miércoles, 7 de octubre de 2009

¿Realmente queremos reinventarnos?.Lóbulo frontal y cambio terapéutico.


En la primera parte de esta nota llamada La meditación y el lóbulo frontal comenzamos a dar pistas acerca de lo que la ciencia nos dice acerca de los beneficios de la meditación , en esta segunda parte seguimos aportando datos que confirman el poder del pensamiento como guía hacia la sanación y la transformación de nuestros condiconamientos cognitivos, conductuales, emotivos y espirituales..
Las mayoría de las especies de la naturaleza necesita de un largo lapso de tiempo para variar su genética y por lo tanto responder de forma diferente a los estímulos del ambiente a eso se llama evolución.
El ser humano tiene un privilegio, gracias a la presencia del lóbulo frontal( ver gráfico del cerebro aquí) los seres humanos no necesitamos de tanto tiempo , podemos modificar nuestra conducta , nuestros actos casi espontáneamente.
Cuando empezamos a dominar el arte de la observación , ya que el dominio de este arte nos permite que algo extraordinario ocurra en nuestro cerebro, el lóbulo frontal baja el volumen de los estímulos externos,baja el volumen del cuerpo y del ciclo de reacciones que van del cuerpo al cerebro y viceversa,baja el volumen de la reacción al medio ambiente, en otras palabras, mediante el arte de la observación es posible perder la noción del tiempo y el espacio.
El lóbulo frontal es lo que permite que el pensamiento sea más real que todo lo demás de esa manera al concentrarnos plenamente en ideas positivas se producen nuevas conexiones entre neuronas que terminan produciendo cambios físicos en nuestro cerebro
"Cuando nos concentramos en algo, el lóbulo frontal se centra en el nuevo pensamiento y el cerebro rehace su cableado. Esto quiere decir que podemos cambiar nuestra mentalidad fortaleciendo estas nuevas conexiones y eliminando las que no utilizamos. Pero hay que repetir esa experiencia para activar el cerebelo, que hace que la mente y el cuerpo trabajen juntos" (Joe Dispenza)
Es así que en nuestras prácticas de meditación, a través de la práctica de la atención plena se producen grandes cambios en el nivel de la conducta y observamos como los sindromes de ansiedad se mejoran, la depresión comienza a levantar su velo sombrío y los trastornos psicosomáticos se redescubren bajo una nueva luz que los libera de su prisión en el cuerpo físico.Instante a instante nos reinventamos , ¿pero realmente lo creemos desde el corazón y desde el más recóndito eón de nuestra existencia?. Esa es la clave: ¿qué primará en nuestra percepción, lo nuevo o los antiguos condicionamientos?. Aquí está tu libertad. Explórala!

Adriana Paoletta

Lobulo frontal y cambio terapeutico: Reinventarse
por raulespert

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo antiguo a veces quiere aflorar...Pero sabemos q Nuestro Espíritu puede llenar todos esos espacios viejos y colmarlos con la nueva energía.Gracias y muchos Abrazos Azules. Gra Bahia

Adriana Paoletta dijo...

Lo más difícil es dejar atrás quienes fuimos en el instante que ya no está!
Un abrazo Gra y gracias por tu comentar permanente!

Adri