martes, 27 de octubre de 2009

Vuelve a ser un niño


Hace un tiempo luego de una práctica de atención plena en mi estudio de Yoga tuve una experiencia un tanto reveladora.Anteriormente a la práctica de meditación, había realizado junto a mis alumnos unas visualizaciones que tenían como objeto llevarme y llevarlos a mi-nuestra infancia.

Al abrir los ojos luego de la meditación, me vi reflejada en el espejo que abarca toda una pared del estudio , donde los alumnos controlan la correcta ejecución de las asanas. Tuve entonces la extraña sensación de que aquella imagen no era yo sino que era alguien que había visto por primera vez, ocupando mi cuerpo .Lo miraba desde mi ser sin fronteras desde el niño eterno que vive dentro nuestro, fresco, alegre, desprejuiciado,silencioso e invisible.Un niño que no tiene en cuenta las apariencias , que solo ve y escucha ,que no sabe de odios ni de juicios, que observa, respeta y tiene paz.

Recordé entonces que hace un tiempo le había dicho a mi suegro que jugaba con mis hijos, que no corriera tanto porque se podía hacer daño y que él asombrado y riendo me había dicho "ah, no me había dado cuenta".Era la fuerza de su niño interior que lo impulsaba a sentirse una vez más, libre como el viento en sus 90 aÑos.

Me percaté entonces que en cada adulto hay un niño desesperado por ver la luz.

El niño está lleno de vida y el adulto casi vacío.Esta vacuidad del adulto se revela en el miedo, la ansiedad,los prejuicios , las luchas y el apego.

La cualidad que vemos en los genios es similar a la de los niños ambos comparten el afán de explorar sin pensar en el fracaso ni preocuparse por las críticas o el que dirán.

Ese niño está a tu alcance aquí y ahora lo único que debes hacer es dejarlo salir.
Como dijo Heráclito "El hombre está mas cerca de si mismo cuando alcanza la seriedad de los niños cuando juegan".

Recuerda lo siguiente y ponlo en práctica:

Cuando te percates que estás demasiado serio y solemne recuerda que el observador que tienes dentro de ti está viendo lo agrio de tu actitud. Préstale atención y verás que el no cree ni por un segundo tu actuación . Te está diciendo , no me puedes engañar , cambia de actitud.

Toma esta decisión"nunca voy a dejar que un anciano tome mi cuerpo" . Tu cuerpo puede estar alquilado por una persona mayor pero el observador eterno e invisible que se da cuenta de todo siempre será como un niño , inocente y dispuesto a entrar en tu vida con resolución y firmeza.

Adriana Paoletta

6 comentarios:

maria rosa dijo...

Hola Adriana, gracias por tu publicación, me ha gustado, y mucho, estoy de acuerdo totalmente con lo expones, e intentaré no olvidarlo.
A mis 67 años, el yoga para mí es como la luz que ilumina todos mis dias.
Ha sido un verdadero placer y volveré, aunque ahora ando un poquillo falta de tiempo... estoy en plena mudanza de casa.
Un abrazo desde orillas del Mediterraneo.

Emma dijo...

es verdad, yo nunca he dejado de sentirme como una niña, pero mi cuerpo me ha pegado un revés que no puedo dejar de sentir como un castigo.
quizá es porque mis padres me castigaron mucho sin razón.

Anónimo dijo...

Q bueno q nos lo haga recordar! A veces tenemos tantos ancianitos alrededor nuestro o estamos cansados q nos olvidamos de ese pequeño gran ser q nos invita a la REBELION. QUE NOS PODAMOS AMAR MAS. GRACIAS Gra.

Lucas dijo...

Qué hermoso es lo que decís Adriana!!

Siento que, cada vez que permitimos que el NIÑO de nuestro interior apenas asome, las cosas se ven de otra manera. Un brillo sin igual nos rodea. Las aristas se vuelven blandas. Todo parece sonreir con una trasnparencia profunda ...

Y pensar que ello pasa cuando el NIÑO apenas asoma ... ¿qué sería si le dejásemos salir completamente?

Adriana Paoletta dijo...

Queridos Maria Rosa, Lucas y Gra:
Son uds tremendamente amables al visitarme , les mando un abrazo de luz .
Adriana

Adriana Paoletta dijo...

Querida Emma: es suficiente con el dolor que a veces tu cuerpo te proporciona como para agregarle el SUFRIMIENTO de vivirlo a ese dolor como un castigo.
Liberate como lo hacen los niños , sin rencor y sin límites .Te aseguro que podés hacerlo
Te mando un abrazo de luz y comprensión.
Adriana