viernes, 29 de enero de 2010

Swara Lunar, relájate bajo la luz de la luna.


Ayer por la noche la luna llena bañó con su luz opalina, los médanos, el bosque y el mar.



Su esplendor estuvo tan vivo en nuestra hostería durante una hora ya que no tuvimos luz eléctrica en todo Pinamar. La oscuridad era una sonrisa de estrellas que temblaban sobre nuestros ojos en silencio.


Para los yoguis la fuerza lunar incide en el flujo respiratorio de la fosa izquierda, que es anabólico, eferente e inhibitorio de los órganos y está directamente relacionado con la función de un nadi o ruta de la energía llamado nadi Ida .



Este nadi gobierna el funcionamiento del sistema nervioso parasimpático, que tiene la misión de relajar las funciones corporales y conservar la energía. Las funciones del sistema nervioso parasimpático nos ayudan a relajar los músculos superficiales, a enviar pequeñas señales a las vísceras para que activen la digestión y la asimilación de nutrientes.




En pleno verano respirar por la fosa izquierda refresca el organismo, baja el ritmo sanguíneo, contrae las vías respiratorias y disminuye la tensión arterial.




La fosa nasal izquierda y el nadi ida están así mismo vinculados con el hemisferio cerebral derecho, que gobierna el lado izquierdo del cuerpo y está asociado al gobierno de los sentidos en el mundo (gñanendriyas). De él dependen entre otras funciones:




  • la sensibilidad artística.
  • la orientación en el espacio.
  • el conocimiento intuitivo.
  • el conocimiento holístico.
  • las percepciones extrasensoriales etc.


Estos ciclos de alternanacia entre el swara lunar y solar se corresponden con el día y la noche , los ciclos circadianos, que se ven afectados con la ruptura de los ritmos naturales. La inclusión de la luz eléctrica con toda la tecnología de ordenadores , televisores, radio etc, ha hecho que los ciclos lunares, de oscuridad, introspección, creatividad, metabolismo, sueño plácido, se desordenen por la violencia de estímulos lumínicos que recibimos en horarios en que sube una hormona que regula el crecimiento y el sueño, la melatonina ,que se activa cuando se pone el sol y llega la oscuridad.



Me gusta sentir en la noche sin luz , como el universo duerme y sueña para amanecer radiante al otro día.


Como el dios Vishnu ,que se recuesta en los cielos y de sus sueños se desprende el mundo que contemplamos.

Adriana Paoletta

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánta BELLEZA nos regala el Creador!!! Captarlo y amarlo aún, sin la LUZ externa, acrecentando la nuestra.
Bendiciones con mucha LUZ!!!!!!
Gracias...
Gra

Adriana Paoletta dijo...

Gra , la belleza escondida de cada día pide a gritos ser escuchada...
besos de luz
adri