lunes, 19 de octubre de 2009

La Meditación es efectiva en el tratamientoTrastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).



Ayer tuve el mejor regalo del día de la madre,mis hijos aprendieron a andar en bicicleta sin rueditas. Fue tan emocionante ver la expresión de felicidad por ese logro corporal, que no sólo recordé mi libertad interior cuando aprendí a hacerlo de niña, sino también confirmé que nuestro cuerpo es fuente de regocijo y dicha.
Aprender con el cuerpo, es esencial para nuestros hijos, ya que ése aprendizaje corporal nos lleva a hacer realidad la cita de Juvenal "mens sana in corpore sano" que nos habla de la necesidad de un cuerpo equilibrado para el logro de un espíritu equilibrado.
Hoy en la vida urbana, estas facultades motrices están subvaloradas frente a las de la mente . Sin embargo la frase de mi hijo Gabo fue un despertador frente a tantos estímulos que damos como padres:-hoy mamá soy inmensamente feliz!. Redescubramos como padres aquellas cosas simples que aprendimos con nuestro cuerpo entregándonos un estado de plenitud difícil de olvidar. Aprendamos de la felicidad de nuestros hijos.

El síndrome de hiperactividad es un mal de nuestra época.La ritalina es la droga del momento. Realmente somos conscientes que podemos darles a nuestros hijos otros estímulos para expresar su energía vital?. Qué es lo que expresa tu hijo cuando se mueve o está desatento?. Ciertamente su cuerpo está incómodo , su mente intranquila y sabemos que hay técnicas inocuas para despertar en ellos la atención, el control sobre su cuerpo y su impulsividad. Hace muchos años que trabajo con niños y les aseguro que el juego corporal, la destreza sin competencia de las asanas de equilibrio,los ejercicios de respiración para controlar las emociones, la relajación y la meditación para calmar la mente son los puntos de encuentro entre el niño y su ser inquieto, que desea explorar este mundo jugando a través de su cuerpo. Ayudemoslo a encontrar el camino a casa.

Adriana Paoletta


Definición y evolución histórica

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH a partir de ahora) está caracterizado por tres síntomas: la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad, aunque como veremos más adelante no siempre tienen que estar presentes conjuntamente, puesto que existen distintos subtipos dentro de este trastorno.

Se trata de uno de los trastornos más importantes dentro de la Psiquiatría Infanto-Juvenil, constituyendo cerca del 50% de las consultas, y siendo además, posiblemente, el más estudiado de todos ellos. Es un trastorno crónico, que puede cambiar sus manifestaciones desde la infancia hasta la edad adulta, que interfiriere en muchas áreas del funcionamiento normal y cuyos síntomas persisten en hasta un 50-80% de los casos en el adulto. Constituye un problema clínico y de salud pública muy importante, generador de problemas y desajustes en niños, adolescentes y adultos.


Epidemiología

La prevalencia de este trastorno se sitúa en torno al 3-10% de la población infantil. En cuanto al sexo, está probado que los niños son más propensos que las niñas, en cifras que varían de 2 a 1 hasta 9 a 1. Las niñas presentan con mayor frecuencia problemas de falta de atención, dificultades para aprender y síntomas ansiosos y afectivos que sintomatología de impulsividad o agresividad.

De todos modos, las prevalencias estimadas varían en función de los métodos de estudio, el sistema diagnóstico y los criterios asociados (p. ej. situacional frente a generalizado, grado de desajuste), las medidas usadas, los informadores, la muestra estudiada.

Los estudios de prevalencia realizados en España no hacen sino confirmar tales datos en población de nuestro país. Los doctores Pedro Benjumea y Dolores Mojarro, en un estudio realizado en la población infantil de 6 a 15 años de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), encuentran una tasa de TDAH del 4-6%, y el doctor Gómez Beneyto, para la población infantil de Valencia (capital) del 3,5-8%.

Se estima que más del 80% de los niños que presentan el trastorno continuarán padeciéndolo en la adolescencia, y entre el 30-65% lo presentarán también en la edad adulta. Sin embargo, las manifestaciones del trastorno irán variando notablemente a lo largo de la vida.
El primer video es una noticia aparecida en el horario central de la televisión norteamericana,lo que nos da una dimensión del problema el segundo nos muestra en la voz, la mirada y el cuerpo de niños tratados con ritalina el efecto desvastador del uso abusivo de esta droga.
VIA TRASTORNOHIPERACTIVIDAD


Testimonios de niños medicados por el deficit de atención

3 comentarios:

Luz del Alma dijo...

1ro lo primero, Felicitaciones y felicidades por la nueva habilidad de tus hijos! Es una maravilla y qué regalo...!
Es lamentable lo que estamos haciendo con los niños, aunque sigo apostando al despertar, sé que no es facil, pero cada vez somos mas..., somos mas los que escuchamos a "esos niños", que tanto mensaje tienen para nosotros, los adultos.
Gracias Adri.
Abrazo de luz, Mirta

maju dijo...

Estoy muy preocupada por la cantidad de niños que son medicados en la actualidad con drogas como la Ritalina para el tratamiento del TDA/H. Es excelente la propuesta de trabajar con ellos desde el control de si mismos a través de la respiración, la relajación y la Meditación trascendental. Ojalá esta corriente propere.
María Julia. psicopedagoga

Anónimo dijo...

Maravilloso aprendizaje! El estar atentas estas necesidades. Mi hija pudo amar el yoga, pero luego por fallas humanas, lo dejó. Sigamos apostando a este crecimiento de nuestro hijos en pos de una humanidad mejor. Gra.