miércoles, 4 de noviembre de 2009

Historias de Vida.Rosas blancas para tu corazón




Ella es Rosa,sumergida en un mar de fragancias celestiales. Rosa es mamá de trillizos, traductora pública de inglés, dulce y pacífica, una luchadora que hace meses libra una batalla contra la depresión y la ansiedad. Hace un poco más de un mes nos conocimos.Asiste a mis clases individuales de Yoga Terapéutico en donde compartimos una mirada distinta acerca del dolor y la angustia que la tienen de rehén en su propio ser.

Ayer recibí una llamada de Rosa, estaba muy emocionada ya que se sentía muy bien de ánimo y quería compartir una experiencia que había tenido el domingo .Durante las clases trabajamos múltiples técnicas,ejercicios de Yoga, masoterapia, acupuntura, respiración, meditación. En la tercer clase realizamos una meditación con tangkas budistas en la que Rosa eligió sin saber su significado ,a la Tara Blanca del Budismo tibetano, madre de la liberación,que nació de las lágrimas de Avalokiteshvara.Tara es una deidad tántrica , para desarrollar ciertas cualidades interiores y comprender lo exterior, lo interior y las enseñanzas secretas sobre la compasión y el vacío.Es como una estrella,“ que por compasión ayuda a alcanzar la otra orilla”.



En la meditación de la semana pasada su mente en relajación pudo ver un campo lleno de rosas blancas acompañada de uno de sus hijos,que le permitió atravesar el dolor presente y ubicarse en su inconciente con esta imagen de pureza, delicada fragancia y equilibrio interior.



Tal es poder de lo que creamos en nuestra mente, que somos aquello que pensamos, como dice Buda. Con nuestros pensamientos hacemos el mundo que nos rodea. Hace unos días Rosa me pidió claramente que la ayudara a alcanzar "sosiego y dicha". Sólo la claridad de su mente pudo llevarla hasta la otra orilla de sus lágrimas ,y ver plasmada su visualización en un paseo tranquilo de domingo... Cientos de rosas blancas aparecieron ante sus ojos, como un milagro que deseamos y se materializa con infinita compasión.

Ese es tu regalo, Rosas blancas para tus ojos, una diosa de amor que te conduce a la otra orilla del dolor para encontrar tu dicha y tu paz, en el centro de ti misma. Así... como un sueño que se vuelve realidad.

Con todo mi amor para vos...Rosa

1 comentario:

María Fernanda dijo...

Lindo post Adri...
Saludos y estrellas a montones