lunes, 31 de agosto de 2009

El Yoga,en el ojo de la investigación,como terapia para el dolor de espalda



Millones de personas en el mundo sufren de dolor de espalda crónico, y los tratamientos existentes tienen sólo un efecto limitado.
Un equipo de académicos, profesores de yoga y profesionales han unido sus fuerzas para averiguar si un curso de 12 semanas de yoga puede mejorar el dolor de esapalda.
La campaña de investigación de la artritis proyecto respaldado por la Universidad de York evaluará lo que pasa con los dos tipos más populares de yoga.

Estamos seguros de que el beneficio que vemos diariamente en nuestras clases va a ser avalado por estos estudios , hace mucho que esperabamos que occidente tomara en serio algo probado durante miles de años"

Estos son YOGa lyengar y Hatha Yoga.
Más de 260 personas entre las edades de 18 y 65 años que han tenido dolor de espalda en los últimos 18 meses participarán del estudio.
Recientes, estudios en los EE.UU. han demostrado que el yoga puede ser útil para los que sufren dolor de espalda.
Pero David Torgerson, director de la Universidad de York, Unidad de Ensayos Clínicos y Jennifer Klaber Moffett, director adjunto del Instituto de Rehabilitación de la Universidad de Hull, creen que un mayor estudio es necesario para establecer de forma inequívoca los beneficios.
"Impacto considerable"
El profesor Torgerson dijo: "El yoga ofrece una combinación de ejercicio físico con la concentración mental que puede hacer una terapia adecuada para el tratamiento del dolor lumbar."
"La eficacia del Yoga y por tratarse de un tratamiento de bajo costo tendrá un impacto considerable en la calidad de vida de los pacientes con dolor de espalda."
Los pacientes serán reclutados, en el norte y el centro de Londres, York, Manchester y Cornwall, comenzará en noviembre.
Las clases estarán a cargo de 10 profesores de yoga experimentados que han recibido formación especializada.
El Yoga ofrece una combinación de ejercicio físico con el enfoque mental que puede transformarse en una terapia adecuada para el tratamiento del dolor lumbar.No hay posturas difíciles, que lastimen al alumno.

La mitad de los participantes tomarán parte en las clases de yoga, y la otra mitad recibirá el tratamiento habitual.
Ellos serán evaluados al final de las clases, luego de seis meses y un año más tarde para ver si hay beneficios a largo plazo.
Las clases de yoga serán cuidadosamente estructuradas para las personas que son totalmente novatos y no implicará ningúna postura difícil.
A lo largo de las 12 semanas se empezará suavemente y se irá aumentando la exigencia, con una combinación de estiramientos, en las curvas, de pie y en el piso y terminando con una relajación.
A los pacientes también se les animará a la práctica diaria en casa.
Anna Semlyen, un profesor de yoga que está ayudando a impartir las clases, dijo: "Estamos seguros de que el beneficio que vemos diariamente en nuestras clases va a ser avalado por estos estudios , hace mucho que esperabamos que occidente tomara en serio algo probado durante miles de años"
PUBLICADO EN BBC NEWS



Postdata:
En mis clases ayudo a mis alumnos a reestablecer el eje postural
perdido por las malas posturas y en caso de dolor crónico,
por posturas antiálgicas. Los efectos de trabajar sobre los
músculos antigravedad, la fuerza en piernas, glúteos y
espinales, corrige de forma segura, la postura de pie, para evitar
el cansancio de los discos intervertebrales.


Posturas como el guerrero 2, el árbol, el triángulo, la montaña ,
el perro cabeza abajo son aquellas recomendadas para fortalecer el eje y mantener en correcto tono ,las cadenas musculares posteriores. El aumento de la propiocepción,sumado a la conciencia de la relajación y fuerza del cuerpo darán a la persona herramientas para mantener a su espalda, alineada y fuerte.
Disfruta de tu sadhana!

1 comentario:

Pedro dijo...

El mejor estudio es la propia práctica, y ésta me dice que el yoga va genial para los dolores de espalda. A mí me está dando mucho mejor resultado que la natación, la cual estuve practicando durante años antes de empezar con el yoga.

Un beso.