martes, 16 de marzo de 2010

Buscando el equilibrio de la consciencia.



Piedras,arena, bordes, troncos, orilla del mar movediza, alturas, declives, bosques. No hay más grande desafío para un yogui que realizar su práctica (Sadhana) en diversos espacios que impliquen una nueva adaptación del cuerpo al medio ambiente que lo rodea.

Esa capacidad de flexibilizarse ante los cambios nos volverá más alertas y creativos a la hora de desarrollar nuestras asanas.

En una superficie irregular el equilibrio que normalmente logramos en las prácticas diarias sobre superficies lisas y confortables no es tan fácil de conquistar,por lo tanto es necesario una nueva búsqueda del equilibrio con sus consecuencias físicas,musculares,psíquicas y emocionales.

La precariedad de la situación de equilibrio es una constante en nuestra vida , pero a la vez es algo a aprender para no sufrir . La constante búsqueda de éste es un camino a recorrer . La impermanencia es una ley que rige todas nuestras acciones. La ignorancia de su existencia hace más complejo el logro del equilibrio .

La alquimia energética:

Para el Tantrismo la conciencia y la energía (Shiva-Shakti) se manifieta en el bindu Visarga (chakra de la coronilla). Este centro tiene la cualidad de ser la puerta de entrada entre el mundo manifestado y el mundo inmanifestado.

Como yoguis realizamos un viaje hacia la fusión de la conciencia con la energía , para ir más allá del bindu visarga, donde se experimenta el estado de Consciencia Cósmica. Es necesario estudiar qué es el bindu ya que en su comprensión se basan muchas de las prácticas yóguicas.

Amrit. El néctar celestial.

Uno de estos aspectos es amrit, el néctar o ambrosía del que se habla a menudo en los textos yóguicos como el Hatha Yoga Pradipika.

"Este néctar que fluye de la luna tiene la cualidad de otrogar la iluminación, pero es completamente consumido por el sol, produciendo el envejecimiento".

En la postura de ardhachandrasana, alcanzamos el equilibrio entre la conciencia y la energía que se dispara a través de merudanda, haciendo que los fluídos desciendan por la acción de la gravedad hacia la cabeza, teniendo un importante efecto en las funciones hormonales de las glándulas pituitaria y pineal.

Namasté!

¡Disfruta de tu sadhana!

No hay comentarios: