lunes, 5 de mayo de 2008

Ejercicio de Meditación Budista.(1)


La función de la práctica de la meditación es la de curar y TRANSFORMAR.La energía que se utiliza en la meditación es la atención conciente, para iluminar los escondrijos de nuestra mente, o para mirar en el corazón de las cosas con el objeto de ver su verdadera naturaleza.

Esta plena conciencia nos ayuda a entender la esencia del objeto de meditación ( ya sea una percepción,una emoción,una reacción, la presencia de un apersona o de un objeto).Mirando profundamente, el practicante obtiene la comprensión interna, PRAJÑA,o SABIDURÍA.

Esta comprensión interna tiene el poder de liberarnos de nuestro propio sufrimiento, se deshacen las trabas, se transforman los bloqueos internos de sufrimiento, como el miedo,la ira, la deseperación.Volviéndonos concientes de lo que está en nosotros y a nuestro alrededor,nos volvemos más libres, compasivos y alegres.

La alegría de la meditación como alimento( ej. 1)

1. Al inspirar, calmo mi cuerpo. (Calma)
Al exhalar, sonrío. (Sonrisa)

2. Al inspirar, moro en el instante. (Instante)
Al exhalar, sé que es un momento
maravilloso. (Momento maravilloso)




Al igual que el agua, refresca nuestro cuerpo,la respiración nutre de frescura la meditación. Con la respiración conciente cl cuerpo y la mente se unifican. Al exhalar sonríe, para que los pequeños músculos del rostro envíen la relajación al sistema nervioso, que relajará el cuerpo totalmente. La respiración conciente y la sonrisa deben practicarse durante 5 a 15 respiraciones, antes de pasar a la segunda fase.

La segunda fase nos devuelve al momento presente, para poner fin a los apegos del pasado y las ansiedades del futuro.La vida sólo está disponible en el momento presente.

Practica este ejercicio en cualquier lugar, estando sentado o caminando y verás como florece en tí la alegría de la meditación.

Cuéntanos tu experiencia meditativa...

Namasté!

No hay comentarios: