martes, 13 de julio de 2010

SAMÂDHIPÂDAH I. Patanjali, una aproximación al objeto del conocimiento.


Cuando iniciamos nuestra práctica de meditación, mis alumnos se contactan con diversas formas de abordar el conocimiento de sí mismos. Estudiamos y nos disciplinamos con diversas técnicas orientales y occidentales para corporizar y purificar la visión borrosa de nuestra percepción para conocer nuestro Ser Real e iniciar el viaje de transformación. Aquí Patanjali, el gran codificador del yoga, nos habla sobre la mente y sus distintas formas de percepción.


Adriana Paoletta



SAMÂDHIPÂDAH I


1 Aquí comienza la enseñanza del Yoga que ejerce autoridad.

2 El Yoga es la aptitud para dirigir la mente exclusivamente hacia un objeto y mantener esa dirección sin distracción alguna.


3 Entonces nace la capacidad de comprender plena y correctamente el objeto.


4 La aptitud para comprender el objeto se ve simplemente reemplazada por la concepción que la mente tiene de dicho objeto, o bien por una falta total de comprensión.


5 Las actividades de la mente son cinco, Cada una de ellas puede ser beneficiosa y puede causar problemas.


6 Las cinco actividades son: la comprensión, la comprensión defectuosa, la imaginación, el sueño profundo y la memoria.


7 La comprensión se basa en la observación directa del objeto, la inferencia y la referencia a autoridades dignas de confianza.

8 La comprensión defectuosa es la comprensión que se toma por correcta hasta que condiciones más favorables revelan la naturaleza real del objeto.

9 La imaginación es la comprensión de un objeto basada únicamente en palabras y expresiones, incluso en ausencia del objeto.

10 Hay sueño profundo cuando la mente está inmersa en la pesadez y ninguna otra actividad está presente.


11 La memoria es la retención mental de una experiencia consciente.

12 La mente puede alcanzar el estado de Yoga por medio de la práctica y el desapego.

13 La práctica es, fundamentalmente, el justo esfuerzo necesario para avanzar hacia el estado de Yoga, alcanzarlo y mantenerlo.

14 Sólo si la práctica adecuada se mantiene largo tiempo, sin interrupciones, con las cualidades de celo y actitud positiva, puede ésta triunfar.


15 En el más alto grado hay ausencia total de aspiración a contentar los sentidos o a vivir experiencias extraordinarias.

16 Quien ha alcanzado la plena comprensión de su verdadero ser ya no se verá perturbado por influencias que le distraigan, tanto en su interior como a su alrededor.


17 Entonces el objeto es gradualmente comprendido de manera plena. Esta comprensión es, al principio, más o menos superficial pero, con el tiempo, se hace más profunda. Llega un día que es total. Nace una alegría pura como consecuencia de una tal profundidad de comprensión que entonces el individuo está tan unido al objeto que pierde consciencia de lo que le rodea.

2 comentarios:

nestor dijo...

Hola,
Mirando tu artículo me encontre con esta gran información, que por cierto me intereso mucho, te aplaudo por esto, estare chequeando a mas contenido que estes escrbiendo en tu pagina... saludos.

Adriana Paoletta dijo...

Gracias por tu visita Nestor, serás bienvenido! me alegra saber que te han interesado ,los aforismos
un abrazo de luz