viernes, 26 de junio de 2015

Cuáles son los beneficios de meditar.



LA MEDITACIÓN
La meditación sobre la impermanencia y la muerte es muy importante. Por esa razón fue la última enseñanza que dio Buddha. Buddha explicó que todos los fenómenos que surgen debido a causas, son impermanentes.
No es suficiente conocer sólo intelectualmente la impermanencia y la muerte. Tampoco es suficiente saber de memoria todos los puntos sobre la meditación. Lo que hay que hacer realmente es meditar día tras día hasta realizar lo que significa la impermanencia y la muerte; si no se medita así diariamente no se conseguirá frenar el apego.
También nuestro cuerpo humano es muy frágil, es como una especie de burbuja;
Si tuviéramos un cuerpo de hierro, entonces quizá podría resistir más en algunas situaciones, pero la realidad es que cualquier pequeña circunstancia puede acabar con nuestra vida, un alimento en mal estado puede ser suficiente, o un simple pinchazo puede causar la muerte por el tétano.
La raíz es la rama, la rama es la raíz Ajahn Chan
Tan pronto nacemos ya estamos muertos. Nuestro nacimiento y nuestra muerte son sólo una cosa. Es como un árbol; donde hay una raíz, tiene que haber ramas. Si hay ramas, tiene que haber raíz. No se pueden tener las unas sin las otras.
Resulta un tanto ridículo ver cómo en los funerales la gente está tan llena de dolor y aflicción, temerosa y triste, mientras que cuando ocurre un nacimiento se siente feliz y encantada. Es un engaño; nadie se ha parado a mirarlo con claridad.
Creo que si verdaderamente quieres llorar, sería mejor hacerlo en el momento del nacimiento, porque realmente nacer es morir, morir es nacer, la raíz es la rama, la rama es la raíz.
Si tienes que llorar, llora por la raíz, llora por el nacimiento. Míralo con más detalle: si no hubiera nacimiento no habría muerte: ¿Puedes entenderlo?

Hay que meditar en la impermanencia y la muerte porque nos sirve para estar preparados
antes de que esta llegue; es lo que nos da el impulso para que seamos capaces de hacer los
preparativos necesarios para cuando llegue el momento.
Si meditamos en la impermanencia y en la muerte, obtendremos mucho beneficio y ventajas.
La primera de ellas es que se desarrolla un fuerte interés por la práctica, y de esa manera, uno puede alcanzar todos los niveles del camino, desde los niveles básicos hasta la buddheidad.
¿Cuáles son las desventajas de no meditar en la impermanencia?
¿Cuáles son las ventajas de meditar en ella?
LAS DESVENTAJAS
Las desventajas de no meditar son que no se tendrá ningún interés por la vía espiritual; uno se dejará arrastrar completamente por los intereses mundanos y no se harán los preparativos para ese viaje que se ha de hacer antes o después.
Suponiendo que se tenga algún interés por practicar, se irá dejando siempre para más adelante; no se verá el momento de comenzar, siempre se irá posponiendo y posponiendo hasta que llegará el momento de la muerte sin haber hecho nada. Y aún en el caso de comenzar la práctica no será pura, no será perfecta, debido a que en el fondo uno practicará impulsado por sus propios intereses mundanos, como tener una buena reputación o fama, no tener obstáculos ni enfermedades y tener una vida larga.
El deseo de que los demás nos consideren un buen practicante, un buen meditador a veces está muy escondido en nosotros, pero en el fondo está ahí. Eso impide que la práctica sea una práctica pura de Dharma, porque la motivación que uno tiene no es la adecuada. Además, aunque la motivación sea buena, si no se medita en la impermanencia y en la muerte, la práctica no tendrá intensidad.
Cuando se está muy interesado por algún tipo de actividad, se hace con mucho gusto y sin
esfuerzo. Con la práctica ocurre algo parecido. Si no se siente mucho placer por practicar, todo se hace duro y pesado y ese gusto por la práctica sólo puede surgir si se medita en la impermanencia y la muerte.
Otra desventaja de no meditar en la impermanencia y la muerte es que uno se involucrará continuamente en acciones negativas. Si no se ha meditado, cuando llegue el momento de la muerte, surge una gran preocupación y pesar; uno tiene la sensación de que no ha aprovechado el tiempo de vida. Pero cuando llegue ese momento, ya de nada sirve esa gran preocupación,
ese gran arrepentimiento, porque ya no hay tiempo de solucionarlo.
LAS VENTAJAS.
La meditación sobre la impermanencia y la muerte es muy poderosa, porque consigue que no
nos puedan perjudicar o arrastrar los engaños como el apego, el odio o la ignorancia, ya que se tiene una fuerte determinación para frenarlos.
Cuando uno empieza a practicar, también es muy importante la meditación en la impermanencia y la muerte porque nos provee de fuerzas para comenzar la práctica.
De hecho, la impermanencia y la muerte son el motivo que ha impulsado a muchos de los grandes practicantes como Milarepa, que al ver la muerte de uno de sus benefactores, sintió una fuerte necesidad de dedicarse de lleno a la práctica.
Esta meditación es importante para dar continuidad a la práctica de un modo correcto y también es muy importante para concluirla, es decir, para que podamos terminarla de una manera perfecta.
Otra ventaja será que al llegar el momento de la muerte, uno lo aceptará sin ningún tipo de preocupación; si se ha sido un gran practicante, incluso se aceptará ese momento con alegría, como si se tratara simplemente de un cambio, cambiar un viejo cuerpo por uno nuevo.

Si se ha sido un practicante de tipo medio, al menos no se tendrá ningún tipo de temor, y si se ha sido un practicante de tipo básico, no se tendrá ningún tipo de pesar o preocupación.
Puesto que la muerte es algo por lo que tenemos que pasar, es muy importante hacer los preparativos; es como si supiéramos con certeza que vamos a tener que ir a India, haríamos todos los preparativos necesarios para ir.
Además, hay que tener en cuenta que en un viaje común, como ir a India, se puede recibir ayuda de otras personas que tengan experiencia; pero en el momento de la muerte, lo único que nos va a servir de ayuda realmente es la práctica del Dharma.

jueves, 25 de junio de 2015

El Sanador herido. Arquetipos que debemos sanar.



El Sanador herido se ha iniciado en el arte de la curación tras experimentar algún problema personal. Este problema puede ser desde una verdadera herida o enfermedad física, hasta la pérdida de posesiones materiales. Al margen del tipo de herida, el reto inherente a este proceso de iniciación consiste en que la persona no puede acudir a nadie en busca de ayuda, salvo que se trate de cierto grado de apoyo. El iniciado es el único que puede curar la herida. Si se trata de una enfermedad o de un accidente, no suele tener cura por la vía convencional. El arquetipo del Sanador herido se manifiesta en tu psique a través de la exigencia de que te obligues a alcanzar un grado de esfuerzo interior, que es en un proceso de transformación más que un intento de curar la enfermedad. Si has completado con éxito este momento de iniciación, de forma inevitable experimentarás una curación excepcional. Una vez finalizada la iniciación, se abre una senda de origen divino que te impulsará a dedicarte al servicio de los demás. El lado oscuro del Sanador y del Sanador herido se manifiesta en el deseo de sacar provecho de los que necesitan ayuda, lo que incluye afirmar que puedes curar cualquier enfermedad.

Películas en las cuales se ve este Arquetipo: Ellen Burstyn en Resurrección; Louise Fletcher en Alguien voló sobre el nido del cuco (lado oscuro); Rosalind Russel en Amor sublime; Barbara Stanwyck en Miracle Woman (basada en la vida de Aimee Semple McPherson).

Novelas de ficción: La cindadela de A. J. Cronin; Elmer Gantry de Sinclair Lewis (lado oscuro). Religión/Mito: Asclepio (héroe romano que se convertiría más tarde en dios de las plagas y, después, en dios de la medicina y la curación); Esculapio (dios romano de la curación inspirado en el griego Asclepio); Garuda (gran ave dorada con pico de águila, alas y cuerpo humano, símbolo de los indios norteamericanos para la medicina); Meditrina («Sanadora», diosa romana del vino y de la salud que más tarde sería incluida en el culto de Esculapio); Eeyeekalduk (dios inuit de la curación); los budas de la medicina (los más importantes: Bhaishajyaguru del Tíbet y Yakushi-Nyorai de Japón, que simbolizan la curación y la cualidad transformadora que tienen los budas).

Margareth Miss

miércoles, 24 de junio de 2015

Qué es la enfermedad?. Por el Dr. R. G. Hamer


Cuando tus emociones fluyen y son compartidas entre tus pares, el interior se limpia como un rio cristalino.  Adriana Paoletta
 El hecho que haya un vínculo entre la psique y la enfermedad ni es un nuevo descubrimiento, ni le pertenece al Dr. Hamer. Citando al Dr. Hamer:
"A través de los milenios, la humanidad siempre ha estado al tanto, en grado más o menos conciente, de que todas las enfermedades en último grado tienen origen psíquico, y esto se convirtió en un patrimonio "científico" anclado firmemente en el legado del conocimiento universal; es meramente la medicina moderna que ha convertido a nuestro ser animado en mera bolsa llenas de fórmulas químicas."

Cuando descubrí la "LEY FÉRREA DEL CANCER" y la del carácter bifásico de las enfermedades, y las presenté en octubre de 1981 en la Universidad de Tubinga como trabajo de habilitación, creía haber descubierto los nexos y vínculos del cáncer. Dos años mas tarde pude poner en evidencia, mediante sucesivas investigaciones que no solo el cáncer sino todas las enfermedades respondían con rigor a estas dos Leyes Biológicas.

Basándome en la embriología y en el estudio del comportamiento logre en 1987 encontrar la 3a y la 4a Ley Biológica. Incluso, para mi sorpresa, pude constatar que todas las enfermedades de la medicina podían explicarse según estas cuatro leyes biológicas, y que esto podía reproducirse en cualquier caso aislado. Gracias a esta visión biológica de las cosas llegue a una consecuencia sorprendente:
Al observar por separado las enfermedades de cada una de las hojas embrionarias, pude constatar que había un sentido biológico evidente. Comprendí que las llamadas enfermedades no representan errores de la naturaleza carentes de sentido y que había que combatir, sino sucesos inteligentes y útiles, de manera que me vi obligado a preguntar ante cada enfermedad:
- ¿Como apareció esta "enfermedad"? (el como de la "enfermedad") (¿Cómo?)
- y, ¿Que sentido biológico tiene? (el para qué de la "enfermedad") (¿Porqué?)
Llegué a la conclusión de que el sentido biológico de la "enfermedad" solo podemos comprenderlo partiendo de la embriología. Se impuso además la necesidad de considerar el factor biológico-social para comprender el sentido biológico. ¡Una madre "enferma" para provecho de su hijo ó para el de su pareja!
Finalmente surgió en mi la siguiente pregunta: ¿No estará equivocado el concepto de enfermedad que hemos tenido hasta ahora, solo por no haber estado conscientes del sentido biológico (finalidad, utilidad) que tiene toda así apelada enfermedad?
Logré constatar que el sentido biológico de la enfermedad depende de la hoja embrionaria. Por ejemplo, el sentido biológico de las enfermedades de la hoja blastodérmica interna siempre se observa durante la fase de conflicto activo. En cambio, por ejemplo, en las enfermedades de los órganos regidos por la sustancia blanca cerebral siempre se observa el sentido de la enfermedad en la fase de curación, cuando el conflicto está resuelto (segunda fase).
Todo esto supuso para mí una nueva concepción nosológica del antiguo concepto de "enfermedad". Y por este motivo, en realidad, no deberíamos hablar de "enfermedades" en el sentido tradicional, sino de Programas Especiales de la Naturaleza con pleno Sentido Biológico, con una determinada finalidad útil, a los que llamaremos en adelante SBS (Sinnvollen Biologische Sonderprogramme).
* El inicio de este Programa Especial de la Naturaleza (SBS), el DHS (Síndrome de Dirk Hamer), es un evento de gran utilidad y con mucho sentido pues pone en marcha dicho programa especial.
* La finalidad de este trabajo de habilitación es explicar el proceso que me ha llevado a esta nueva visión dentro del campo de las ciencias médicas. Lo que denominábamos "enfermedad" es, desde el punto de vista científico-nosológico un suceso teleológicamente real con un sentido biológico muy claro -un Programa Biológico Especial de la Naturaleza, de gran utilidad (SBS).
La Nueva Medicina Germánica como disciplina científica de la naturaleza y sus cinco leyes biológicas
Si hablo de una NUEVA MEDICINA en contra distinción a una "medicina antigua", conviene que explique primero, lo que yo entiendo por NUEVA MEDICINA. Se trata de una nueva concepción de la medicina que tiene en cuenta un organismo universal comprendido por la unión de la psique, como integradora de todas las funciones del comportamiento y de los conflictos, el cerebro, como "ordenador" que controla todas estas funciones del comportamiento y de los conflictos, y los órganos, que expresan los resultados de estos sucesos. Todo esto es incluso un poco más complejo, pues el ordenador que es nuestro cerebro programa en realidad al programador que es la psique y por lo tanto se programa a sí mismo.
La NUEVA MEDICINA es una ciencia empírica. Se fundamenta en 5 Leyes Biológicas descubiertas empíricamente que se aplican en cada caso particular de "enfermedad" de forma rigurosamente científica.
No precisa dogmas, tampoco hipótesis o las denominadas probabilidades estadísticas. Es una disciplina clara y lógica, fácilmente comprensible y comprobable por cualquier individuo con una inteligencia normal, pues se ciñe obligadamente a las leyes científicas de la lógica causal.
Términos corno materialismo, idealismo o metafísica están aquí fuera de lugar. Hay muchas cosas en la naturaleza que no comprendemos y que denominamos metafísicas en lugar de metagnósicas, pero lo que sucede en realidad es que para la mayor parte de fenómenos metafísicos no hemos tenido, ni tenemos aún, la llave apropiada para lograr comprenderlos. De esta manera un simple rayo acompañado de su trueno fueron considerados durante siglos, y hasta hace muy poco, como "fuerzas metafísicas". Desde que lo podemos comprender, a la luz de la física y la electricidad, aquel suceso no ha perdido su carácter de milagro metagnósico, pues la cantidad de fenómenos que aún no entendemos en dicho acontecimiento y que antiguamente recibían atributos divinos, más bien ha aumentado.
Los médicos siempre hemos deseado tener una ciencia que se adapte a métodos científicos y a leyes naturales, es decir, una ciencia exacta. En nuestro fuero interno nos hemos concedido, en realidad, el derecho de consideramos eminentemente científicos. Pero la realidad presentaba otro aspecto. Había demasiadas hipótesis que teníamos que aceptar obligatoriamente (esto lo estudiaremos en el siguiente capítulo). Nos parecía legítimo encadenar una serie de hipótesis para "demostrar" las cosas más arriesgadas. Pero se trataba sólo de apariencias, puesto que carecíamos de auténticas leyes biológicas como en las ciencias naturales.

El Dr. Hamer, reveló las 5 leyes de la naturaleza que crean una valiosa contribución en el terreno de la medicina y que permiten entender los procesos naturales que tienen lugar en los seres vivos, cuando y como se desarrollan, su evolución y el sentido biológico de los mismos.
El miedo es uno de los venenos más potentes contra la mente y el cuerpo, es capaz de provocar la puesta en marcha de uno de estos procesos especiales de la naturaleza.
Todas las  enfermedades tienen un significado orgánico especial. 
(Articulo resumen de las teoría de la Germánica Nueva Medicina).

martes, 23 de junio de 2015

Ama hasta que duela.



 Amar es dar. Dar es algo natural en la espiritualidad femenina. Cuando se hace sin la espera de una respuesta condicionada, por el simple hecho de brindarnos, surge un estado de total abandono a la alegria sincera de tan solo estar. Estar en el instante siendo lo que surja. Asi trabajamos en Pequeños Pasos, Familia Conin. Con personas solidarias y felices, auténticas y generosas. Estando con las familias nos enriquecemos más y más.









Les comparto algunas ideas de Ken Wilber acerca de si existen diferencias entre el modo en que las mujeres experiementan la espiritualidad .

¿Hay distintas formas de alcanzar la iluminación en el varón y la mujer?.
Contradiciendo lo son diferentes para los hombres que para las mujeres . Las féminas tenderían a este situarse “fuera” de la realidad mediante el amor extremo, y los hombre mediante lafirmeza y concentración extrema, equivalente a la inmovilidad frente a un muro de ladrillos en posición de loto. Wilber comenta el ejemplo de enfermeras místicas de la Edad Media que lamían las heridas de los leprosos a fin de demostrar que todo en el universo es igual ante dios: también las heridas de la lepra.
El objetivo de ambos ejercicios, aunque pueda parecer paradójico, es el mismo:alcanzar la liberación del dualismo de la realidad, de la bipolaridad entre agradable/desagradable, bueno/malo… para alcanzar la iluminación.

Es la misma idea con la que la Madre Teresa de Calcuta pronunció las famosas palabras “hay que amar hasta que duela“. El amor extremo, el amor por todos en cualquier circunstancia, es uno de los caminos que pueden llevar a la liberación de las formas: porque ese amor conlleva igualarnos a todos ante la luz primordial… y, finalmente, la unión con esa consciencia divina. Como dice el antiguo aforismo, “por el más y por el menos se alcanza la iluminación“.


El mismo objetivo que se busca con la meditación profunda en último extremo: la liberación de la mente, y la unión con la energía divina.
Como siempre sucede con Wilber, su planteamiento es valiente y diferente: no obstante, para mí no responde del todo la pregunta.
Efectivamente, ¿sería el nirvana diferente si una mujer hubiera recibido la iluminación?

Y respondo... la iluminacion es un estado de gracia en el que amas tanto que tu y el otro son uno. Todo lo que haces estará iluminado, si tus actos son desapegados y llenos de amor.

Gracias a todos!
adriana

lunes, 22 de junio de 2015

Los NUDOS INTERNOS que debemos transformar. Sanando VINCULOS.

El experto en meditación Thich Nhat Hanh nos habla de las “formaciones internas” y nos explica que podemos llamarlas también “ataduras”  o “nudos”. Esto ocurre cuando nuestro modo de percibir las cosas no son “reales” y de esta forma atamos nudos en nuestro interior. Por ejemplo, en la familia, alguien te defrauda después  de haberle brindado tu confianza ¿Cómo reaccionamos entonces? ¿Te sientes tan enfadado o traicionado que tu mundo se quiebra en mil pedazos ?. 



Según explica Thich Nhat Hanh, cuando nos enfadamos, se crea un nudo en nuestras entrañas. No es malo que aparezcan emociones en nosotros, el poder de ellas está en saber “transformarlas”. Porque no se trata de ser inmune o de no sentir nunca rabia, dolor, tristeza, ira, etc. sino que se trata de TRANSFORMAR esas emociones; palabrá mágica ésta, si la comparamos con la ENERGÍA, que no se crea ni se destruye, sino que se TRANSFORMA…
Lo que solemos hacer cuando aparecen esas emociones , es reprimirlas, esconderlas, aislarlas en lugares remotos de nuestra mente, subconsciente, pensando que así, las “olvidaremos”. Quizá actuemos como se espera de nosotros que lo hagamos, no como querríamos hacerlo realmente. Entonces no solo no olvidamos, sino, lo que es peor, posiblemente afloren en el momento más inoportuno, en cualquier instante… En nuestro cuerpo armando un sintoma que describe la emocion reprimida. 

Cuando un hecho doloroso ocurre se debe procesar, a traves del dialogo, jamas ocultarlo o guardarlo en soledad. Miestras lo hacemos conciente, la traicion, el despecho, el enojo, la rabia , la emoción va cursando un camino más racional es como un río que mientras más corre más se limpia. Es mentira que ocultar nos sana, o repara algo. Por el contrario, todo lo que se calla se vuelve sintoma en el cuerpo o Acting en la realidad. 


Para transformar Y preguntarnos: “¿por qué me siento mal cuando creo no recibir lo que merezco? ¿por qué me siento mal cuando alguien (o una persona concreta) me dice esto? ¿por qué contesto así? ¿por qué se me encoge el corazón cuando oigo ciertas cosas (o cosas sobre alguien)? ¿por qué siento rabia, celos, ira…? ¿por qué en vez de ir a hablar con mi marido, me enfado y empiezo a pensar mal de él? ¿por qué no me planteo la posibilidad de que quizá esto que me hayn quitado, haya sido lo mejor para mí _ que esto no haya sucedido tiene un por qué…?”

No tengas miedo de mirar hacia adentro.Dedícate el tiempo que necesites a contestarte. Quizá encuentres experiencias del pasado que afecten a tu emoción ahora. 
A continuación, toma la costumbre de estar atento a cada momento, trata de ser consciente de lo que ocurre con tus sentimientos, percepciones en cuanto aparezcan y no dejes que esos nudos echen raíz dentro de ti. Qué emocionante adentrarte en tu interior ¿no te parece? Así podremos acabar cualquier cosa que empecemos y sobre todo, aprender a transformar con el poder que tenemos dentro de nosotros, para acabar siendo mas valientes de lo que solemos pensar y mas libres para elegir nuestros afectos y limpiar los vinculos toxicos que redundan en mas y mas sufrimiento. Pues si algunas personas estan lejos es mejor que asi sea para tu salud mental y espiritual.Nunca te lo preguntaste.?

Sesiones personalizadas . La Sanación espiritual de los vínculos . Lic. Adriana Paoletta. Clases de meditación, sanación pránica, alineación energética familiar. consultas@taitoku.com.ar  

 

martes, 9 de junio de 2015

Celebrar sin un hijo.


En estos 3 años sin mi hermana sentí, viví y camine por lugares fríos, oscuros, profundos y llenos de amor.    

Como cristiana abrace mi fe con todas mis fuerzas, pues nada había mas poderoso que esa fe que había llevado años conmigo creciendo en mi corazón.  Pude entregarle el alma de mi hermana a esa Virgen que tanto la había cuidado en su enfermedad, conduciéndola hacia un camino de Santificación aceptando su Calvario como un camino directo al corazón del cielo.

Nadie sabe mas de mi hermana y de su alma que yo. Fui madre, hermana, consejera espiritual, creadora de bellezas junto a ella. Fui su guía hacia la eternidad y soy mensajera aquí en la tierra. Pues cuando un alma parte sin poder cumplir su vida entera, criar a sus pequeños bebes, expresar su libertad, HABLAR, decir, sentir en libertad, una parte de su alma queda aquí en la tierra floreciendo en los misterios naturales.

                        

Desde chicas supimos que estaríamos así de unidas y así lo fue Romi. Pues yo sigo comunicándome con tu corazón trascendido y ahora lo entiendo todo. Porqué partiste, porqué tuvimos que caminar en las brazas del dolor, de la perdida y aceptar lo indecible. Lo se y lo sabemos todos en la familia.
cada uno a su manera acepta, comprende y espera... Sabiendo que vos , algún día , nos harás entrar en ese Cielo donde las almas humanas se encuentran cuando se han amado mas allá de la muerte.

Hoy mas que nunca entre nosotros estarás junto a tus hijos espiritualmente celebrando el cumpleaños de 80 de nuestro papá.

Eterna Romi.Te amamos!

domingo, 7 de junio de 2015

Remedios naturales para los problemas de próstata

Es bastante frecuente que los hombres en especial a partir de los 45 años comiencen a desarrollar algunas afecciones en la próstata.
El problema más común es el agradamiento y la inflamación de la próstata.
Hay tratamientos médicos para poder controlar estas afecciones y que no se compliquen en el futuro.
Pero también se puede usar medicina natural para resolver este tipo de afecciones.

Remedios naturales para los problemas de próstata son:
-Consumir 1 cucharadita de polen de abeja ayuda a mantener la próstata sana y detener el avance de alguna afección o síntoma que ya se presente.
-Para desinflamar la próstata se recomienda beber té verde ya que es muy efectivo para este fin. Hasta 3 veces al día se puede tomar la infusión de té verde.
-Comer semillas de calabaza favorece la salud de la próstata o la mejora si hay alguna afección en este órgano masculino.
-La decocción de la borraja ayuda a desinflamar la próstata. Se debe tomar 2 tazas al día.
-También se recomienda consumir ciertos alimentos que ayudan a prevenir y combatir problemas en la próstata como tomate, calabaza, coles, germen de trigo, brotes de alfalfa, soja, sandia, aceite de linaza, ajo.
-Un jugo de vegetales para tratar afecciones en la próstata es el que se prepara con ½ pimiento o morrón, 1 poco de brócoli y 3 hojas de col. Se debe lavar muy bien estos vegetales y luego se los pasa por la juguera a todos los ingredientes. Cuando está bien mezclado se puede beber. Se tiene que tomar todos los días en ayunas por al menos 3 meses o más si se necesita.
Los hombres deben controlar su próstata para prevenir el cáncer en esta zona pero también deben tratar otras afecciones que afectan a este órgano.
Una visita anual al médico y la realización de estudios permitirá prevenir el desarrollo de patologías. En caso de diagnostico de alguna afección en la próstata se puede complementar los remedios caseros y naturales con el tratamiento médico para obtener mejores resultados.

Via http://segurcaixaadeslas.blogspot.com.ar/2012/12/por-que-comer-alimentos-germinados.html

martes, 12 de mayo de 2015

Mis 10 claves para meditar en Revista Susana de Mayo.


La practica de la meditación tiene miles de años, pero hoy la ciencia confirmo lo que muchos maestros ya sabían. Cesar el flujo incesante de pensamientos y conectarnos con lo mas profundo de nuestro ser evita enfermedades y alivia malestares, mejorando nuestra calidad de vida y la de de quienes nos rodean.  

Si quieres enterarte mas acerca de esta nota , en la revista de Susana, mes de Mayo, continuaras acercándote a esta disciplina de liberación.

Clases de meditación con la Lic. Adriana Poaletta Miercoles 20 hs San Blas 3060 1 piso A. 54 9 11 58002600

martes, 31 de marzo de 2015

Personas tóxicas: Cómo reconocerlas. La gente nociva existe y provoca daño a los demás.

Equipo de voluntarios de CRIANZA, YOGA TERAPEUTICO y COCINA TERAPEUTICA, para la PREVENCION DE la desnutricion infantil. 
“La crueldad es un tirano sostenido sólo por el miedo.”-William   Shakespeare 
Estas personas ponen barreras de todo tipo a los esfuerzos y logros  en nuestra vida. La raíz de su comportamiento son los celos o envidia y la frustración. La falta de amor propio los bloquea para sentir empatía , compasión, amor o buena disposición hacia los demás. Nunca está demás conocer su modus operandi, para sobrevivir a su encuentro.
“La crueldad, como cualquier otro vicio, no requiere ningún motivo para ser practicada, apenas oportunidad.”   -George Eliot
En el siguiente artículo, escrito por  Loreley Gaffoglio, profundiza en el tema
El que destila un odio visceral y se regodea con la humillación del otro, el que avasalla al semejante, el que busca manipular con mentiras, el que agrede innecesariamente y desvaloriza al otro para sentirse bien él, el que daña con intención sin jamás proponer una reparación, el que incomoda con sus imposturas, el envidioso de todo lo ajeno y el que urde los problemas para acercar luego sus soluciones.

La nómina de personas dañinas la completan el autodestructivo, el narcisista patológico, el perverso, el violento impenitente y el estafador. Se sabe que de seres nocivos está lleno el mundo, ya lo poetizó Antonio Machado con su “mala gente que camina y va apestando la tierra”, pero ¿existe realmente la gente “tóxica”? ¿O el término, por descalificador y estigmatizante, se lo reserva sólo a Adolph Hitler o a Ben Laden?
Las neurociencias dicen que sí, que la gente “tóxica” -encarnada por aquellos seres rapaces que inexorablemente perturban el bienestar ajeno y vampirizan al semejante- existe. Y endilgan a fallas químicas la irrigación de esa toxicidad. Sus conductas se traducen en patologías, y la coexistencia con ellos resulta imposible.
En el psicoanálisis y la psicología, la literatura está dividida. No obstante, ambas se inclinan por los vínculos y comportamientos “tóxicos” más que por las personas, ya que lo que es “tóxico” para unos puede ser perfectamente aceptado por otros. En todo caso, se trata de una percepción subjetiva, dicen.
Si bien no existe una cofradía donde se imponga la toxicidad, al hurgar en los perfiles nocivos, sin duda que algunos políticos -aquellos que sólo buscan ser escuchados y prometen lo que saben que jamás van a cumplir- podrían encajar en ese estereotipo. Y, dentro de las relaciones de poder, tampoco los jefes desconcertantes, impredecibles o arbitrarios -los seudoemperadores de la verdad, incapaces de encomiar méritos o esfuerzos- se escapan indemnes a la toxicidad.
Tipos de “encuentro”
“Quien mejor se ha dedicado a este tema en la historia de la filosofía es Baruch Spinoza”, apunta el filósofo Tomás Abraham. “El habla de encuentros que potencian nuestras energías y nos dan alegría y los que las disminuyen y producen tristeza. Cuando dos cuerpos se convienen entre sí, multiplican su potencia. Y cuando no lo hacen se produce un mal encuentro, semejante a una especie de envenenamiento”, explica.
Pero Abraham pone un freno, al aclarar que “pensar las relaciones humanas en términos de toxicidad deriva de las teorías degenerativas de la psiquiatría racista del siglo XIX”.
Investigadora de la vida cotidiana a través de la enjundia filosófica, Roxana Kreimer es asertiva respecto de esa categoría, popularizada por la norteamericana Lilian Glass, en su best seller Toxic people (Gente tóxica). Allí advierte que nadie es “ciento por ciento sano, ni física ni psicológicamente; por eso, es importante atender los patrones caracterológicos y sus efectos”, observa Glass. Su libro cuenta hace meses con una versión local, escrita por Bernardo Stamateas.
“Los comportamientos destructivos son tolerados si aparecen de manera esporádica. Pero cuando se repiten con frecuencia contaminan las relaciones interpersonales”, completa Kreimer.
“Confucio decía que si uno se topa con gente buena, debe tratar de imitarla, y si uno se topa con gente mala, debe examinarse a sí mismo”, añade. Y caracteriza a la gente “tóxica” “por su falta absoluta de empatía con el otro”. En ese grupo, incluye a los manipuladores, que se valen de la asimetría de la información para torcer destinos, y a líderes como George Bush, que buscan la adhesión a sus “decisiones impopulares presentándolas como necesarias”.
¿Qué sucede con los pesimistas consuetudinarios? Según Abraham, pueden ser “más lúcidos, inteligentes y valientes que toda esa pavada de la buena onda”. Para Kreimer, la negatividad en demasía termina siendo contagiosa.
Diana Cohen Agrest habla de “los vínculos destructivos de los que hay que huir”. Pero advierte sobre la estigmatización y la capacidad de cambio de las personas. “Los seres humanos -dice- no somos de una vez y para siempre. Estamos en constante proceso de construcción. El nombre definitivo es el del epitafio, pues sólo allí adquirimos una identidad definitiva. Mientras vivimos, se puede dejar de ser ‘tóxico’, como también se pueden adquirir otras características. Sólo una visión demasiado pesimista del ser humano lo condena a ser de una vez y para siempre.”
El filósofo Santiago Kovadloff confiesa cruzarse a menudo con este tipo de personas y rogar que en ese instante alguien en el teléfono lo libere de la situación. “Pongo el acento en los vínculos más que en las personas, porque el significado de alguien depende primordialmente de quien entable una relación con él”, ejemplifica. Y se pregunta si la gente realmente se cuestiona qué es lo que uno produce en el otro. “Yo también puedo irritar y ser muy aburrido en mi vida pública”, confiesa.
Sin embargo, ubica como rasgo dominante de la toxicidad “a las personas monologadoras y autorreferenciales y a aquellos que nos aplastan”. El corolario es el tedio, el desinterés y la urgencia de alejamiento, dice. Y arremete contra los simuladores y contra aquellos vínculos cimentados a partir de una necesidad tramposa: “La de no relacionarse realmente”.
Claves para evitarlos
– Las personas “tóxicas” influyen en la salud tanto física como psíquica del otro. Por eso es clave identificar los síntomas que una compañía nociva produce.
– A esas personas se las controla quitándoles su poder, escapando de ellas o no permitiéndoles acceso a nuestra intimidad.
– Si se debe convivir con ellas, en la familia o en el trabajo, hay que abstraerse mentalmente de su presencia y acciones.
– Cuando surge un comentario o comportamiento “tóxico”, simular que uno le presta atención cuando, en realidad, se esfuerza por desoírlo.
– Al “tóxico” se lo neutraliza con amabilidad. Su afán por lastimar con comentarios o actos desagradables resulta estéril si él percibe que carece de efecto.
– Focalizarse en las cosas positivas que uno tiene en la vida cuando se está cerca de una persona “tóxica”. Es un ardid efectivo para superar los malos momentos.
– Si no es posible evitarlos, adquiera un identificador de llamadas y reduzca al mínimo el contacto personal con ellos.
– La actitud positiva es siempre una elección. Prepárese mentalmente para estar bien y contrarrestar así las actitudes “tóxicas”.
– Si una persona “tóxica” forma parte de su equipo de trabajo, establezca de antemano y claramente las reglas de convivencia. Si se trata de su jefe, hágale saber que usted y su equipo pierden eficiencia frente a comportamientos negativos. Y póngale ejemplos.
– Si el “tóxico” no es alertado sobre su toxicidad, la extenderá en el ambiente. No deje pasar por alto esas actitudes y convérselo inmediatamente con él.
– Ejercite su propia autocrítica y revise con asiduidad qué tipo de actitudes y comportamientos tiene usted para con los demás. Usted también puede ser “tóxico” para otros. La regla es simple: no les haga a los demás lo que no desea que le hagan a usted.
 Fuente:Lanacion.com.ar

lunes, 23 de marzo de 2015

¿Amar para siempre o amar condicionalmente?

El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artísticocientífico,filosóficoreligioso). De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudesemociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto.
En español, la palabra amor (del latínamor, -ōris) abarca una gran cantidad de sentimientos diferentes, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico hasta la proximidad emocional asexual del amor familiar y el amor platónico,2 y hasta la profunda devoción o unidad del amor religioso.3 En este último terreno, trasciende del sentimiento y pasa a considerarse la manifestación de un estado del alma o de la mente, identificada en algunas religiones con Dios mismo o con la fuerza que mantiene unido el universo.
Las emociones asociadas al amor pueden ser extremadamente poderosas, llegando con frecuencia a ser irresistibles. El amor en sus diversas formas actúa como importante facilitador de las relaciones interpersonales y, debido a su importancia psicológica central, es uno de los temas más frecuentes en las artes creativas (cine, literatura, música).
Desde el punto de vista de la ciencia, lo que conocemos como amor parece ser un estado evolucionado del primitivo instinto de supervivencia, que mantenía a los seres humanos unidos y heroicos ante las amenazas y facilitaba la continuación de la especie mediante la reproducción.4
La diversidad de usos y significados y la complejidad de los sentimientos que abarca hacen que el amor sea especialmente difícil de definir de un modo consistente, aunque, básicamente, el amor es interpretado de dos formas: bajo una concepción altruista, basada en la compasión y la colaboración, y bajo otra egoísta, basada en el interés individual y la rivalidad. El egoísmo suele estar relacionado con el cuerpo y el mundo material; el altruismo, con el alma y el mundo espiritual. Ambos son, según la ciencia actual, expresiones de procesos cerebrales que la evolución proporcionó al ser humano; la idea del alma, o de algo parecido al alma, probablemente apareció hace entre un millón y varios cientos de miles de años.5
A menudo, sucede que individuos, grupos humanos o empresas disfrazan su comportamiento egoísta de altruismo; es lo que conocemos como hipocresía, y encontramos numerosos ejemplos de dicho comportamiento en la publicidad
Los seres humanos podemos desarrollar en esencia dos tipos de actitudes: bajo una de ellas somos altruistas y colaboradores, y bajo la otra somos egoístas y competidores. Existen personas totalmente polarizadas hacia una de las dos actitudes por voluntad propia; por ejemplo, los monjes budistas están totalmente volcados hacia el altruismo, y los practicantes del objetivismo, hacia el egoísmo. Y también existen personas que combinan ambas formas de ser, comportándose, unas veces, de forma altruista y colaboradora, otras, de forma egoísta y competitiva, y otras, de forma parcialmente altruista y competitiva. En algunas partes del mundo predomina el altruismo (Tíbet), de modo que el egoísmo se ve en general como algo negativo. Y existen grupos humanos donde sucede lo contrario. Todas las guerras de la historia nacieron del egoísmo por parte de, al menos, uno de los dos bandos; todas las situaciones conflictivas del ser humano proceden del egoísmo.
Fuente Wiki.
Clase de Yoga y meditacion consultas@taitoku.com.ar