viernes, 14 de agosto de 2009

La angustia de la caducidad

Es verdaderamente lamentable y deprimente pensar que cuando muramos seguirá funcionando nuestra máquina de escribir y que nuestro televisor continuará inmutable emitiendo electrones. Cuando seamos polvo seguirán en pie catedrales y rascacielos, y firmes los miles de muebles que hayamos usado en vida. La permanencia del objeto sobre lo humano es una burla grotesca para su creador.

– Alberto Cardín
Homenaje a Blade Runner


Esta frase publicada en MICROSIERVOS me hace volver sobre el concepto de impermanencia.

Todo lo creado tiene fecha de vencimiento, todo está sometido a la entropía, nada de lo que existe nos pertenece, el apego a las cosas es sólo un camino irremediable hacia el sufrimiento.


Creo que la" permanencia" precaria "del objeto sobre su creador" no es una burla ,sino que es la confirmación contundente de que toda "pre-ocupación" de este sobre aquél es absolutamente inútil.

Adriana Paoletta

4 comentarios:

Luz del Alma dijo...

Que bueno Adri, esa es la gran angustia del hombre, cuando se descubre finito frente a la infinitud de "la vida". Creemos que aferrandonos a "objetos" vamos a "permanecer" en ellos, es tambien esta otra de las razones por la cual muchas veces "cosificamos" los afectos, para mantener la ilusión de "permanencia".
Sigamos practicando el "equilibrio", a lo mejor alcanzamos el balance justo de la armonía del Ser.
Abrazo de luz, Mirta

Adriana Paoletta dijo...

Si aquello de cosificar los afectos es algo tremendo no?. Manejar al otro no respetar su esencia. todo un trabajo para perfeccionar en esta vida
Gracias por tu lucidez
adri

Común dijo...

Hola!!!!!!!!

Por eso tenemos que andar livianos por la vida.....

Un sùper-abrazo de oso

Adriana Paoletta dijo...

Así es Común, livinos y desapegados amorosamente , para vivr y dejar vivir.
Un abrazo deluz
Adriana