martes, 10 de noviembre de 2009

Historia sufí. - La enseñanza de un perro





Le preguntaron a Shibli (un sabio sufí):

- ¿Quién te guió en el camino?

Contestó:

- Un perro. Un día lo encontré casi muerto de sed a la orilla del río. Cada vez que veía su imagen en el agua, se asustaba y se alejaba creyendo que era otro perro.

Finalmente, fue tal su necesidad que venciendo su miedo se arrojó al agua; y, entonces, “el otro perro” se esfumó. El perro descubrió que el obstáculo era él mismo y la barrera que lo separaba de lo que buscaba había desaparecido.

De esta misma manera, mi propio obstáculo desapareció cuando comprendí que era mi propio ser.

Fue la conducta de un perro lo que me señaló por primera vez el camino.

Idries Shah, El camino del sufí

Cuántas veces nos sentimos sedientos de plenitud, sin saber que en nuestro ser existe el manantial para aplacar esa sed. Como en la historia sufí, el único obstáculo se encuentra en nosotros mismos .


Adriana Paoletta

Gracias A Facu ,el amigo de mis hijos en Pinamar y a Beethoven y Tara, nuestros perros de Pinamar ,por ilustrar nuestra historia.

1 comentario:

Luz del Alma dijo...

Gracias Adriana por compartir enseñanzas para seguir creciendo.
Cuanto mas aprendamos sobre nosotros mismos, mas herramientas tenemos, ya que dentro de cada uno esta la Verdad.
Un fuerte abrazo de luz, Mirta