jueves, 27 de marzo de 2008

Yoga:el VIAJE hacia la MEDITACION



¿Quién eres en este momento?

Quizás pienses en tu identidad sexual, social, en tu nombre, tu cultura, tu profesión.En cada circunstancia de vida, cada una de estas identidades se hace cargo de tus actos y actúa el papel que le toca representar en ese momento y tú te pierdes en ese papel que te toca representar .

Nuestro ego es una serie de pensamientos que definen nuestro universo interior. Es como una habitación familiar, llena de recuerdos y objetos conocidos que has ido guardando, esos objetos son tus pensamientos. Las ventanas de la habitación son las aberturas hacia el universo. En la habitación estás seguro, pero en la medida en que el miedo no te permite salir a conocer el exterior, tu habitación se habrá convertido en una prisión. Si abandonas esos pensamientos pareciera que tu ser dejar de ser. Entonces la tiranía de tu ego ha hecho trizas tu libertad.

Para escapar de su tiranía no necesitas destruirlo, sólo mantén ese cuarto abierto para que puedas regresar a él cuando lo necesites, pero con la libertad de entrar y salir de él.

La mayoría de las personas no pueden escapar de la prisión del ego, pués se identifican totalmente con sus pensamientos. Son Incapaces de separar la percepción pura de los pensamientos que son sus objetos.

La meditación te permite romper esta identificación entre percepción y los objetos de la percepción.Puedes ser libre, en vez de estar tironeado por cada impresión sensorial y cada pensamiento.

La meditación deja en libertad tu percepción.Fluirás más allá de los límites de tu ego hasta romper viejas estructuras, construirás otras nuevas, más amplias.Serás un escalador de nuevas realidades internas y en el momento de recorrer la más estrecha de las cornisas, deberás morir para nacer de nuevo( como dijo Cristo).

Después de haber sufrido esa transformación en la cumbre de la escalada,habiéndo enfrentado tus miedos, tus deseos, tu confusión, deberás volver al valle, al mundo cotidiano, con infinita compasión y sabiduría, para guiar a otros hacia la cumbre de su ser.

Adriana Paoletta

No hay comentarios: