lunes, 9 de noviembre de 2009

Yoga y esferodinamia. Contener y Ser Contenidos.


Nuestros Seminarios de Ashtanga Yoga Terapéutico llegan a su fin por este año. Ahora nos quedan los exámenes escritos y los trabajos audiovisuales. Fue un placer trabajar con este grupo de terapeutas corporales que se han ido abriendo al contacto de su ser con infinita sensibilidad.

Todo profesor de Yoga o terapeuta corporal tendrá en cuenta siempre no perder su centro. El centro es el corazón de su enseñanza tanto en la teoría como en la práctica, pulsamos desde ese corazón que comenzó a latir por si mismo desde la vida intrauterina . Así como fuimos gestados, contenidos por el útero de nuestra madre, así seremos el continente corporal y espiritual de nuestros alumnos que llegan a nosotros con dolencias físicas y emocionales para integrar esa unidad perdida, de la mano de nuestra percepción. El toque del profesor de Yoga, es la transmisión y la aceptación de la energía en nosotros y ENTRE nosotros . Cuando tocamos a alguien, éste nos toca a nosotros y es en esta resonancia que se abre paso la transferencia terapéutica y el camino hacia la sanación.

Sólo explorando desde el respeto, el espacio intimo del otro, los síntomas revelarán su secreta voz para poder SER CONTENIDOS y CONTENER. Este espacio de supervisión para terapeutas que ofrezco, es el camino para aprender a escuchar quiénes somos y desde dónde enseñaremos, revisando nuestros límites corporales para armar nuestro centro, siendo contenidos desde la integración de todo lo que somos.

Escuchando nuestras señales (dolores, tensiones, cansancio excesivo, tristeza, ansiedad) sabremos delimitar el espacio sagrado que se establece en una relación terapéutica.

Adriana Paoletta

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No pude ver el video, Adri. Me alegro por los q te tienen cerca y pueden disfrutarte. Yo tb. desde acá puedo absorber algo de ese conocimiento. Espero algún día una clase no virtual.
Te abrazo siempre en la luz. Gra

Adriana Paoletta dijo...

Claro que si gra yo también espero poder tenerte cerca!

Un abrazo contenedor!
Adri