domingo, 10 de julio de 2016

Serie bambú. Vinyasa Ashtanga Yoga terapéutico balance.

video

Serie Bambú

Para recuperar el equilibrio en personas con hernias discales,
atrosis de rodilla y cadera, pinzamientos de discos

Los elementos de ayuda son vital importancia para el ashtanga yoga terápeutico dedicado hace veinte años a rehabilitar a través del yoga y la medicina oriental las afecciones de columna y enfermedades que cursan con dolor crónico.

Hoy les presentamos la serie bambú que es fundamental para recobrar la fuerza perdida en patologías que cursaron con inflamación nerviosa y dolor crónico. 

Asanas que conforman la vinyasa

  1. tadasana
  2. Uttkatasana
  3. vrksasana
  4. ardha janusirsasana 
  5. virabhadrasana 1
  6. virabhadrasana 3
  7. virabhadrasana 1
  8. garudasana
  9. tadasana
Adriana Paoletta

Formaciones de Ashtanga terapéutico, Medicina oriental, Yoga Psiconeuroemocional, Yoga terapeutico para niños, presencial y virtual. 
Aval. Codesama Comité de Salud y Deporte de la Asoc. Médica Argentina.

consultas@taitoku.com.ar


Serie Fortaleza de pie. Vinyasa de Ashtanga yoga terapéutico

video



Serie Fortaleza de pie

Vinyasa de Ashtanga yoga terapéutico de Adriana Paoletta para fortalecer cuádriceps en patologias de rodilla, cadera y hernias de disco.

Esta vinyasa ilumina los chakras muladhara y manipura para enraizarte en tu confianza interior para superar los obstáculos de la vida. 

Está conformada por las siguientes asanas 

  1. virabhadrasana 1, 2
  2. trikonasana
  3. ardha bujanghasana
  4. ardha parsva konasana
  5. parsvakonasana en shanti mudra
  6. chaturanga dandasana
  7. bhujangasana
  8. dhanurasana
  9. parsva dhanursana
  10. adho mukasvanasa
  11. tadasana

Adriana Paoletta

Para más información sobre Formación en Ashtanga yoga Terapéutico, Medicina oriental, Meditación, El camino de las virtudes, Yoga psiconeuroemocional   , Curso on line y presencial www.taitoku.com.ar
consultas@taitoku.com.ar

lunes, 4 de julio de 2016

Cómo educar a tu hijo en el mundo moderno



Qué hermoso sería que la educación de nuestros hijos fuera como lo era antes. Comportarse bien con los demás, saludar a los mayores, no robar, no mentir, no decir malas palabras, compartir con el otro tus golosinas y tu tarea, confiar sin medida, dar sin mirar a quién. 

Hemos llegado a un punto de relativismo moral en el que los padres debemos más que nunca educar con un mensaje más amplio y condicionado al desorden moral y ético de la familia y la sociedad en general.  

Entonces lo mensajes muy bien intencionados del yoga para niños, la educación por la paz, la no violencia tienen que traer un subtitulado en otro idioma, el del mundo contemporáneo. 

Si le aconsejamos a un adolescente que estudie , sea buen compañero y comparta su saber , también lo tenemos que alertar sobre aquellos otros adolescentes entrenados en el usufructo del saber ajeno, la ingratitud de aquellos a los que se ha ayudado y que además critican el apunte o no brindan su ayuda cuando se la solicita. Es duro educar y requiere de cierta sabia picardía que sólo algunos pocos chicos suelen usar de manera inteligente sin perjudicar a los demás.

Algunos consejos para chicos en edad escolar

Usen su intuición para ponderar al otro. Estar con alguien que miente, es violento con sus palabras, hipercrítico y malhumorado, genera en nuestro vientre una sensación de desagrado e incomodidad. 

Escuchar y observar sus valores. Si los cumple cuando se ponen a prueba. 

No intentar ser bueno para agradar. Dar lo justo y necesario sabiendo bien a quién se lo das. 

Que no nos usen de teléfono de angustias y reproches. Cortar la tendencia a la crítica de los demás.

Confiar en uno mismo y en algún par que sostenga tus mismos valores y tu mismo sentido de libertad. Dialoga y escurre tus dudas y angustias.

Saber decidir cuando es bueno hablar y cuando es bueno callar. Por impulso a veces decimos cosas sin pensarlas y callamos lo esencial para que no vean nuestra vulnerabilidad. Y a veces es necesario callar y tomar distancia de las personas que no nos respetan.

Saber elegir a nuestros amigos. Ponerlos a prueba. No adoptar siempre el rol de salvador, dador o estar siempre alegre para ganar aceptación. Por el contrario acostúmbrate a dar con modestia y a recibir con gratitud.  

Adriana Paoletta

                               

El camino de las virtudes
 Cómo aprender desde el corazón, el cuerpo y la mente


Sábado 10 de Septiembre 9.30 a 18 hs. Presencial y Virtual. Coordinan Adriana Paoletta y Mónica Alejandra López.

Programa que sienta las bases de una educación interna basada en el desarrollo de hábitos saludables para mejorar el aprendizaje. Teoría y técnicas novedosas para aplicar en ámbitos laborales, educativos y corporaciones, en la mejora de los recursos humanos. Vivencias transformadoras, abordaje corporal, meditación y literatura sagrada serán nuestros recursos para que descubras una nueva educación interior. Una educación que tenga como finalidad , sumar al conocimiento académico , el desarrollo de la atención , las inteligencias múltiples, la autonomía, el control de las emociones para el desarrollo de la empatía, la compasión y solidaridad para el crecimiento individual e interpersonal.

consultas@taitoku.com.ar















viernes, 1 de abril de 2016

¿Y SI LA ENFERMEDAD FUERA LA SOLUCIÓN?


La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo.

Anne Schutzenberger, Marc Fréchet, Groddeck , Hamer, Salomón Sellan y Claude Sabbah entre otros, han demostrado que las enfermedades no existen como tales, sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido.


En la naturaleza todo está codificado, en el universo todo es información, por lo tanto, en nuestro organismo también tiene que estar esa información.


Cada ser humano necesita ser escuchado. Cuidar al otro es sentir junto a él sus necesidades físicas,emocionales y espirituales.Brindar salud es crear armonia en la unidad funcional de la persona. 



En esto consiste la enfermedad básica: la energía se inmoviliza, se queda sentada, se aburre , deja de danzar y cantar. Es sabido que el agua estancada se pudre: allí comienza la tristeza y el abandono. A cada uno le "tocarán" órganos y funciones asociados a emociones y momentos determinantes, pero después la historia sigue sola, casi por su cuenta. Éste es el circuito que es necesario interrumpir si se quiere volver a existir con la simple alegría de la vida, si se desea que lo luminoso predomine ampliamente sobre la oscuridad e incluso la utilice para aumentar el resplandor.

El inconsciente nos envía señales que tenemos que interpretar, pero habla muchos lenguajes:el lenguaje de los símbolos, el de los arquetipos, las memorias religiosas, las étnicas,el lenguaje corporal, el registro emocional. Son lenguajes que permiten dar un sentido al síntoma. Pero, para creerse el cambio, el inconsciente necesita pruebas. Y aquí interviene el concepto de «pasar a la acción». El síntoma es la manera que tiene nuestro inconsciente de protegernos, pues nos avisa de que hay algo que no estamos gestionando bien. Pasar a la acción produce el cambio y, por consiguiente, la curación de la dicotomia psique-soma.La información no se pierde, se trasmite de generación en generación a la espera de un acto de conciencia de algún miembro capaz de liberar a todo el clan , a su pasado y sus futuros descendientes.

El yoga es un camino de sanación biológico,emocional y espiritual. Cada asana está diseñada para generar neurotransmisores y hormonas que actúan sobre el cuerpo y sus emociones. Las técnicas mentales para el despertar realizan un escaneo de nuestras falsas creencias que pueden desordenar los programas biológicos generando todo tipo de enfermedades y males espirituales. Un curso teorico práctico presencial y virtual con tematicas que abren y cierran en cada módulo ,el camino integral de las medicinas energéticas. 
Adriana Poaletta
consultas@taitoku.com.ar 
 Inicio 13 de abril . Terapeuta en Yoga psico neuro emocional. 
Aval. Comite de Salud y Deporte. Codesama, de la Asociación Médica Argentina

domingo, 27 de marzo de 2016

Cómo hacer para renacer



Las cruces que cada uno de uno de nosotros cargamos en nuestras espaldas traen consigo, las penas no elaboradas, las separaciones incomprensibles de tanto amor derramado, los duelos llorados, las enfermedades que no podemos entender, las distancias que quisieramos unir, las palabras que no nos dejan decir, la libertad encadenada de tantas injusticias.

Jesús como maestro cayó, lloró, perdió su fe, fue traicionado, lastimado, ofendido, muerto y sepultado. Pero también fue amado por tantos hermanos que en su fe aprendieron que su vida fue palabra consuelo, sus manos sanación, sus pies camino, su obra amor, su resurrección luz y eternidad.

Que la resurrección y su fuerza te permitan aceptar que en este mundo tendrás que cargar tu cruz para poder renacer desapegándote de la ilusión de perfección ya que dios mismo tuvo que sufrir como ahora tu mismo estás sufriendo para poder renacer.

A todas las familias que están cuidando un enfermo, a todas las familias que han perdido a un ser querido, a todas las familias que tienen hambre, a todas las familias víctimas de la guerra, a todas las familias que están separadas, a todos los que están solos sin familia...hoy podemos renacer de la mano...

Amén


Felices pascuas a todos mis seres queridos
a mis padres, a mi hermano Flavio, a mis hijos y a mi marido, a mis sobrinos que están lejos Frank y John, a mis sobris cercanos Pachu y Marqui, a mis sobrinos que están en mi corazón Maia y Tobi, a Dany, Paco y Jose y a tantos amigos que caminan a mi lado con tanto amor...

miércoles, 23 de marzo de 2016

Practicando el poder del ahora, Eckhart Tolle.



El ser no sólo es trascendente; también impregna profundamente cada forma, y su esencia es invisible e indestructible. Esto significa que ahora mismo puedes acceder al Ser porque es tu identidad más profunda, tu verdadera naturaleza. Pero no trates de aferrarlo con la mente. No trates de entenderlo.
Sólo puedes conocerlo dejando la mente en silencio. Cuando estás presente, cuando tu atención está plena e intensamente en el ahora, puedes sentir el Ser, pero nunca podrás entenderlo mentalmente.
La iluminación es recuperar la conciencia del Ser y residir en ese estado de «sensación-realización».
La palabra iluminación suscita la idea de un logro sobrehumano, y al ego le gusta que sea así; pero no es más que tu estado natural en el que sientes la unidad con el Ser. Es un estado de conexión con algo inconmensurable e indestructible, con algo que es esencialmente tú, y sin embargo es mucho mayor que tú. Es encontrar tu verdadera naturaleza más allá del nombre y de la forma.
La incapacidad de sentir esta conexión crea la ilusión de que estás separado de ti mismo y del mundo que te rodea. Entonces te percibes, consciente o inconscientemente, como un fragmento aislado. Surge el miedo, y los conflictos internos y externos pasan a ser la norma.
El mayor obstáculo para experimentar la realidad de tu conexión es la identificación con la mente, que hace que el pensamiento se vuelva compulsivo. Ser incapaz de dejar de pensar es una enfermedad terrible, pero no nos damos cuenta de ella porque casi todo el mundo la sufre y se considera algo normal. Este ruido mental incesante te impide encontrar el reino de quietud interior que es inseparable del Ser. También crea un falso yo fabricado por la mente, que lanza una sombra de miedo y sufrimiento.
La identificación con la mente produce una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquean toda verdadera relación. Esa pantalla se interpone entre tú y tú mismo, entre tú y tu prójimo, entre tú y la naturaleza, entre tú y Dios; crea la ilusión de separación, la ilusión de que tú y el «otro» estáis totalmente separados. Entonces te olvidas del hecho esencial de que, debajo del nivel de las apariencias físicas y de las formas separadas, eres uno con todo lo que es.
Foto de un 'diente de leon'
La mente es un instrumento soberbio si se usa correctamente. Sin embargo, si se usa de forma in-apropiada, se vuelve muy destructiva. Para decirlo con más precisión, no se trata tanto de que usas la mente equivocadamente: por lo general no la usas en absoluto, sino que ella te usa a ti. Ésa es la enfermedad. Crees que tú eres tu mente. Ese es el engaño. El instrumento se ha apoderado de ti.
Es como si estuvieras poseído sin saberlo, y crees que la entidad posesora eres tú.
La libertad comienza cuando te das cuenta de que no eres la entidad posesora, el pensador. Saberlo te permite examinar la entidad. En el momento en que empiezas a observar al pensador, se activa un nivel de conciencia superior.
Entonces empiezas a darte cuenta de que hay un vasto reino de inteligencia más allá del pensamiento, y de que el pensamiento sólo es una pequeña parte de esa inteligencia. También te das cuenta de que todas las cosas verdaderamente importantes —la belleza, el amor, la creatividad, la alegría, la paz interna— surgen de más allá de la mente.
Empiezas a despertar.
LIBÉRATE DE TU MENTE
La buena nueva es que puedes liberarte de tu mente, que es la única verdadera liberación. Y puedes dar el primer paso ahora mismo.
Empieza por escuchar la voz que habla dentro de tu cabeza, y hazlo tan frecuentemente como puedas. Presta una atención especial a cualquier patrón de pensamiento repetitivo, a esos viejos discos de gramófono que pueden haber estado dando vueltas en tu cabeza durante años.
Esto es lo que llamo «observar al pensador», que es otra manera de decir: escucha la voz dentro de tu cabeza, mantente allí como presencia que atestigua.
Cuando escuches la voz, hazlo imparcialmente. Es decir, no juzgues. No juzgues ni condenes lo que oyes, porque eso significaría que la misma voz ha vuelto a entrar por la puerta de atrás.
Pronto te darás cuenta de esto: la voz está allí y yo estoy aquí, observándola. Esta comprensión Yo soy, esta sensación de tu propia presencia, no es un pensamiento. Surge de más allá de la mente.
Foto del cielo tomada desde el césped
Así, cuando escuchas un pensamiento, no sólo eres consciente del pensamiento, sino también de ti mismo como testigo del pensamiento. Ha hecho su aparición una nueva dimensión de conciencia.
Cuando escuchas el pensamiento, sientes como si hubiera una presencia consciente —tu yo profundo— por debajo o detrás de él. De este modo el pensamiento pierde su poder sobre ti y se disuelve rápidamente, porque ya no energetizas tu mente mediante la identificación con ella. Es el principio del fin del pensamiento compulsivo e involuntario.
Cuando el pensamiento se aquieta, experimentas una discontinuidad en la corriente mental, una brecha de «no-mente». Al principio las brechas serán cortas, tal vez duren unos segundos, pero gradualmente se irán prolongando. Cuando ocurren estas discontinuidades, sientes cierta quietud y paz dentro de ti. Es el principio del estado natural de sentirte unido al Ser, generalmente nublado por la mente.
Con la práctica, la sensación de quietud y de paz se va ahondando. De hecho, esa profundidad no tiene fin. También sentirás una sutil emanación de alegría elevándose desde lo más hondo de ti: la alegría de Ser.
En este estado de conexión interna estás mucho más alerta, más despierto que en el estado de identificación mental. Estás plenamente presente. Y también se eleva la frecuencia vibratoria del campo energético que da vida al cuerpo físico.
A medida que profundizas en este reino de la no-mente, como a veces se le denomina en Oriente, vas alcanzando el estado de conciencia pura. En ese estado sientes tu propia presencia con tal intensidad y alegría que, en comparación, todo pensamiento, toda emoción, tu cuerpo físico y todo el mundo externo se vuelven relativamente insignificantes. Sin embargo, no es un estado de egoísmo, sino de desprendimiento y generosidad. Te lleva más allá de lo que pensabas que era «tu identidad». Esa presencia es esencialmente tú, y al mismo tiempo es inconcebiblemente mayor que tú.
En lugar de «observar al pensador», también puedes crear una apertura en la corriente mental por el simple hecho de dirigir el foco de tu atención al ahora. Basta con que te hagas intensamente consciente del momento presente.
Esto es algo por demás satisfactorio. De este modo retiras la conciencia de tu actividad mental y creas una brecha sin mente en la que estás muy alerta y consciente, pero no piensas. Ésta es la esencia de la meditación.
Foto de un girasol contra el cielo
En tu vida cotidiana puedes practicar esto tomando cualquier actividad rutinaria, que habitualmente sólo es un medio para un fin, y darle toda tu atención para que se convierta en un fin en sí misma.
Por ejemplo, cada vez que subas o bajes las escaleras en tu casa o en tu puesto de trabajo, presta mucha atención a cada escalón, a cada movimiento, incluso a tu respiración. Mantente totalmente presente.
O cuando te laves las manos, presta atención a todas las percepciones sensoriales asociadas con esa actividad: el sonido y la sensación del agua, el movimiento de tus manos, el aroma del jabón, etc.
O cuando entres en tu coche, después de cerrar la puerta, detente durante unos segundos y observa el flujo de tu respiración. Toma conciencia de una silenciosa pero intensa sensación de presencia.
Hay un criterio que te permite medir el éxito logrado en esta práctica: el grado de paz que sientas en tu interior.
El paso más vital en tu camino hacia la iluminación es éste: aprende a no identificarte con tu mente. Cada vez que creas una apertura en el flujo mental, la luz de tu conciencia se fortalece.
Puede que un día te sorprendas sonriendo a la voz que suena en tu cabeza como sonreirías a las travesuras de un niño. Esto significa que has dejado de tomarte el contenido de tu mente tan en serio, y que tu sentido de identidad ya no depende de él.
Eckhart Tolle

domingo, 20 de marzo de 2016

¿Cómo será tu próxima experiencia espiritual?

Desde hace 28 años investigo la emergencia espiritual dentro del marco del misticismo cristiano y dentro del Yoga en particular. No podría hablar de ello sin haber saboreado de muy joven el éxtasis espiritual que llevó a mi mente a expandir sus límites hasta disolverse en la conciencia divina. A través de sucesivas y cada más refinadas experiencias guío a mis alumnos hacia esta nueva y liberadora manera de ver la realidad. El camino puede ser muy abrupto, a veces el despertar nos sorprende revelándonos nuevos aspectos de nosotros mismos y permitiendo dar un salto en la conducta hacia una identidad más integrada y amorosa. El Yoga es una tecnología diseñada para alcanzar un identidad unificada, sin el uso de drogas, métodos extremos o vías peligrosas que atenten contra nuestra salud física, familiar y cultural. El enfoque que brindo es el de la disciplina y la entrega hacia el espacio ilimitado de nuestro ser, en relación a nuestro compromiso aún más exigente, el mundo y los seres que nos rodean. La espiritualidad es AMOR y ACCION hacia el BIEN común. Yo no estaré bien hasta que tu estés bien.


Adriana Paoletta

¿Por qué casi todos los locos tienen experiencias misticas? Esta era una de las preguntas que se hacía Stanislav Grof allá por los años 60. Grof (el llamado padre de la Psicología Transpersonal) constataba, una y otra vez en sus investigaciones, que casi todos los pacientes psiquiatricos que trataba, hablaban de vivencias internas que podríamos denominar espirituales.

Coincidencias llamativas:
¿Qué es lo que hacía que estas experiencias fueran tan sorprendentemente similares en todos los sujetos? y ¿qué ocurriría en la mente de una persona "normal" si se le alterase el estado de conciencia?, ¿tendría las mismas visiones y sensaciones que los pacientes psiquiatricos?, ¿cuál sería el común denominador o nexo entre experiencias?

Stanislav Grof, y otros psiquiatras de los años 50 y 60, utilizaron, bajo riguroso control científico, sustancias psicodélicas o alucinógenas que producían, frecuentemente, estados místicos y religiosos muy profundos, tanto en pacientes psiquiatricos como en individuos "normales". Estos estados tenían que ver con "estados alterados de conciencia" (hoy en día denominados desde la Psicología Transpersonal "estados diferenciados", por considerarlos diferentes a los 3 estados de conciencia, conocidos como habituales: vigilia, sueño REM y sueño profundo, pero no alterados y por lo tanto no patológicos, ya que no eran acompañados por la angustia y el sufrimiento sino por el extasis y el gozo infinito). Ya decía William James que "nuestra conciencia normal de vigilia, no es más que un tipo especial de conciencia, en tanto que alrededor de ella y separada por los más ligeros velos, se extienden formas de conciencia totalmente diferentes".


Un nuevo objeto de estudio


Es así como surge el estudio de "la conciencia", de la que podriamos decir que es un sentimiento de identidad (Ken Wilber) y una certeza de saber. Pero de saber ¿qué? "Saber" las respuestas a las preguntas que el ser humano se ha hecho desde su existencia en este planeta: ¿quién soy?, ¿de donde vengo?, ¿a donde voy? y ¿para qué estoy aquí?. Además, el saber de la conciencia, es un saber profundo, más allá del simple conocimiento. Es un saber experimental y equilibrado, que no discute ni duda y que se aleja de toda elucubración intelectual y de todo sufrimiento, aportando la definitiva paz de espíritu. Ciertos psicólogos llamarían a esto, "sublimación como escape del dolor". Este comentario estaría demostrando la ignorancia de la naturaleza de la conciencia. La llamada sublimación, equivaldría al entendimiento (unión de la comprensión intelectual más la intuición) y por lo tanto a la aceptación de la situación de dolor y no a su evitación. En el saber de la conciencia el dolor es humano y natural y no así el sufrimiento. Este se elije, consciente o inconscientemente, como una carga negativa que se añade al propio dolor. Como decía la periodista Lucia Argós en la sección de Sociedad de EL PAIS del Domingo 6 de Diciembre de 1999, "un sabio profesor de instituto inculcaba a sus alumnos la idea de que el sufrimiento es inmoral".

Evolución personal, conciencia y espiritualidad

Toda persona que se encuentre en un proceso de conocimiento de sí misma (bien a través de terapias, cursos o de la vida) estará utilizando su conciencia. Igualmente, toda persona consciente estará interesándose por su desarrollo personal (como ser humano en relación a la tierra y sus semejantes y como ser humano en relación al cosmos o, lo que podríamos llamar, a la existencia). Vemos, así, que la conciencia está ligada a la evolución (no es desdeñable el estudio etimológico de la palabra, pues "ciencia" sería: sabiduría y "con": acompañar).

Una vez que podemos entender esta unión indivisible desde la experiencia, nos damos cuenta de que la conciencia es la energía y la evolución es la forma en que esa energía se manifiesta. La espiritualidad sería por lo tanto el proceso de ir tomando conciencia de nuestra propia evolución. En ese proceso lo que aparece son diferentes formas y niveles de crecimiento. Podríamos llamarlos gradientes, a la espera de no caer en el hábito negativo de la comparación de que un nivel sea más importante que el otro, sino en el sentido de la asimilación funcional Piagetiana (adquisición, cada vez más ampliada, de nuevas estrategias práctico-intelectuales en los seres humanos, desde su nacimiento hasta su madurez). ¿Por qué vamos a pararnos al llegar al desarrollo mental adulto, conocido hasta ahora?

Estos "gradientes" han sido observados por los estudiosos de la conciencia, desde la Psicología Transpersonal (en la que la espiritualidad es aceptada como una dimensión más en el ser humano y llamada también la Psicología de la Conciencia). Son diversos "síntomas", características o fenómenos comunes, que aparecen de manera repetitiva y sistemática en cada experiencia transpersonal (contacto con el SER, más allá de la careta o máscara).

La conciencia, en sí misma, es dificil de definir, ya que no es medible ni observable. Esto aleja a los psicólogos y psiquiatras "científicos" de su investigación. Hoy en día hay muchos aún que siguen defendiendo que la conciencia no es más que otra forma de decir "la mente" y la llaman "constructo" u otra serie de palabras de jerga psicológica o epistemológica. Otros, afortunadamente, saben que es mucho más que eso y se dedican a estudiar sus efectos y/o manifestaciones.

¿Qué es una emergencia espiritual?: Uno de los aspectos fundamentales en los que la Psicología Transpersonal profundiza es en el campo de las emergencias psico-espirituales, entendidas como crisis de transformación personal. De ahí que en psicoterapia transpersonal se conozca muy bien y se trabaje con ese poder trascendente de las crisis. Las emergencias psico-espirituales son experiencias críticas en la vida de una persona que llegan a transformarla en su totalidad.

Su manifestación es a través de un estado no ordinario de conciencia, implicando fuertes emociones, visiones, cambios sensoriales, pensamientos extraños y también manifestaciones físicas. Estos episodios giran en torno a temas espirituales (como decíamos al principio), secuencias de muerte y renacimiento psicológico, sensaciones de unidad con el universo, encuentro con seres mitológicos, etc. Muchas de estas experiencias, no se ha detectado que sean producto de una enfermedad cerebral, sino que revelan unas capacidades fuera de lo normal de la psique humana, así como aspectos de la realidad habitualmente ocultos a nuestra conciencia.

¿Cómo se manifiestan las emergencias espirituales?


Las emergencias espirituales se presentan de forma espontánea. Su desencadenante suele ser un trauma físico o psicológico y se pueden manifestar de distintas formas. Stanislav Grof las clasifica, según el tipo de experiencias:

Reacciones físicas y emocionales, referidas a los puntos de energía localizados en el cuerpo descritos por las culturas orientales (chackras).

