jueves, 13 de marzo de 2008

Yoga:La respiración



La práctica del yoga comienza con la respiración. En la respiración está la clave de la vida.
Iniciamos nuestra existencia con una inspiración y la terminamos con una expiración.
Ese ritmo, esa pulsión vital ,se repite día y noche a lo largo de la vida siendo el soporte fisiológico y energético de todas las demás funciones, es tambíén el soporte de toda nuestra actividad y pasividad de nuestro cuerpo y mente.

La respiración marca toda nuestra existencia, es lo más primario ,lo más elemental.
Al ser la función más básica es la más determinante y la que más condiciona nuestras vivencias de todo tipo.
La calidad de nuestra respiración determina la calidad de nuestra vida.

Los yoguis estudiaron a fondo el proceso respiratorio y lograron sacar el máximo provecho a esta función vital.
El primer objetivo es recuperar la función natural bloqueada por la acumulación de tensiones físicas , las emociones negativas y la actividad descontrolada de los pensamientos.
Para recuperar la respiración natural debemos dejar que la fuerza respiratoria se manifieste libremente.

Es escencial comprender el mecanismo respiratorio, para ello debemos tener una actitud de expectador pasivo del flujo repiratorio.

No hay que intentar hacer nada sino dejar hacer, dejar que los pulmones respiren por si mismos. ellos saben respirar según la necesidad de cuerpo y mente en cada momento.
A través de la observación pasiva de la respiración ,podemos vivenciar el proceso, y obtener una experiencia directa que nos permita reconocer los cauces naturales del proceso respiratorio.

Uno de los ejercicios básicos para reaprender a respirar es el desbloqueo diafragmático .Es el primer ejercicio que debemos realizar para abrir nuestra capacidad respiratoria.



1) Aspira el aroma de una flor o una fragancia natural que te reconforte.
2) Deja que el aire entre naturalmente percibiendo con tus manos el ascenso del abdómen al inhalar y el descenso al exhalar.
3) No te apresures a tomar aire, espera el reflejo inhalatorio, y abre concientemente las fosas nasales para captar la mayor cantidad de oxígeno.
4) Visualiza internamente una flor, su color,su textura y deja que su imagen impregne tu mente.
5)Al exhalar contraer el músculo trasverso del abdómen para que el aire salga y puedas inspirar con más capacidad. Recuerda que una profunda exhalación permite una mejor inhalación.

Ten en cuenta que la respiración ujjayi que se muestra en el video te ayudará a volverte conciente del pasaje del aire, su ritmo y su velocidad, y al mismo tiempo te ayudará a profundizar y alargar el aliento.

Como expectador pasivo ¿Podrías decirme cuál es tu tipo de respiración cuando estás nervioso o estresado y cual cuando estás relajado?

Adriana Paoletta

No hay comentarios: