lunes, 19 de octubre de 2009

El estrés.La mente mata, la mente cura.


Francia sufre de una grave enfermedad del espíritu: el suicidio, que es la tercera causa de muerte nacional, tras las enfermedades coronarias y el cáncer.
Desde 1980, en Francia se suicidan cada año entre 11.000 y 12.000 personas.
La Organización Mundial de la Salud nos advierte sobre esta pandemia que se transformará en la segunda causa de muerte en el mundo para el año 2020.
Estamos hablando de Francia un país que pertenece al grupo de los 8 países mas poderosos de mundo, del país donde surgieron las nuevas ideas que proclamaban la ¨igualdad,libertad y fraternidad¨.
Qué es lo que ocurre entonces. Que variable alejó a estas personas de la opulencia económica en que viven y de la posibilidad de desarrollar su intelecto.Qué está actuando sobre su población para transformar a este país en una pavorosa potencia suicida.
Los especialistas en sociología, Christophe Dejours y Florece Bègue han establecido una primera tipología de los suicidas en Francia, que obedecen a tres tipos de dramas y razones:
Víctimas del stress, víctimas de la “vulnerabilidad psicológica”, y víctimas de las “presiones del medio”. Quizá se trate de razones íntimamente interrelacionadas , que alimentan una enfermedad del espíritu de nuevo cuño.
El cerebro es un experto en detección de amenazas o información amenazante.
Cuando el cerebro capta algun hecho o información como amenazante todos los demás pensamientos se tiñen del color del estrés y pasan a un segundo plano.
Debe haber cuatro características en una situación, para que esta provoque estrés; no es necesario que estén las cuatro simultáneamente presentes , pero cuanto mas de estas estén presentes en un determinado momento mas estresante será la situación.
Estas cuatro características son:

1) Novedad: debemos percibir la situación como nueva
2) Inpredecibilidad
3) Descontrol:Debemos percibir la situación como fuera de control
4) Amenazante :La situación debe representar una amenaza para nuestra vida, personalidad o EGO.

Cuando meditamos, desarrollando la capacidad de observar nuestra mente, podemos acercarnos a la claridad mental mediante la toma de conciencia las cualidades de todo lo existente como diría Buda:

1)Todo está atravesado por el sufrimiento.
2)Nada es permanente y está sometido al cambio.
3)La ausencia de identidad del Ego

La práctica consiste en profundizar continuamente nuestra sensación personal e inmediata de estas tres características fundamentales, esa experimentación continua y consciente nos permitirá construir un marco de referencia duradero y poderoso.

En el Mahabharata se dice que la cosa más sorprendente del mundo es que los seres humanos puedan darse cuenta de la enfermedad, la vejez y la muerte de sus semejantes creyendo a su vez que eso nunca le ocurrirá a ellos.

Vivir plenamente es morir a la fugacidad de cada instante para renacer nuevamente al instante siguiente. Nuestro error fundamental es creer en la solidez y la seguridad de las cosas. De este modo creamos una ilusión mental de estabilidad . La experiencia pura de nuestra vida, su materia prima, las imágenes , los sonido etc,están continuamente en proceso de cambio . ¿Dónde existe algo sólido y permanente?. Lo tenemos a la vista. No podemos detener los cambios de nuestro cuerpo (envejecimiento, enfermedad)ni tampoco el curso de nuestra mente.

En lugar de seguir negando el flujo del cambio podemos renunciar al intento de crear "cosas" sólidas, relaciones sólidas y un mundo sólido al que aferrarnos y entregarnos a lo que la vida nos presenta instante tras instante, es decir ,a la "sabiduría de la inseguridad", una actitud que no se resiste a la desaparición de las cosas.

Nuestra vida es como una película compuesta en realidad de una multitud de imágenes que se suceden formando un contínuo.La concentración puede llevarnos a instante mismo del impacto sensorial y ayudarnos a reconocer nuestra reacción, es decir separar fotograma por fotograma.

En este nivel de práctica sentiremos una sensación inigualable de liberación, ya que todo se disuelve en momentos microscópicos , gránulos de vida que aparecen y desaparecen de continuo y en donde nosotros mismos como observadores nos disolvemos.

Ahora hagan todas las combinaciones posibles entre las caracteristicas de nuestra mente frente al estrés y verán como vivimos a diario decenas de estas situaciones .Estemos alertas acerca de que , el que determina cuál es una amenaza y cual no ,es nuestro EGO, ese ego que se hace cada vez mas sensible a describir como amenazantes situaciones absolutamente inofensivas para nuestra vida .

Creo que es indispensable curarnos en salud , es decir usar herramientas milenarias como la meditación y el Yoga que nos permiten el autoconocimiento, la valoración justa de los hechos y la preservación de la salud mental y espiritual. En caso contrario el sufrimiento nos espera tras cada intento personal de perpetuarnos a través de los objetos o las personas.

Adriana Paoletta


No hay comentarios: