viernes, 5 de marzo de 2010

Fin de las vacaciones:Volver a la oficina,contracturas y dolor de espalda


Para muchos, las vacaciones ya son sólo un lindo recuerdo. Y, con la vuelta a la oficina, regresan los problemas típicos del sedentarismo: contracturas, tendinitis, tensión ocular, problemas de estómago por exceso de café o mate, entre otros.

Bruno, de 24 años, espera en el consultorio de su médico de cabecera por un problema en la espalda. "Cuestión de muchas horas sentado y con mala postura, supongo", dice a lanacion.com

Pablo, 37 años, a fin del año último abandonó la oficina y la cambió por un trabajo que, por lo menos, le permita andar en la calle.
"Me pasaba más de 10 horas frente a un escritorio; me afectó la columna, empecé a sentir un malestar general y ya no era vida", cuenta.

Casos como estos se repiten en los consultorios de médicos clínicos y especialistas, y van in crescendo en la medida en que avanza el año.
"El estrés es una tensión que se genera por una reacción de alarma frente a las exigencias. Viene bien un poco de alarma porque mejora el rendimiento, pero el estrés es una alarma exagerada y empieza a ser improductiva y produce enfermedad"
, explica a lanacion.com el médico clínico Enrique Casal. Y apunta algunas recetas: recordar las buenas prácticas ejercitadas en las vacaciones.

"Hay que recordar lo bien que nos sentimos cuando dormimos bien, cuando caminamos en la playa, cuando comimos cuatro veces por día. Todo eso no debe perderse"


"Cada vez se suman más jóvenes, por el trabajo sedentario y las malas posturas", comenta. Y agrega que el estrés está entre las principales causas de dolores en espalda, cintura y cuello entre quienes ya cumplieron los 30 y están en plena actividad laboral.

El doctor en kinesiología y fisiatría Norberto Furman, se explaya en el origen de las contracturas según las edades. "En la gente joven, lo más común son los excesos en las actividades deportivas. Entre los adultos, aparecen las malas posturas, la falta de gimnasia y el estrés. Ya en la tercera edad, el desgaste en las articulaciones (artrosis) y las hernias de disco suelen ser mayoría entre las causas".
Este especialista, que entre sus pacientes cuenta a estrellas del espectáculo, se detiene en el estrés y lo denomina "asesino silencioso". Agrega: "Da vueltas en nuestro cuerpo y en algún lado choca. En este sentido, la columna y los músculos son órganos de descarga".

Según dijo, los problemas en el cuello y la columna cervical son los que más inconvenientes pueden causar, ya que alteran la circulación y el flujo de sangre hacia el cerebro. Esto puede provocar mareos, dolores de cabeza, zumbido en los oídos, nublado de vista, decaimiento, opresión de pecho, taquicardia, disminución de la memoria, adormecimiento de las manos por la noche, etc.
Una serie de síntomas que las personas suelen confundir con otras patologías, pero que pueden tener su raíz en la falta de relajación muscular.

Consejos para la oficina. Un ejercicio simple y efectivo para relajarse en la oficina consiste en imaginar que uno tiene la nariz muy larga y escribir en un pizarrón imaginario delante de la pantalla. En un abecedario se pueden lograr todos los movimientos necesarios para relajar los músculos del cuello.
Además, este ejercicio puede ser complementado con movimientos hacia arriba y debajo con los hombros y, si es posible, movimientos circulares con la cintura al menos unos segundos, tres o cuatro veces por día.
Se debe recordar, también, que ninguna columna soporta estar más de 40 minutos seguidos en una postura viciosa, como puede ser tirado hacia adelante frente a la computadora. Por ello, es importante levantarse de la silla cada tanto y caminar, aunque sea unos pocos pasos.




Via DIARIO LA NACION

2 comentarios:

Luz del Alma dijo...

Gracias Adriana!
Alinearnos..., cuanta falta nos hace!
En todos los sentidos, y claro, olvidaba que somos una Unidad.
Abrazote de luz, Mirta

Adriana Paoletta dijo...

Creo que a vos mir , nada se te escapa! estás siempre tan pesente!
un abrazote de amor
adri