· Manifestaciones similares a una enfermedad, de aparentes rasgos psicóticos (esquizofrenia, epilepsia, histeria) en los que la persona realiza un "viaje por distintas dimensiones, tanto inferiores como superiores" -sin necesidad, incluso, de ingerir sustancias alucinógenas- que le conduce, una vez pasada la crisis, a un mayor nivel de conciencia y de integración social.
· Proceso de renovación psicológica, relacionado con el proceso de individuación descrito por Jung.
· Despertar de la percepción extrasensorial.
· Recuerdos de vivencias pasadas conectados con la creencia en la reencarnación, dando lugar a la convicción de revivir situaciones de épocas pasadas.
· Estados de posesión en los que el cuerpo y la mente, se ven invadidos por "una energía ajena, maligna y amenazante".
· Experiencia cumbre (Maslow). Se asemeja a la experiencia extática de unión con lo divino y estados de plenitud física y psíquica.
· Experiencias cercanas a la muerte.
· Experiencias de encuentros con ovnis. Un tipo de experiencia que puede conducir a una crisis de carácterpsico-espiritual.

Es importante destacar que todas estas experiencias, en ausencia de una patología confirmada por un diagnóstico médico, entrañan un gran potencial curativo y evolutivo, una vez superadas y debidamente integradas. Aunque alguna de ellas tienen unas manifestaciones muy similares, no deben confundirse con crisis psicóticas, ni tratarse con excesiva medicación represiva, ya que si no, la persona perderá la "oportunidad" de entender su especial proceso de crecimiento y tendrá que volver a empezar.

En este sentido el DSM IV (libro de clasificaciones diagnósticas) contempla ya una nueva categoría diagnóstica, clasificada como "crisis psico-reliogiosas o espirituales", que no se consideran patológicas. Este hecho es ya un avance considerable, aunque aún la psiquiatría tradicional catalogue las "emergencias psico-espirituales" como fenómenos patológicos, es decir enfermedad o locura.

¿Qué es lo que suele desencadenar una emergencia espiritual?
Suelen generarse a partir de situaciones traumáticas, ya sean físicas o psicológicas: cualquier situación que debilite nuestras defensas. En lo físico. Un accidente, una enfermedad, una operación, una situación de estrés máximo o agotamiento físico, a veces un parto, un aborto, etc.. En lo psicológico: La pérdida de un ser querido, el final de una relación importante, un fracaso profesional o financiero grave. Y a veces, pueden unirse ambas cosas.

Tomado y modificado por Raquel Torrent de Françoise de Tenerife.
Raquel Torrent
Fuente: www.raqueltorrent.es

sábado, 19 de marzo de 2016

Los atributos del Self Transpersonal



“Cuando uno se percibe existir, se experimenta la sensación de un demente maravillado que sorprende su propia locura y se empecina en vano en darle un nombre. La costumbre embota nuestro asombro de existir: somos y ya no le damos más vueltas, simplemente ocupamos nuestra plaza en el asilo de los existentes.”
E. M. Cioran en “Breviario de Podredumbre” Santillana, España, 1997, pág. 214


El término transpersonal significa “más allá o a través de lo personal” y se refiere a las experiencias o procesos que trascienden nuestra limitada sensación habitual de identidad asociada a nuestra personalidad y nos permiten experimentar una realidad mayor y más significativa. Todas las teorías de la psicología transpersonal refieren a algún concepto de “yo transpersonal”.  Harold Blum dice que los conceptos referentes al self varían en los diferentes autores, comprendiendo distintos marcos de referencia y distintos niveles de discurso. Por ejemplo, William James habla de un yo espiritual que es fuente de experiencias religiosas. Carl Jung subraya la integración del self, que suele representarse utilizando imágenes espirituales. Michael Washburn habla de un yo superior, centro del inconsciente reprimido. Stan Grof, uno de los fundadores de la psicología transpersonal, describe las experiencias del yo transpersonal de las que hablan quienes atravesaron estados no ordinarios de conciencia. Charles Horton Cooley concibe al self como un producto determinado por la interacción con las demás personas. El self para Maslow es la tendencia de llegar a hacer actuales todas las potencias o posibilidades del ser, el deseo de llegar a ser, cada vez más, lo que uno es.


La psicología integral de Ken Wilber describe dos corrientes independientes del yo que operan en diferentes niveles transpersonales.
Grandes tradiciones religiosas afirman que el desarrollo espiritual implica una pérdida del yo y el budismo niega directamente su existencia.


En términos generales podríamos decir que el self, fenoménicamente, es el “sí mismo”, como autoconciencia, como sensación, como sentimiento, como representación, como vivencia y como experiencia. El self es lo que yo pienso “que” soy; “quien” soy corresponde a la identidad. El self es el yo-soy desnudo; la identidad es el yo-soy con ropaje. 


Atributos del Self transpersonal, Sí mismo o Atman
- No se empeña en elaborar juicios ni en ajustarse a determinados criterios.
- No rechaza ni persigue nada.
- Está presente en toda experiencia interna o externa.
.-Considera a lo interno y a lo externo como dos aspectos interdependientes de la misma realidad.
- Es holístico y ecológico.


- Es una totalidad integrada que no defiende frontera alguna.
- Es un ser trascendental ilimitado.
- Sus valores son: sabiduría, compasión,  perdón y comprensión infinita.
- Es una manifestación del espíritu absoluto capaz de amar incondicionalmente.
Trabajo realizado por la alumna Lucia Merino para la Diplomatura en Ashtanga Yoga Terapéutico. consultas@taitoku.com.ar 

Bibliografía consultada:

  • Clase Diagnosis oriental IV
  • Daniels, Michael. Sombra, Yo y Espíritu: ensayos de psicología transpersonal. Kairós. 2008
  • http://www.revistapsicoanalisis.com/el-concepto-self-en-psicoanalisis/

domingo, 28 de febrero de 2016

Ecologia y Yoga en la selva.Un proyecto hecho realidad.


Llegamos a la selva hace dos años. Con una motivación de desarrollar ecoturismo .Continuamos la linea de trabajo ecológico que teniamos junto al mar en Pinamar, durante 30 años.

Pero la selva y las Cataratas del Iguazú nos dieron una gran experiencia de vida, asombro, obstáculos y respuestas a lo que representa vivir en la naturaleza y brindar servicio en uno de los lugares más increíbles de la tierra.



Hoy parece mentira que lo hallamos logrado . Pero como familia atravesamos grandes obstáculos de orden económico, climático, estrés intenso, accidentes, distancia social.



Fueron tantas e inumerables las dificultades, que todos nuestros seres queridos en su afán por protegernos, trataron de convencernos para dejar atrás la construcción. Aún estamos en vías de adaptación. Pero la Selva nos trajo aquí por alguna razón.



La Selva cobró entidad y nos abrazó con su calor de fuego para hacer nacer en nosotros las semillas de la fortaleza y la gratitud. Vimos nacer nuestros primeros ananás, nuestras bananas, nuestros helechos chachis. Celebramos los nidos de los zorzales en los huecos de las cabañas.




Vimos los primeros lagartos caminando en el calor del mediodía buscando frutos dulces de palmeras. Presenciamos la danza de las mariposas, como un cortejo de colores de una novia que quiere escapar con su vestido etéreo, para ser libre.


Lloramos de soledad bajo la lluvia. Hicimos caminos de piedras bajo la tormenta y el esfuerzo se convirtío en risas, con el cuerpo bañado por el agua sabia y fresca.



Nuestros hijos descubrieron el olor de la madera, al dormir en una casa ecológica. Se amigaron con todos los insectos que nos visitaron de noche y de día. Criaron sus patos de regalo de navidad queriéndolos como mascotas divinas del creador.



La Selva nos quitó el maquillaje y el ropaje de ciudad y nos lanzó a un mundo mágico y exuberante.




La Selva nos amarró a los árboles para protegerlos y bendecirlos por su sombra.



La Selva nos trajo a Jasy, la luna llena para sellar de luz el camino que recién comienza y nos espera...para recorrerlo descalzos y despojados ...


  Gracias a todos los amigos que nos visitaron y nos ayudaron a darles lo mejor.
Gracias a mi padre, cuya arquitectura sagrada, dio vida a TERRA... sin el no tendría forma ni belleza.


 

  


  Gracias  a mi amiga Naty, misionera de pura cepa, por darnos su corazón, pues sin ella no hubiese sido posible este proyecto. Gracias a todos los que nos ayudaron a construir este sueño que recién comienza ...

 
www.terralodge,com.ar
https://www.facebook.com/Terra-Lodge-Caba%C3%B1as-en-Iguaz%C3%BA-691685080895631/?fref=ts