miércoles, 20 de agosto de 2008

Pashimottanasana, la pinza, para mantener en forma tus isquiotibiales.


Una buena forma de mantener estirados nuestros isquiotibiales es practicar progresivamente la postura de la pinza.

Aconsejada para cualquier trastorno digestivo, esta postura relajante, beneficia el plexo solar acumulando en él la fuerza calórica (yang) que fortalece este importante plexo nervioso, sustento de nuestra vida emocional inconciente.


Sientate sobre tus isquiones en la posición de dandasana(el bastón). Eleva tu brazos al inhalar estirando tus talones hacia el frente . Contrae el músculo trasverso del abdomen y manten estirados ambos lados de las costillas separando fuertemente los espacios vertebrales entre sí. Al exhalar flexiona el tronco desde las articulaciones coxofemorales hasta que el abdómen y las costillas estén apoyadas en tus piernas. Tu cabeza alineada con el resto de la columna.

Realiza un sello con tu manos para producir un mayor estiramiento. Contrae fuertemente los cuádriceps para lograr un mayor estiramineto de la cara posterior de las piernas. Los isquiotibiales se alargarán mucho más. Estírate al respirar.



Si quieres saber más acerca de esta postura y comprender cómo es nuestra Anatomía en el Movimiento escribenos a adripaoletta@gmail.com.

Adriana Paoletta
Fotos: bandhayoga. y Flickr

No hay comentarios: