domingo, 9 de mayo de 2010

Meditación Integrativa de Genpo Roshi.¿Qué es el Big Mind?

El proceso Big Mind ha sido desarrollado por el Maestro Zen Dennis Genpo Merzel después de treinta años de practica formal de Zen y veinticinco años como maestro de esta vía. La técnica proviene tanto de la tradición psicológica occidental como de la tradición Zen oriental. La técnica Big Mind es una forma muy simple, pero poderosa y rápida, de ayudar a una persona cambiar de perspectiva y encontrar la sabiduría que un meditador puede tardar muchos años en conseguir. Después de experimentar este cambio, es necesaria la practica continua de la meditación para profundizar en esa realización

Dennis Genpo Merzel empezó a trabajar con la terapia Gestalt en 1967 y en 1983 empezó a estudiar la técnica del dialogo de voces junguiano, bajo la guía de Hal y Sidra Stone. En 1999, después de una larga experiencia enseñando Zen tradicional y trabajando con grupos usando el dialogo de voces, Genpo Roshi desarrolló un método para trabajar con la gente que unía las aproximaciones de oriente y occidente. Trabajando tanto con sus estudiantes, tanto en el Zen “tradicional” como la exploración con técnicas terapéuticas occidentales, fue capaz de descubrir una manera de permitir a la persona apartar su ego y descubrir su naturaleza real o “Big Mind” (Gran mente).

Han tenido que pasar 2600 años desde la realización que el Buda tuvo de la Gran Mente para que la humanidad llegara a la presente encrucijada. Ahora Oriente y Occidente se están encontrando y gran número de personas están preparadas para apreciar ambas sabidurías. El poder de la técnica Big Mind es que permite a los participantes realizar un cambio rápido y sin sentirse amenazados de una posición estrecha y ego-céntrica a una perspectiva abierta, clara y libre que permite identificarse con todas las personas y las cosas.

La técnica Big Mind funciona en cualquier occidental abierto al proceso. Puede usarse para trabajar sobre uno mismo u otras personas para sanar perspectivas o comportamientos problemáticos, permitiendo a la gente asumir más responsabilidad de su vida y elecciones. También sirve para incrementar la compasión, y la capacidad de identificarse con todos los seres sintientes. Finalmente, cuando se usa adecuadamente, le permite a uno acceder a una perspectiva más allá del ego a voluntad en la vida diaria, y funcionar libremente en situaciones de la vida ordinaria, con menos apego al ego.


En un taller de Meditación Integrativa, usando el proceso Big Mind de Genpo Roshi:

  • No nos sentaremos en silencio, si no que dejaremos que hablen nuestros diversos aspectos, voces o subpersonalidades, primero los personales y después los transpersonales. Ello permite:
  • Reintegrar voces que tenemos disociadas o en la sombra, recuperando y transformando la energía de esos aspectos, además de ahorrarnos la energía que usamos en mantener la represión de esos aspectos. Gracias a eso se produce un gran alivio, al sentirnos en paz con todos nuestros aspectos, incluso los que considerábamos negativos y nos hubiera gustado eliminar, en lugar de ello ayudamos a que se transformen en su correspondiente aspecto maduro y sabio
  • Gracias a ello el pequeño yo no se ve amenazado por el proceso de meditación, y entonces no solo no es un obstáculo para la meditación, si no que colabora en que ésta se dé. Por ello este proceso permite, incluso a gente que no ha meditado nunca, alcanzar estados meditativos que normalmente lleva muchos años conseguir. Es un regalo que Genpo Roshi nos ha hecho a los meditadores, porque permite atisbar desde el principio cosas que normalmente lleva mucho tiempo de práctica, si es que se consigue. Se puede usar el proceso para volver a ese estado cada vez que se sienten a meditar. Puede producirse un cambio radical en la práctica: de sentarse a tratar de meditar a sentarse, entrar en el estado meditativo y permanecer ahí abriéndose más y más.
Por Alejandro Villar
VIA REVISTA NAMASTE

Este blog se alimenta también de tus comentarios. Qué tal si escucho tu voz!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Adri, gracias por este articulo y por el anterior escrito por vos, me gustaron mucho. Ahi esta la papa no? ver las cosas con mas ecuanimidad....
Me olvide de los libros que me contaste que te llegaron, como se llamaban? sonaban interesantes, algo asi como la gran mente?
gran abrazo
Emi

Adriana Paoletta dijo...

Hola Emi!

Cómo te sentís ...mejor? Espero que tu cuello se haya relajado! Gracias por tus palabras! Si Emi dos libros increíbles, este de Genpo Roshi y Uno de Kornfield nuevito recién salido de la editorial. Podrán disfrutar de ellos en las meditaciones.

Abrazos para los dos
adri

Anónimo dijo...

Gracias por tus artículos, cuando veo algo sobre meditación, quiero empezar, pero no puedo, no sé porqué. Ningún sitio me parece adecuado, ningún momento..., en Reiki no experimento nada de lo que se hace... Un rollo. Gracias otra vez. Un abrazo. Irene

maria rosa dijo...

Muy interesante y muchas gracias.
Voy a hacerme con el libro.
Gracias Adri, aunque no te deje mensajes, siempre estoy al tanto de todas tus entradas y ya en una ocasión transcribí una y no descarto el volver a hacerlo... con tu consentimiento, claro está.
Encuentro interesantisimo todo lo que expones, mi hija Pati, cuendo tiene un momento también... te recomendé, le interesa mucho.
un abrazo fuerte,

Adriana Paoletta dijo...

Hola Maria Rosa!

Qué alegría saber de ti. Es un muy importante saber de ustedes ya que a travésd de sus comentarios voy viendo las necesidades que tienen y además disfruto con el corazón de su receptividad.

Un abrazo de luz para ti y tu hija
adriana

Anónimo dijo...

Gracias Adriana estoy subscrita a tu pàgina y la disfruto enormemente todos los dìas y las conferencias tambien las oiga...este artìculo es increible...es lo que he venido haciendo luego de leer varios artìculos tuyos para aprender a meditar. Gracias por la valiosa informaciòn que siempre nos aportas a todos los que nos beneficiamos con tus enseñanzas. un abrazo
Maria Soledad

Adriana Paoletta dijo...

GRacias maria Soledad! por tomarte el tiempo de escribir. Mi gratitud profunda y alegría por tu práctica!

un abrazo radiante
adriana