domingo, 13 de septiembre de 2009

Bob Proctor,la Ley de Atracción.



Uno de los maestros de El Secreto y de la ley de atracción, estuvo en Bs As y contó a La Nación cómo hay que hacer para alcanzar el éxito en la vida. El autoconocimiento fue su principal recomendación.

"Cuando ves que el que más habla de estar enfermo es el que se enferma con más facilidad y que el que más habla de prosperidad es el que tiene mayor prosperidad, ¿crees que es por casualidad? Es la atracción, el secreto es la ley de atracción. Aunque no lo creas, todo lo que está llegando a tu vida tú lo estás atrayendo a través de las imágenes que tienes en tu mente? ¡En tu paradigma! Producto de tu educación, cultura, etcétera. Es como si uno fuese un imán", explica el investigador y consultor estadounidense Bob Proctor, que se presenta como coautor del libro y el documental El s ecreto, junto con la escritora australiana Rhonda Byrne, y pasó por Buenos Aires para dar un seminario que denominó El rompecabezas del éxito .

"Básicamente, la ley de atracción sostiene que lo semejante atrae a lo semejante. Es decir, que te conviertes en aquello en lo que piensas.
El problema es que a veces pensamos que podemos lograr algo, pero en nuestro inconsciente estamos convencidos de todo lo contrario. Entonces, el mensaje que enviamos es negativo y no entendemos por qué no se nos dan las cosas. Culpamos a la mala suerte, a raras conspiraciones de origen incierto o a nuestra propia torpeza", agrega.

Proctor, además, es fundador y director de la consultora LifeSuccess Productions, que cuenta entre sus clientes a empresas como IBM, Microsoft, Mercedes Benz, McDonald´s y American Express. Es autor, además, de You W ere Born Rich ( Usted nació rico ) y de 25 programas de coaching. Basado en el texto de El secreto , Byrne produjo un documental de una hora y media con testimonios de filósofos, científicos e incluso un vidente.

"Vivimos en un universo en el que hay leyes. Igual que hay una ley de la gravedad, y si te caes de un edificio, no importa si eres una buena o mala persona, vas a estrellarte contra el suelo. Todo lo que te rodea tú lo has atraído. Me vas a decir: ¡Y o no traje mis deudas! ¡No traje ese accidente con el auto! Sin embargo, y éste es uno de los conceptos más difíciles de aceptar, la realidad es lo que tú atrajiste. Y mientras no cambies tu paradigma seguirás atrayendo resultados negativos. Pero una vez que lo hayas aceptado, transformarás radicalmente tu vida", continúa.

-¿Tendríamos que vivir controlando nuestros pensamientos?

-¡No, te volverías loco! Es mucho más simple que eso, son tus emociones las que te ayudan a comprender lo que estás pensando. Las emociones son ese increíble regalo que tenemos para saber lo que estamos atrayendo. Llamémoslo nuestro sistema de guiado emocional. La felicidad interior es el combustible del éxito.

-¿Cómo llegó a conocer la ley de atracción?

-A principios de la década del 60 comencé a buscar respuesta a algo que me intrigaba. Mis cosas andaban muy bien, cada vez mejor, y mi pregunta era: ¿c uál es el motivo? Tanto mis padres como en el colegio me habían enseñado que para ganar dinero había que ser muy inteligente. Y yo no lo era, al menos no mucho más que tantas otras personas. O que había que tener una gran formación académica. Tampoco era mi caso, pero incluso sabía de gente muy preparada que no conseguía trabajo. Y así fui llegando a la conclusión de que buena parte de las cosas que había aprendido en el colegio no eran ciertas. Seguí investigando y, más o menos para 1968, pude comenzar a encajar las piezas, aunque todavía seguía a oscuras. Pensé: S i se me ocurriera manejar un avión, ¿qué tendría que hacer? Por supuesto, buscar un buen piloto para aprender. Y eso hice como mis dudas: buscar buenos maestros, y así la ley de atracción apareció en el horizonte de mi vida. No era algo nuevo, ya la conocían los grandes pensadores.

-¿Por ejemplo?

-Buda dijo: "Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado". Albert Einstein: "La imaginación lo es todo. Es la vista previa de lo que la vida va a atraer". Carl Gustav Jung apuntaba: "A lo que te resistes ?persiste". Y Joseph Campbell, famoso estudioso de los mitos: "Sigue tu dicha y el universo te abrirá puertas donde sólo hubo muros". Y hay una curiosa frase de Henry Ford que encierra una profunda sabiduría: "Tanto si piensas que puedes o que no puedes, de cualquier forma estás en lo cierto".

-¿Qué es el hombre para la ley de atracción?


Un ser espiritual, un campo de energía que opera dentro de un campo de energía mayor. Como dicen los físicos cuánticos: todo es energía e información. Nunca estamos solos, todos estamos conectados con todo, sólo que no lo vemos. No hay un afuera o un adentro. Cuando en la Biblia leemos que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, quiere decir que hay una parte de divinidad en nosotros, y a semejanza de Dios podemos crear nuestro propio mundo y realizarnos plenamente. ¡Somos seres espirituales con necesidad de expresarnos!

-¿Cómo podemos cambiar un paradigma negativo?

-En primer lugar, comprendiendo cómo funciona la mente y luego, cuestionando patrones hereditarios, códigos culturales, creencias sociales. A medida que vayamos reemplazando pensamientos negativos, iremos creando un paradigma positivo, casi sin darnos cuenta. No hay una pizarra en el cielo donde Dios tiene escrita tu misión en la vida. Tu propósito es lo que tú digas que es. Tu misión es la que te das a ti mismo.

-¿Como ve el futuro?

-Creo que nos estamos moviendo hacia una nueva era. Una nueva era donde la frontera no será el espacio, como creían los protagonistas de Star Trek, sino que será nuestra propia mente.

Video: la ley de atracción según Bob Proctor

Luis Aubele
VIA DIARIO LA NACION
VIDEO EL SECRETO PRIMERA PARTE

Videos tu.tv
VIDEO EL SECRETO SEGUNDA PARTE

Videos tu.tv

5 comentarios:

Luz del Alma dijo...

Gracias Adri por este post. Ya lo creo que es nuestra mente quien crea nuestra realidad, y tal como el ej citado respecto de la Ley de gravedad, no importa que creas en ella, existe y sucede igual.
Abrazo de luz, Mirta

lucía// dijo...

Adri,

por lo que estuve leyendo en relación a El Secreto, creo que es un poco peligroso el foco exitista que tiene. No todo es el dinero, la felicidad, lo positivo. Encontrar a "dios" en uno mismo no es encontrar todos los deseos satisfechos a nuestro molde, por lo menos para mí, es todo lo contrario.
Creo que esta teoría apunta más al conformismo dentro de las propias leyes que a lo que él mismo le dice superar las barreras de nuestra mente. Superarlas es, en mi opinión, dejar de lado el pensamiento dual de lo "positivo-negativo" y tratar de no juzgar nuestro entorno y a nosotros mismos.

Un beso grande!
Lu

Adriana Paoletta dijo...

Lucía: estoy absolutamente de acuerdo con vos , tu pensamiento me hace acordar mucho al libro de Ken Wilber ,Gracia y coraje, donde relata la enfermedad de la mujer, aseverando lo mismo que vos decís.Para mí falta una gran palabra en toda esta línea de pensamiento y esa palabra es LA COMPASIÓN .
Yo creo que toda transformación que no tenga como fin el anidar en nuestro corazón la compasión es inútil.
Gracias por estar.
Abrazo de luz
Adriana

Adriana Paoletta dijo...

Mirta:
Gracias por tu compañia de siempre!!!!!!!!

Abrazo de luz
Adriana

Matilde dijo...

Exelente articulo y exelente pagina, felicitaciones! Dejo la invitacion para participar en mi blog:

http://vivefelizyenarmonia.blogspot.com/2010/09/participa-en-este-blog.html

Besos