martes, 11 de mayo de 2010

Implantan la práctica del Yoga en colegios para reducir la violencia


Esta técnica milenaria les permitirá a los estudiantes aprovechar su tiempo libre de forma sana y divertida. La idea es que recobren el equilibrio y la 'calma interna'.


Namasté. Esta es la primera palabra que Lady trae a su mente para contenerse y no pelear con sus compañeros de sexto grado del colegio distrital Atenas, ubicado en la localidad de San Cristóbal.

Es un saludo que transmite paz y amor y esto es lo que se respira en un salón de clases del plantel, todos los miércoles y viernes, cuando Lady practica yoga con otros niños en completa armonía.

Para los más de 30 estudiantes que allí realizan la postura del guerrero, del árbol o del mosquito, es toda una novedad esta disciplina milenaria. Van por la quinta clase y ya comienzan a disfrutar sus beneficios: menos agresión y más concentración.

"Los ejercicios nos ayudan a despejar la mente y a no ser tan violentos. Yo he dejado de ser tan agresivo con mis compañeros", afirma Andrés Felipe, de 13 años.

Jason Andrés y Lady, de 12, dicen que sus conflictos disminuyeron, que son más flexibles, se concentran con mayor facilidad y hasta se sienten 'más pilos'. "Antes yo tenía muchos problemas con mis amigos, y ya no", dice Jason.

Baja agresión

A la institución educativa llegó esta disciplina oriental con el fin de reducir los niveles de violencia entre sus estudiantes y recobrar el equilibrio y la 'calma interna' para vivir en armonía.

Esta cátedra Zen hace parte del componente de manejo saludable y creativo del tiempo libre del programa 'Convivencia y Protección Escolar', de la Secretaría de Educación del Distrito, que contempla, entre otros, teatro, danza, arte, música, Tai Chi, exhibiciones culturales y artes marciales.

Cerca de 500 estudiantes de 10 colegios de las localidades de Chapinero, San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, Ciudad Bolívar, Engativá y Rafael Uribe iniciaron talleres de Yoga, Tai Chi y artes marciales.

"Queremos que aprendan, dentro de su tiempo libre, cómo liberarse de la violencia, de la drogadicción. Hemos visto que se han reducido los niveles de agresividad", indica el instructor de yoga de estos jóvenes, Alonso Navarro.

Edgar Sierra, coordinador local para el Programa 'Convivencia y Protección Escolar', en Antonio Nariño y San Cristóbal, explica que las artes alejan a los chicos de las bandas, los 'parches' y la violencia que se vive en las esquinas de los colegios.

"La mayoría son niños que en las tardes están en compañía de la calle, la televisión o los malos vicios. Han recibido este programa con grandes expectativas, aunque quisiéramos que tuviera mayor cobertura", puntualiza Adonai Ospina, docente del plantel.

Seguridad en San Cristóbal

El Observatorio de Seguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá, en un reciente informe, afirma que en el 2009 el homicidio en la localidad de San Cristóbal aumentó en 30 casos. De los 100 homicidios ocurridos, el 60 por ciento de las víctimas tenía entre 20 y 29 años y y el 16 por ciento, entre 15 y 17 años.

Según algunos habitantes de la localidad, el microtráfico es un gran problema de la zona. Los jóvenes -dicen- están expuestos a la venta de droga; andan en grupo, se van a los parques y 'fuman de todo'.

Muchos de los expendedores de alucinógenos se ubican en las afueras de los colegios para vendérselos a los estudiantes y 'capturarlos'.

La alcaldía local afirma que los principales puntos de venta de droga en San Cristóbal -al menos unos 22- están ubicados en los barrios San Pedro, Las Brisas (aquí queda el colegio Atenas),
Guacamayas, Juan Rey y Ramajal.

PD: Los invito a formar parte del Grupo de Facebook Por la incorporación del Yoga y la Meditación en las escuelas

ANDREA LINARES G.
REDACTORA DE EL TIEMPO

1 comentario:

Luz del Alma dijo...

Qué maravilla Adri, te imaginas nuestros colegios con esta actividad en la curricula?!
Estoy convencida que sí podemos lograrlo.
Un fuerte abrazo de luz, Mirta