martes, 16 de junio de 2009

Prepara tu meditación. Respira y controla tus Samskaras, para mejorar tus hábitos.



En este video de Asana X Asana te proponemos descubrir cómo tus asanas respiran. A través del prana contenido en el Universo y del uso de bandhas y mudras, dirigimos concientemente esta sustancia celestial hacia diferentes zonas del cuerpo denso y sutil, para comenzar a purificar Samskaras, impresiones negativas latentes en nuestra mente inferior.

EL DOMINIO DE LOS SAMSKARAS

Las fuerzas invisibles que trabajan en nuestro interior surgen de semillas producidas por pasadas experiencias. Cada acción, cada experiencia deja en la mente una fuerte impresión en forma de semilla llamada ‘samskara’.La cualidad y alcance de nuestros pensamientos, palabras y acciones son determinados por los samskaras que tenemos, buenos y malos. Buenos samskaras son los que producen pensamientos saludables, palabras edificantes y acciones positivas. Los malos samskaras producen lo contrario.
Todo ser humano tiene en su mente un stock de samskaras buenos y malos. Es la proporción de ambos lo que varía de una persona a otra. Los samskaras, por lo general, están adormecidos , pero su sueño es muy liviano.
Tan pronto como un estímulo favorable se hace sentir, los correspondientes samskaras se vuelven activos. Por ejemplo, el olor a tabaco puede ser suficiente para despertar el samskara fumador de una persona, el deseo de fumar.

Para vivir bajo la influencia de los buenos samskaras el primer paso es producir conscientemente tantos nuevos buenos samskaras como sea posible. Es decir, despertar y fortalecer los buenos samskaras que ya tenemos; tener pensamientos positivos, ser veraces, amable con todos y trabajar para el bienestar de los demás y no sólo parauno mismo.

Cuanto más buenos samskaras tengamos, más capaces seremos de pensar, hablar y actuar de una manera constructiva. Este ciclo puede ser ampliado constantemente; no hay límite para el bien que una persona puede lograr para sí misma.Romper esta cadena cíclica (causa y efecto) es el próximo e importante punto en nuestra agenda espiritual. En primer lugar no debemos dar oportunidad para que los malos samskaras despierten y yergan su cabeza en algún momento de descuido; deben ser combatidos sin piedad.

Un camino aconsejable es neutralizar el efecto despertando conscientemente los samskaras opuestos. Swami Vivekananda recomendó este sendero: “Controlar una fuerte ola de ira que se ha apoderado de nuestra mente simplemente levantando una ola opuesta. Pensar en el amor. Por ejemplo: una madre está discutiendo con su esposo, en ese momento llega su hijito; ella lo toma en sus brazos y lo besa tiernamente. La ola anterior muere y una nueva ola surge; el amor por su hijo. El amor es lo opuesto de la ira, el enojo.”

Otra alternativa es observar a tiempo el surgimiento de un mal samskara atentamente y recordar el disgusto que eventualmente puede producir. Esta actitud es a menudo suficiente para apartar el samskara negativo. La atenta observación de nuestra propia mente, es uno de los métodos recomendados por los maestros Buddhistas.

Matar definitivamente los samskaras no es nada fácil; además lleva tiempo. Lo que de inmediato es posible es estar atento de manera que ellos, por lo menos, permanezcan inactivos. Lo positivo de esto es que cuanto más tiempo permanezcan inactivos, más lentos se vuelven y como consecuencia les resulta más difícil resurgir.

Namasté!
Medita con Atención Plena!


Te esperamos a meditar todos los miércoles de 20 a 21 . 30 hs en San Blas3060 1 piso A. Escuela Taitoku
Info: adrianapaoletta@gmail.com

2 comentarios:

Pedro dijo...

En el control de los pensamientos está la clave de todo, pero es un árduo trabajo el conseguir dominarlos.
Magistral lección la que nos ofreces hoy.

Un beso.

sati dijo...

Muchas Gracias Adri por compartir tus conocimientos, y ayudarnos a crecer . un abrazo grannndote . tami