Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Todos somos hermanos .

La vida quiso que fuera madre de mellizos,.Este video no solo rememora mi embarazo sino que hizo que sintiera la calidez de la vida intrauterina. Quizás no nos hayamos dado cuenta que la TIERRA es nuestro útero aquí afuera de la panza de mamá.

Ayer tuve la oportunidad de cenar y charlar por separado con cada uno de mis hijos mellizos. Con Gaby, fue descubrir y pensar en que lugar se ve trabajando, cuales son sus intereses más notables para descubrir de a poco su vocación. Las materias humanisticas lo apasionan desde chico, es un gran organizador, un creador de ordenes nuevos, un perfeccionista nato, que adora múltiples artes, que tengan en cuenta el enseñar ante todo. Ama el teatro shakespiriano, lo clasico, la belleza , la pintura y el orden. Es un gran colaborador en toda tarea de equipo. Y descubri hablando con él ,que estas charlas eran tan idénticas a aquellas que teniamos de niños y en realidad sus gustos eran los mismos , sólo que ahora quizas habia mas información a su alrededo…

Matsyendranasa. La leyenda del nacimiento del yoga.

Matsyendrasana

Cuenta la leyenda, que Shiva enseño a su esposa Parvati una forma de abrir los ojos por primera vez en su vida y ver la realidad.



Y fue asì còmo Shiva se metiò en una cueva con Parvati, y dìa tras dìa le enseño yoga. Lo hacìa dentro de la cueva, para que nadie pudiera verlos, pero, sin darse cuenta, iban a ser observados. Un ser, un pequeño pez, se dio cuenta de lo que hacìa y comenzò a mirarles sin que lo supieran. El pez se asombrò de todo: de los movimientos extraños que realizaban, de las intensas respiraciones, de los cànticos y de los sonidos, y, sobre todo, se asombraba de la cantidad de tiempo que permanecìan quietos, a veces durante varias horas, observando un pequeño punto en una pared de la cueva. El pez se sintiò curioso, tanto, que comenzò a imitar todas aquellas cosas. Imitò sus posiciones, sus estiramientos, sus retenciones de respiraciòn, sus largas horas de silencio. Y entonces ocurriò algo increìble: su cuerpo comenzò a cambiar. Le salieron pequeños bult…