viernes, 30 de enero de 2009

Sé consciente

Cuando inhalamos recibimos a Dios.
Cuando exhalamos nos entregamos a él.

Más reflexiones sobre este tema: Aquí

2 comentarios:

amor dijo...

creo que lo que de verdad me apetece es entregarme a él

también hacerlo en alguien que me acoja

un beso

Adriana Paoletta dijo...

Si amor, la entrega a dios es tan importante como la entrega a alguien nos ame ,proteja y respete tal cual somos.
Un beso
Adriana