sábado, 31 de julio de 2010

Espiritualidad y sexualidad



Nacemos al mundo a través del canal sexual y energético de una mujer ... Eso es encarnar. Somos dos, para crear, yin-yang , como formas distintas y complementarias, que se necesitan , siendo semillas en gestación.

Eros ,es el espíritu natural , que nos mueve a crear . La sexualidad, es una de las formas del amor. Exuberante, salvaje, expansiva, creadora,sensitiva, visceral y amorosa, debemos ser parte de ella, para convertirnos en humanos.

La sexualidad es la raíz de la espiritualidad verdadera. Sin ella no hay pasión , vida, emoción, entrega. Qué difícil es sentir desde uno, la sexualidad, en una Era sobre-estimulada con información acerca de un tema tan íntimo, individual y trascendente.

Como en la experiencia meditativa, la experiencia orgásmica , es el polo inferior de un arco que se expande desde el primer chakra , hacia el último chakra, en un éxtasis que diluye mis fronteras, mi individualidad , la separación entre tu piel y mi piel, entre tu mente y mi mente, para convertirnos en UNO, en gozo divino.

La meditación y la sexualidad necesitan de nuestra ENTREGA. De un actitud relajada para dejarnos guiar ,por una sabiduría original , que pulsa en el ritmo suave y eminentemente libre de nuestro respirar. De una mente que no teme y abre sus puertas a la experiencia, para ahondar en ella y abrazar al amor contenido y encarcelado, en nuestra mente restrictiva y limitada.

Sexualidad y espiritualidad son el principio y el fin de la vida, el inicio de un camino que comienza en el cuerpo, gestado en compañia de otro cuerpo .

Si buscamos incesantemente esa unión, convirtiendo al mundo en un objeto de apropiación, en donde hoy me satisfago con algo que suple y llena mi vacío interior y mañana busco en otro objeto-sujeto-lugar, para llenar mi ser,sin reconcerme como Ser , jamás podré entregarme, para conocer de verdad, quién soy.

Nunca llegaremos a saber realmente, qué nos alimenta, qué nos hace felices y quiénes somos, si no detenemos el ansia desmedida, de búsqueda externa sin entrega, sin conocimiento.

La madurez ,nos lleva de la sexualidad hacia la espiritualidad, de uno a dos, que se vuelven UNO, sin perder su condición original. Eros enlaza una búsqueda cada vez más sutil, en formas amorosas, cada vez más abarcantes , que alimentan verdaderamente a nuestro SER, que se complementa, interactuando, creando, jugando y sonriendo en éxtasis , junto a otros seres, en este chispazo de conciencia ,que llamamos... Vida.

Adriana Paoletta

Siempre me consultan acerca de este tema. Me gustaría escucharte ,para que juntos podamos pensar en voz alta.

2 comentarios:

Lucas dijo...

Adriana:
Pedís escuchar un comentario, pero tus palabras, tu sentir, lo opacan todo.

Nunca había pensado la sexualiada de esa manera. Siempre la entendí como un camino que no era para transitar JUNTO a la espiritualidad. Interpretaba que el camino de un laico -quien no es monje ni "renunciante"- era algo incompleto; que el yama bramhacharya solo era para los sanyasines ... Que lo mío, solo era un intento a medias.

Hoy comprendo otra cosa.

Gracias.

Adriana Paoletta dijo...

Gracias Lucas!Me alegra sentir que te ha tocado este tema. No suelo hablar demasiado de la sexualidad ya que es un tema que se presta a confusión. Me sentía en deuda con vos , ya que en la conferencia virtual,no pude responderte con la profundidad que merecía el tema y creo que hoy entendés un poco más mi punto de vista.

Gracias por tu lectura y sensibilidad.

abrazos radiantes
adri