un delicado y poderoso soporte químico que se extiende a lo largo de la línea media del cuerpo, en estrecha relación con el sistema nervioso." Bonnie Bainbridge Cohen
Ayer después de una experiencia riquísima interior, de exploraciones en el mundo de los sentidos, los reflejos y los patrones neuromusculares,concluyó el grupo de Estudio en Body Mind Centering con Silvia Mamana.Directora del CIEC, un espacio dirigido a investigar en Integración Somática®,que ofrece una visión diferente de la relación cuerpo-mente, aplicando los principios de Body-Mind Centering® y de otros métodos de educación somática a la expresión, la creación, y la reorganización postural.

Cuando podemos explorar el cuerpo interior en todos sus ritmos, aquietando, moviéndonos desde los órganos, desde los tejidos, fluyendo con los líquidos ,que irradian la nutrición de nuestras células y vivir dentro de nuestra anatomía con plenitud, comenzamos a habitar el cuerpo.


A veces siento que la cultura gasta y explota a nuestro cuerpo, como degrada los recursos naturales del planeta, llevándonos a hacer uso de él y no a habitar existencialmente en él. La propuesta de Silvia, una educadora del cuerpo, con mayúsculas, es justamente esta: explorar los distintos sistemas somáticos ,en exploraciones vivenciales ,que son verdaderas meditaciones en movimiento.

Una propuesta de estudio, investigación y experiencia corporal, para todos aquellos que estamos comprometidos con la educación y el desarrollo integral del ser humano.

Adriana Paoletta

viernes, 3 de diciembre de 2010

Un círculo de amor


Qué emoción me produce estar cerrando este año, tan plena de logros sutiles, de alegrías por ver crecer a mis alumnos , mejorando en sus dificultades, en sus síntomas, que poco a poco van logrando entender y disolver.



Este camino de enseñanza y aprendizaje es tan fascinante que vibro cada vez que puedo observar, como un testigo ecuánime, el flujo de los movimientos de los cuerpos vitales de mis pequeños y grandes alumnos. Un círculo de amor se ha creado entre nosotros.


Ver los gestos de compañerismo, cuando el otro no puede solo, la escucha atenta y silenciosa, cuando compartimos nuestro sentir después de la meditación, la conquista de posturas nuevas y complejas, la transformación profunda de los hábitos que nos dañan y perpetuan el sufrimiento... son tan solo algunas de la maravillas que comtemplo en cada clase, cuando abro mis sentidos a mis alumnos y comparto con ellos este don.Experimento una vívida plenitud ,que no depende de los logros, sino del aprecio y aceptación de todo lo existente.


Aquí está todo lo que necesito.


Hoy recibí un regalo hermoso, me relajé entre mis dos hijos guiada por Fabi, mi compañera de clases de armonización para niños. No podía creer sentir tan bella experiencia y poder disfrutarla junto a ellos. Atardecía y la noche caía dulcemente sobre nuestro cuerpo. Rodeada de amor, calma y felicidad.

Gracias Vida por este milagro!

martes, 30 de noviembre de 2010

Somos comunidad


En mi barrio, las puertas de mi casa se abren sin miedo, para charlar con algún vecino, para jugar en la vereda, para saber qué le pasa al otro, para cuidarnos todos sin necesidad de alarmas o seguridad, los falsos sustitutos de la comunidad. Una comunidad festeja en las calles, conoce a los perros que circulan en la vereda, celebra un día soleado en las plazas, hace picnics sobre la hierba, conoce al verdulero , al diariero de toda la vida, que en bicicleta nos entrega la revista del domingo. Abre su respiración a los tilos florecidos, al lila del jacarandá que hace aÑos florece en tu esquina.


Salgamos de nuestras rejas y ocupemos los espacios públicos, como una extensión de nuestras casas, que realmente, el mundo ,sea tu hogar. Cuidémonos entre todos, preservemos nuestro hogar comunitario, todos juntos...


Estamos inmersos en nuestro yo de manera hedonista y sufriente. ¿Compartiste hoy algo que te hace felíz, con alguien que está necesitando un abrazo, una palabra de esperanza, un llamado pendiente, un plato de comida hecho con amor, un silencio que acompaÑa?...sal ahora de tu encierro y bríndate en la conciencia de unidad...ahora sin excusas...sé comunidad.


Adriana Paoletta

lunes, 29 de noviembre de 2010

La evolución espiritual en el camino de la Meditación. El Ser Transpersonal.


La atención plena que ejercitamos en nuestras prácticas de meditación, dispara en nuestra mente un estado de intensa concentración, sin producir en ella un estado de tensión sobre el objeto de estudio u observación. Por el contrario una correcta guía en nuestra práctica cotidiana de meditación nos permitirá el desarrollo de virtudes cognitivas superiores,un desarrollo de los valores como la compasión, la determinación para vencer los obstáculos, la humildad, la paciencia,la alegría interna, un flujo infinito del pensamiento creativo, ya que accederemos al infinito campo inconsciente de donde emanan, como diría el psiquiatra Roberto Assagioli, nuestros saberes más profundos.

Nuestro futuro evolutivo comprende los estados del ser, del conocimiento y de los sentimientos que podríamos llamar el superconsciente . Para Assagioli el superconsciente es la región donde “recibimos nuestras mayores intuiciones e inspiraciones artísticas, filosóficas o científicas, ‘imperativos éticos’ o impulsos para realizar actos humanitarios y heroicos. Es el origen de los sentimientos más elevados como pudiera ser el altruismo, el genio y los estados de contemplación, iluminación y éxtasis”. La investigación del superconsciente es una de nuestras grandes labores.


El yo personal es un reflejo o un avance del Yo Transpersonal , suficiente para darnos un sentido de precisión e identidad. Vive en el nivel de la individualidad, donde puede aprender a regular y dirigir los distintos elementos de la personalidad. El conocimiento del yo personal es una condición previa para la salud psicológica.

La identificación con el Yo Transpersonal es un caso extraño: para unos es la culminación de años de trabajo; para otros, una experiencia extraordinaria e inesperada. En la antigüedad se describió con las palabras del sánscrito sat-chit-ananda: ser-consciencia-felicidad. El Yo Transpersonal - aunque mantiene un sentido de individualidad - se halla al nivel de la universalidad, en el reino donde los planes y asuntos personales están eclipsados por la visión más amplia de la totalidad. La percepción del Yo Transpersonal es indicio de plenitud espiritual.

Los invito a explorar el Inconciente ilimitado a través de la Meditación!

informes: adrianapaoletta@gmail.com