viernes, 11 de junio de 2010

El camino interior


En nuestra meditación de la semana estamos trabajando el desarrollo de las voces no duales o trascendentes, que afloran en la conciencia mientras meditamos. Una de ellas es el Camino.

Al evocar esta voz en nosotros y dejarla hablar, expresarse, no necesariamente en palabras, sentimos que hemos llegado a rozar un sendero interior que se desdibuja a veces por los mandatos externos de éxito, de búsquedas vanas que nos llevan a callejones sin salida o nos atrapan durante aÑos en situaciones dolorosas disfrazadas de placer.

Cuando esta voz trascendente habla en tí te dice:

No hay ningún lugar donde ir , no hay nada que hacer, no hay nada que buscar y nada que desear.
Yo soy el mismo Camino que recorro, la luz para iluminarlo, la fuente donde bebes cuando estás cansado y sediento. Nunca dejarás de buscarme, pero esa misma búsqueda no te permitirá verme y descubrirme. Soy la búsqueda misma y me convierto en todo lo buscado. Y cuando puedes percibirme, tu mente dejará de buscar y se convertirá en la No -Búsqueda.

Cuando trascendemos el pensamiento, se produce algo que sólo puedes sentir en este estado interior.

Cada uno de mis alumnos nace a un nuevo ser transformado, convirtiéndose en el mismo camino que recorren.

La pregunta es: ¿ coincide tu camino interior con el camino que recorres en el mundo?

Adriana Paoletta

No hay comentarios: