lunes, 26 de mayo de 2008

La práctica del ZAZEN. La POSTURA



La práctica del zazen no es algo distinto del despertar. Durante el zazen,no es preciso buscar la obtención de nada.Es simplemente concentración sobre la postura, la concentración y la actitud del espíritu.

La postura:

Sentado en el centro del zafu(cojín redondo)se cruzan las piernas en loto o semiloto.En la posición del loto los pies presionan en cada muslo,las zonas que contienen puntos de acupuntura importantes, correspondientes alos meridianos de la vesícula biliar, Higado,y riñon.

Con la pelvis vasculada hacia adelante , la columna vertebral arqueada a nivel de la 5ta. vértebra lúmbar,la espalda y la nuca erguidas,se presiona la tierra con las rodillas y el cielo con la cabeza. El mentón está bien recogido. El vientre relajado, la naríz está en la vertical del ombligo.



Una vez en posición, se coloca los puños cerrados, encerrando el pulgar,sobre los muslos, cerca de las rodillas,y nos balanceamos de izquierda a derecha, siete u ocho veces, reduciendo la amplitud del movimiento hasta encontrar la vertical de equilibrio.Se saluda (gassho),juntando las manos entre sí,palma contra palma, a la altura de los hombros , manteniendo los brazos horizontales . Se coloca entonces la mano izquierda en la mano derecha,con las palmas hacia el cielo, contra el bajo vientre. Los pulgares en contacto, mantenidos horizontales por medio de una ligera tensión, no dibujan ni montañas ni valles.

Los hombros distendidos , caen naturalmente, retirados hacia atrás y con los omóplatos no salientes.La punta de la lengua, toca el paladar. La mirada se pone , sin fijar,aproximadamente , un metro de distancia. Los ojos semicerrados no miran nada, a pesar de que, intuitivamente,se vea todo.

Adriana Paoletta
fuente: Maestro Deshimaru

2 comentarios:

Malala dijo...

Adri! qué lindo post con lo que me gusta zazen!

"Hacer zazen tranquilamente en el dojo,
apagar todo pensamiento negativo,
obtener solamente un espiritu sin deseo,
esta alegría está más alla del paraíso(...)
¡Corred detrás de los placeres y permaneceréis insatisfechos hasta la muerte!(...)
Ver con nuetros ojos de profunda sabiduría interior,
poder observar y reconocer íntimamente el verdadero aspecto de toda acción y toda existencia..."

Dice el Maestro Deshimaru:
"Cuando recibí este bello poema de mi Maestro Kodo Sawaki me sentí muy impresionado y le pedí la ordenación para hacerme monje.El me dijo: -¡De ninguna manera vas a enterrar tu vida entre esos prelados funcionarios! Mejor conviértete en un verdadero Bodhisattva, que continúa zazen en las impurezas de la vida social!"


del libro: La práctica de la concentración. El zen en la vida cotidiana. Taisen Deshimaru.

Con mucho cariño,
Malala.

Adriana Paoletta dijo...

gracias Mali!!!!

el camino del bodhisattva es arduo y sinuoso, pero lleno de vida y acciones sin semillas del karma.
Un abrazo

Adriana