jueves, 5 de febrero de 2009

¿Qué es un holón?

Aunque el término "holón"no sea una creación original de Wilber, sino de Arthur Koestler, la aplicación que hace si lo es. Primeramente necesitamos saber que un holón es ... una gota de agua. Así como el mar está significado, comprendido, representado y compuesto por muchas como ella, también sabemos que el mar no es la gota, así como tampoco el pixel de la holografía de una manzana es la fruta misma, por mucho que pueda significarla, representarla e incluso proveer de una visión global en tres dimensiones. El holón es la parte y el todo a la vez. Nada existe que no sea un holón. Todo lo existente es un holón. Desde una idea, un impulso, un pensamiento, al diccionario completo de la Real Academia Española, desde un dinosaurio hasta la fauna de la isla de Bali.

La realidad está compuesta por holones que son totalidades dentro de totalidades o procesos dentro de procesos. El proceso mismo es un holón. Por ello, tanto la visión holística (que tiene en cuenta sólo una totalidad) como el análisis atomista e incluso subatómico (que estudia las partes) son formas incompletas de ver la realidad. El holón no es el todo, ni las partes, sino la integración de ambas realidades en una REALIDAD única e indivisible. Se trata por tanto de la única síntesis posible, puesto que cualquier clasificación medición u ordenamiento de la existencia nos lleva inexorablemente a un reduccionismo de la realidad. Si hablamos de astrofisica para explicar el universo estamos reduciendo la VERDAD a sólo una parte del espectro.


Como nos dice Wilber en su obra El Ojo del Espíritu, "el estudio de los holones, consiste en el estudio de las verdades anidadas..." o como lo veía Bataille, de "las mentiras anidadas; engaños que se hallan indefinidamente dentro de otros engaños"; lo que nos recuerda la idea del Maya de los hindúes que nos habla de una realidad ilusoria que sólo tiene su anclaje en la permanencia del cambio. "Que todas las cosas sean holones significa que todas las cosas son contextos que se hallan dentro de otros contextos y que cada contexto aporta un significado nuevo y auténtico al holón original.

Wilber nos advierte que sin tener un trabajo personal y espiritual profundo, el adentramiento y estudio del mundo holónico es tan peligroso como acercarse al mundo de las drogas, puesto que el resultado puede introducirnos en la crisis psicótica que niega la realidad (como acuerdo socio-cultural consensuado), sin darnos cuenta de que la realidad-irreal de este lado del espejo es tan holónica como la del otro lado. Teniendo esto en cuenta ¿qué más dá estar en este lado del espejo que en el otro?. La clave está en recordar que ninguno de los dos son reales si los vivimos separados. Luego, puedo vivir aquí al 100% lo que me lleva a trascenderlo y por tanto traer el allí, aqui o incluso al integrarlo... existir... siendo. ¿Será por eso que en su infinita sabiduría el Cristo dijo "soy el que soy".

Raquel Torrent
Psicóloga Colegiada
Terapeuta Integral/Transpesonal

4 comentarios:

amor dijo...

en ese "yo soy" todos somos

yo soy tú

Adriana Paoletta dijo...

Si , amor,ese significado internalizado nos traería la armonía aceptnado diferentes en la superficie pero únicos en el centro de la existencia.
Un abrazo de luz

Adriana

Gustavo González López dijo...

alguien preguntó
¿qué es un holón?
y el Universo resopló profundamente

Adriana Paoletta dijo...

Gus:El significado de todo lo que existe es la puerta sagrada al sentido de nuestra existencia.

Adriana