lunes, 24 de agosto de 2009

Cómo alimentar el Ego.


En términos fríos y científicos los humanos somos mamíferos, lo que implica que en algún momento fuimos parásitos.¿Cómo? ¿Cuándo? Durante el proceso de gestación mientras nos alimentábamos en el útero a expensas de otro ser vivo nuestra madre.
El estado de confort de aquellos primeros estadios de nuestra existencia , es inimaginable ,creo que tan placentero fue nuestro paso por la calidez uterina que jamás la olvidaremos.
¿Cómo quedaron grabados esos momentos en que fuimos expulsados del paraíso en que todo estaba dado?
¿Fue el parto el proceso por el cual conocimos desde ese día y para siempre el sufrimiento?
Pensemos en qué repercusiones pudo tener ese momento sobre nuestra conducta humana.
Al nacer ese mundo perfecto, cálido y en que la insatisfacción no existía se pierde con la mítica palmada del médico y nuestro primer llanto.
Algo cambia para el recién nacido definitivamente, el hambre ahora produce sufrimiento, el dolor físico también, el mundo que descubrimos no tiene ni por asomo el confort de la panza de mamá, tenemos que expresar esa insatisfacción de alguna forma por eso lloramos.
La mente ha registrado que el sufrimiento es clave en un proceso mediante el cual somos advertidos que necesitamos de algo para sobrevivir y que si esa necesidad no es satisfecha moriremos.Una vuelta mas de la rueda del Samsara
Ese hambre,dolor,frío original nos acompañará a lo largo de nuestras vidas.
El Ego, nuestra Mente , ya tiene en claro que a partir del nacimiento algo nos separa del mundo, ese mundo que nos hace sufrir pero que también nos da aquello que nos satisface. es decir que es amenazante necesitamos de él para superar el sufrimiento al menos temporalmente.
Repito algo que es importante nuestra mente se ha enfrentado al sufrimiento por primera vez, y en ese enfrentamiento ha entendido que tiene una necesidad cuya satisfacción es inpostergable para sobrevivir. Es decir que la necesidad y su satisfacción son sinónimos de la sobre vivencia.
La combinación de ese mundo "exterior" que nos amenaza y nos satisface a la vez con esa cristalización de la idea de que necesidad(deseo) y satisfacción de ésta deben sucederse porque en caso contrario corre riesgo nuestra existencia es la forma de crear y alimentar nuestro EGO.
Ese EGO pequeño generado para satisfascer las necesidades básicas e indelegables(comida,salud, posteriormente conocimiento) se transforma poco a poco en un EGO voraz que considera que cualquier deseo suyo debe ser satisfecho pues en caso contrario dejará de existir. Este es el origen de nuestro sufrimiento y si lo piensas bien la sociedad de consumo tiene se mantiene alimentando ese ego.Ese EGO VORAZ no distingue entre cosas y personas y su voracidad es producto de la impermanencia.
Si leemos , en épocas del Buda,éste describió al
deseo como el causante del sufrimiento, no es necesario estar muy atento para comprender la violencia,el consumo de drogas (recetadas y de las otras),la compulsión consumista,la hiper-sexualidad,la falta de compasión,el fundamentalismo ,las guerras y el desprecio por la naturaleza que acompañan nuestros tiempos.
La sobre-información inutil complica aún mas el proceso mental por el cual los pensamientos pasan a gobernarnos , transformándonos en rehenes de nuestros propios deseos e impidiendo que seamos observadores imparciales de esta película que a diario se proyecta en nuestra mente sustituyendo la realidad.
Colaboración para el Blog: Yoga aprender por el cuerpo
Eduardo Seoane

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy leyendo un libro de ficcion donde se habla de la filosofia hindu y me intereso mucho. asi llegue aca, esta muy bueno el blog.