miércoles, 25 de febrero de 2009

Tener una mirada positiva se retribuye en salud

Muchos hablan pero pocos logran ver "el vaso medio lleno". Según explicó un profesional a Infobae.com, "la mala canalización de las emociones genera un desgaste del sistema nervioso". Cómo ayuda la nueva corriente de psicología positiva
Por más que en los últimos tiempos se hable de la importancia del equilibrio emocional y cómo éste influye y repercute en el resto de las esferas de la vida de una persona parece complicado llevarlo a la práctica.

Para entender cómo "funcionan" estos mecanismos y, mejor aún, cómo plasmarlos en la vida diaria, Infobae.com consultó al médico psiquiatra Roberto Ré (MN 43.935).

"Durante mucho tiempo la psicología vio lo negativo, la patología del hombre. Ahora, una nueva corriente denominada psicología positiva mira los aspectos sanos de las personas y los analiza en contraposición con los enfermos", contó el profesional acerca del surgimiento de este paradigma.

Según explicó Ré, la vida emocional debe ser reconocida como una parte sustancial del ser humano. Y habló de las seis dimensiones que componen la dimensión humana: física corporal, emocionalidad, mental (pensante), vínculos (rol social), valores y espiritualidad (cualquiera sea la creencia).

"Esas seis dimensiones tienen que estar sanas y hay que mirarlas con una mirada positiva; la emocional es la que más está en juego en la salud mental", aseguró Ré, quien explicó que eso ocurre porque "todo niño comienza su vida con una vida corporal y emocional y es en esa donde está el germen del desarrollo futuro".

Dado que la dimensión emocional está "compuesta" por las emociones, las pasiones, el afecto y el apego, entre otras es que si éstas están en equilibrio "tendremos una vida emocionalmente estable", tal como resaltó Ré.

Así es que insistió: "que lo emocional no esté en equilibrio puede ser el origen de problemas que tienen que ver con ansiedad, fobia, miedo, pánico y depresiones".

Consultado acerca de si es posible adoptar una mirada positiva, Ré fue contundente: "Claro que sí. Si bien las emociones son innatas y forman parte de la raíz biológica, el control de ellas es posible de aprender".

Y sobre las consecuencias que generaría a una persona no lograr ese aprendizaje ejemplificó: "La violencia se mueve por una emoción básica, que es la ira; alguien que no puede canalizar su bronca hacia afuera va a mostrar enojo y -hacia adentro- podrá ser hipertenso".

Tras asegurar que "la vida emocional es el cimiento de la vida", Ré reveló que las emociones se educan "a través de un desarrollo moderno de la psicología positiva donde las herramientas están dadas por la psicología cognitiva, la cual permite darse cuenta que pueden frenarse las emociones negativas, trasformarlas, darlas vuelta de negativo a positivo".
Así es que subrayó que "la mala canalización de las emociones va a generar desgaste del sistema nervioso, como también los mecanismos propios de crisis, que pueden provocar un daño mayor, como síntomas de depresión".

Ante la pregunta ¿cuándo se alcanza la madurez emocional?, Ré contestó: "Cuando se aprende a hacer frente maduramente a cualquier vicisitud. El hombre crece frente a problemas, pero canalizándolos con herramientas, con elementos que le permiten superarla sin sucumbir".

Y finalizó: "La emocionalidad juega a favor o en contra, según la podamos controlar y canalizar positivamente".

Por Valeria Chavez (Infobae.com)

No hay comentarios: