jueves, 25 de junio de 2009

Dolor de espalda.Estudios médicos avalan al Yoga.


El Yoga es sin dudas la disciplina psicofísica más completa para mejorar las patologías de espalda.
¿Cuál es su por qué? . El yoga fue diseñado para ejercitar la espalda, algo que infinidad de técnicas orientales o deportes occidentales no alcanzan a trabajar con tal perfección. Algo que debemos tomar en cuenta al practicar Yoga es mantener en perfecta alineación nuestro eje ( los invito a ver el video "La gravedad: nuestro gurú cósmico"). Nuestra espalda debe combinar fuerza y elasticidad para mantenerse sana: si los ejercicios que realizamos modifican las curvas fisiológicas que mantienen a nuestro eje con igual distribución de las cargas en cada segmento vertebral, seremos sostenidos activamente por la espalda y nuestra postura será liviana,estable y cómoda.

Hace casi 20 años que me especializo en el tratamiento y rehabilitación de patologías asociadas al dolor de espalda como cervicalgias, artrosis de columna, hernias de disco, espondilolistesis,lumbalgias y ciatálgias. Ninguno de mis alumnos ha sido sometido a cirugias de columna a partir de la incorporación del Yoga en su rutina cotidiana.

Los cambios posturales que genera el trabajo sobre los músculos antigravedad,sumado a la fuerza de glúteos, abdominales y elasticidad de la cadena posterior mediante una práctica sistemática de los ejercicios que he rediseñado para la mejora de la biomecánica de la columna,permiten que nuestra espalda sea un verdadero sostén para nuestro Ser.

El Yoga fue diseñado para fortalecer el canal vertebral. A través del sushumna nadi( médula espinal) se despierta la energía vital expresada en 7 estados de conciencia:
  1. Conciencia material o corporal.
  2. Conciencia emotiva o de los vinculos.
  3. Conciencia de mi mismo o poder personal.
  4. Conciencia de los otros o amor y empatía.
  5. Conciencia de nuestra creatividad, comunicación y desarrollo mental.
  6. Conciencia de nuestra mente intuitiva, holística y visionaria.
  7. Conciencia de la Unidad entre todos los aspectos del ser a través de la espiritualidad.
Si trabajo en forma conciente las patologías fisiológicas , se despertarán dichos niveles de conciencia enriqueciendo la vida interior de la persona y uniendo los aspectos escindidos de su organismo vital: su cuerpo y su mente, su espalda y la expresión de su Ser.

Siento una profunda alegría al corrobar que aquellos estudios e investigaciones personales, se estén llevando a cabo por numerosos estudios médicos en importantes Universidades, para validar los efectos terapéuticos del Yoga.

Los invito a participar de nuestros seminarios para el Dolor de Espalda y de las clases de Yoga terapéutico que estamos realizando para mejorar la relación con nuestra espalda.

Los dejo con la lectura de esta interesante nota y no se pierdan los links que avalan dicha investigación.

El yoga lleva tres milenios conjugando ejercicios y respiración para conseguir la perfección espiritual. Un estudio muestra nuevas bondades de esta disciplina: ciertas posturas alivian el dolor de espalda.
Dos de los tratamientos más recomendados para la lumbalgia inespecífica (es decir, la que no se debe a ninguna enfermedad subyacente, sino a un problema muscular, de la columna...) es la terapia conductual y el ejercicio.
Así que a los autores del nuevo estudio, procedentes del Group of Health Cooperative y de la Universidad de Washington (EEUU), les pareció una buena idea aplicar a la lumbalgia una técnica que combine ambas estrategias como es el yoga.

"El yoga puede beneficiar a los pacientes con dolor de espalda simplemente porque supone ejercicio o por sus efectos mentales", comentan los autores en su nuevo trabajo, publicado recientemente en 'Annals of Internal Medicine'.
Hasta el momento la medicina occidental no había estudiado las posibilidades de esta disciplina en la lumbalgia. Esto es lo que llevó a Karen Sherman y a su equipo a investigar las posibilidades del yoga. En concreto, decidieron utilizar el viniyoga, un estilo que hace hincapié en la seguridad de las posturas y que es bastante fácil de aprender.
El instructor diseñó una tabla para pacientes con dolor lumbar que no tenían experiencia previa en esta disciplina: se trataba de 17 posturas simples relativamente sencillas y algunas adaptadas por el instructor.
En cada clase con el maestro yogui -los autores insisten en que es fundamental realizar los ejercicios bajo la supervisión de un profesor-, los pacientes debían realizar entre cinco y 12 de estas posturas, además de ejercicios de respiración al comienzo y al final de la sesión. La mayoría de las posturas no se mantenían, sino que se repetían entre tres y seis veces.

De todos modos, los autores hacen algunas advertencias, "Algunos estilos pueden ser demasiado vigorosos para pacientes con lumbalgia que no están familiarizados con el yoga, mientras que otros estilos pueden necesitar modificar la práctica normal para que sean adecuados para el dolor de espalda", dicen.

"Los médicos deberían animar a sus pacientes a elegir instructores que tengan experiencia con personas con lumbalgia y que les puedan ayudar a manejar las crisis que puedan reducirse como resultado de la actividad física", advierten.
Estos especialistas han examinado a 36 personas con un dolor de espalda que recibieron sesiones de 75 minutos durante 12 semanas. Además, los pacientes tenían que practicar diariamente estos ejercicios en su casa. A modo de comparación, evaluaron también a una treintena de pacientes con lumbalgia que hacían actividad física (ejercicios de aeróbicos, de fortalecimiento y estiramientos) y otros tantos que recibieron un libro con consejos para su lumbalgia.

Tras seguir a todos estos voluntarios durante seis meses, los autores han podido comprobar que "el yoga es un tratamiento eficaz para el dolor de espalda crónico"

Y es que los pacientes del primer grupo experimentaron una importante mejoría de la funcionalidad y en su dolor, en comparación con los que hacían ejercicio o el manual educativo.
Los beneficios se mantenían 14 semanas después de terminar las clases. En las entrevistas al terminar los seis meses de seguimiento, la mayoría de los participantes dijo que seguía practicando sus ejercicios.
Asimismo, un menor número de voluntarios que practicaban yoga consumía medicamentos: sólo el 21%, frente a la mitad de los que hacían ejercicio y el 59% de los que recibieron el manual educativo.
"Los resultados superiores en el grupo de yoga son especialmente destacables debido a los elevados niveles iniciales de actividad de los participantes"
comentan los autores, pues los voluntarios, pese a su dolor de espalda, ya venían practicando unas tres horas semanales de ejercicio(no Yoga).
En cuanto a los motivos de estas bondades, los investigadores recuerdan que "desde un punto de vista físico, la tradición popular propone que el yoga aumenta la flexibilidad y la fuerza, el tono muscular y libera la tensión muscular. Varios estudios han visto que aumenta la flexión de la cadera y la flexibilidad lumbar y de los tendones", dicen.
El enfoque mental del yoga también podría ayudar a la gente a aumentar su concientización acerca de cómo se han estado moviendo y han colocado su cuerpo de modo inapropiado, a relajar sus músculos y a aliviar su estrés mental, tal y como indicaron nuestros pacientes"
Publicado en el diario El mundo de España el 14 de enero de 2006

Adriana Paoletta
Información por clases y Seminarios para el Dolor de Espalda: adrianapaoletta@gmail.com

4 comentarios:

Pedro dijo...

Empecé a practicar yoga precisamente porque tengo problemas de espalda. Me gustaría saber si después de una operación de hernia de disco se puede volver a recuperar la flexibilidad de la espalda.
Gracias por todo.

Un beso.

lucía// dijo...

Adri,
yo también di el último pasito que le hacía falta a mi voluntad para empezar yoga por dolores de espalda. Había hecho un año de kinesiología para unos dolores de lumbares pero me hacía poco y nada.
Me mejoré muchísimo con yoga, muchísimo en serio y, además, de eso aprendí una infinidad de otras cosas. No seré un estudio científico pero para mí, al menos, está empirícamente demostrado que hacer yoga hace muy bien a la espalda.

te dejo besos,
gracias por poner a nuestra disposición las últimas novedades, siempre interesantísimas!

lu

Health Pain dijo...

Yo sufro de dolor cronico y practico yoga para relajación ya que me indicaron que es la mejor terapia.

rafael nadal dijo...

para controlar el
dolor cronico
de espalda debemos acudir
al especialista,
ya que el nos podra dar lo adecuado y lo que necesitamos,
por ejemplo yo tomo lortab, que es una medicina que uso para
contrarrestar el dolor cronico que tengo hace años,
pero esta medicina me lo receto el doctor, lo tomo con moderacion.