miércoles, 15 de julio de 2009

Meditación, la importancia de la apertura.


Habíamos dicho meditación es un proceso vivo y dinámico que constantemente da lugar a nuevas perspectivas, a nuevos modos de valorar y comprender la existencia y que el camino de la meditación pone en marcha un proceso de profundización a través de

La observación.
La apertura
El ser

También habíamos visto en una primera y segunda nota la importancia de la observación, continuando entonces tocaremos el tema de la apertura(en este post) para luego terminar esta tríada con el ser.

La observación de nuestro cuerpo de un modo más atento provocará que nuestras tensiones más profundas comiencen a desbloquearse y cuando nuestra atención se profundice también tiendrá lugar un proceso de apertura creciente que nos llevará a descubrir un nivel de ser carente de toda solidez,un nivel en el que tan sólo existirán presiones,vibraciones,calidez , frescura , un nivel profundo de conciencia y silencio donde parece incluso que disolviéramos los límites de nuestro cuerpo de nuestros apegos e identificaciones mas arraigadas.
Pero la observación no sólo nos lleva a la apertura del cuerpo sino que también puede contribuir a la apertura de nuestra mente y corazón..
Como ocurre con la respiración la apertura del corazón nos revela ritmos diferentes. ciclos de miedo, opresión,sufrimiento,tristeza o de luminosidad.expansión y alegría.
La apertura requiere que nos abramos totalmente al momento presente y todo a lo que esto conlleve es decir con la firme determinación de enfrentar al sufrimiento y de aceptar tanto el gozo co mo el dolor que albergue.
Como vemos la apertura es difícil, existen sufrimientos que hemos tratado de reprimir y eludir a toda costa a los largo de nuestra vida, sufrimientos que el proceso de apertura debe inevitablemente sacar a la luz.

Para poder abrirnos y observar los niveles mas profundos de nuestra mente, debemos desarrollar la capacidad del trabajar con los contenidos de cada experiencia manteniendo al mismo tiempo una visión global del proceso de la mente.
Al comienzo para observar adecuadamente nuestros estados mentales simplemente debemos permitirles aparecer y desaparecer sin tratar en modo alguno de intearferir.En ocasiones observaremos pensamientos bloqueos o pautas mentales que se repiten una y otra vez , tal vez se trate de expectativas ,de juicios, de sentimientos de culpa, de recuerdos etc o quizás asistamos a una especie de teatro interno en que se representan aspectos de nuestras relaciones, de nuestra capacidad creativa, de nuestra salud o de nuestro trabajo.
Toda esta dinámica nos hace descubrir la presencia de hábitos en nuestra actividad mental.
En otras ocasiones no se trata de pensamientos en sentido estricto sino de estados de ánimo y sentimientos persistentes como: el miedo, el amor, la nostalgia ,la preocupación,la tristeza o algún estado similar.
Al comienzo la observación del vaivén de todos estos estados puede ser superficial especialmente en lo que respecta a las pautas mas insistentes, pero en la medida en que las observamos una y otra vez descubrimos que el movimento incesante de estos patrones repetitivos tiene una función defensiva que es la de ocultar ciertas facetas oscuras de nosotros mismos.


Pero ¿Qúe es lo que mantiene en movimento a estas pautas mentales reincidentes?¿Qué es lo que se esconde detrás de ellas?
Es en ese pùnto de la observación donde es posible abrir la conciencia a un nuevo nivel comenzando a trabajar con los contenidos mentales profundizando la atención.
Con esa profundización descubriremos que los pensamientos repetitivos se manifiestan cuando no logramos identificar completamente el sentimiento que los impulsa.

Descubriremos también que la mente está continuamente planificando y si prestamos una atención mas sutil descubriremos que el sentimiento que acompaña inevitablemente a todas estas planificaciones es el miedo.
Cuando tomamos conciencia del temor subyacente éste suele desaparecer y con él la necesidad de planificar Es entonces cuando nos quedamos solos frente a nuestro miedo y estamos en condiciones de experimentarlo ,aceptarlo, observarlo y comprenderlo.
Ocurre que en ese contacto intimo con los miedos estos se disuelven . Experimentarlo es realmente liberador.
Cuando estamos meditando y esos miedos aparecen no los dejemos ir, tengamos un contacto intimo con ellos y verán que luego de varias "visitas"terminarán desapareciendo

Del mismo modo ,los pensamientos obsesivos acerca de nuestras relaciones o nuestro trabajo también cesan cuando tomamos conciencia de que están alimentados por el anhelo , el rencor,la tristeza, el amor o cualquier otro sentimiento.
Debemos considerar cada ocasión en la que nuestra mente entra en una de esas pautas repetitivas como una oportunidad para observar y experimentar plenamente y de ese modo penetrar en la misma raiz que mantiene el movimiento.
Pero Qué es lo que hace que nuestra mente se mueva? Qué es lo que tratamos de ocultar detrás de todas nuestras expectativas ,nuestros planes,nuestras fantasias y nuestros recuerdos? De qué dolor ,soledad o mezquindad estamos tratando de escapar? Cuál es la verdadera naturaleza de la mente que desea?
Como vemos la tarea no es sólo limitarnos a observar sino que debemos ser capaces de ir abriéndonos, experimentando y descubriendo, estrato tras estrato , nuestra mente hasta llegar al centro mismo de los hábitos que la mantienen en movimiento y ,desde ahí dejarlos fluir.

De este modo por ejemplo , al observar un pensamiento repetitivo sobre una relación podemos advertir que se origina en la melancolía y en el deseo de amar.
Cuando experimentamos y aceptamos el deseo subyacente nuestros pensamientos se aquietan. Ahora bien debemos limitarnos a esa observación?, la respuesta es NO debemos investigar dónde se genera ese deseo de amar.
Para algunos puede generarse en la sensación de carencia,para otros, puede deberse al miedo a estar solos y en otros puede deberse a aspectos de si mismos que no pueden aceptar y necesitan que alguien les asegure que todo esá bien.
Pero estos sentimientos nos llevan a una búsqueda constante que nos alejan del momento presente y bajo su superficie subyace la sensación de ser personas limitadas y separadas y en consecuencia la necesidad de romper los muros de esta prisión de separación y carencia.
Así pues, si nos permitimos detenernos y afrontar en silencio los miedos,el vacío,la soledad y el espacio interior decubriremos un nuevo nivel de conciencia y comprenderemos la profunda verdad que se oculta tras la ilusión de la separatividad.
Es decir si estamos dispuestos a ABRIRNOS plenamente podremos alcanzar el origen del movimiento y permaneceremos lo suficientemente abiertos y libres como para estar con que nos depare el presente de un modo completamente nuevo.
Tanto la observación del flujo general de nuestros estados mentales o la apertura cuidadosa a nuestros estados emocionales nos permitirán experimentar no ya los contenidos sino el proceso mismo de nuestra experiencia.
De igual manera que el cuerpo desaparece cuando lo ubicamos bajo el microscopio de la atención así también la mente empieza a manifestar su naturaleza evanescente.
Cuanto mayor es nuestra apertura, cuanto mas detalladamente examinamos nuestros sentimientos más rapidamente cambian desde la tristeza hasta la depresión.el miedo,la alegría,la paz y el orgullo. Y cuando tomemos nota de nuestros sentimientos experimentándolos cuidadosamente advertiremos que perduran mucho menos de lo que creíamos

En el próximo post les indicaré un simple ejercicio que nos proporcionará una medida de nuestra capacidad de observación de nuestros pensamientos.

Basado en la enseñanzas de Jack Kornfield


2 comentarios:

Luz del Alma dijo...

Gracias Adriana, mientras leía tu post recordaba "las capas de la cebolla" de las que hablaba Freud, en la medida que abrimos, miramos y aceptamos, una nueva capa aparece, es como si no "quisiéramos" llegar a nuestra esencia, hay una fuerza (defensa) que se le opone, en con ella con quien debemos lidiar. Cuando logramos trascender nuestro cuerpo, cuando nuestra mente se tranquiliza, es allí donde nos encontramos con nosotros mismos.
Gracias por compartir tantas enseñanzas ayudandonos a encontrarnos y seguir creciendo.
Abrazo de luz, Mirta

Adriana Paoletta dijo...

Hola Mirta! ese ir hacia atrás,caminando sobre los pasos que hemos dado desde la esencia que nos impulsó esa es la meditación, nuestro origen, la fuente y el deleite del presente.
Abrazo
Adri