sábado, 20 de diciembre de 2008

Nueva terapia contra la depresión

Según un estudio basado en técnicas de meditación budista, esta práctica puede resultar tan o más efectiva que medicarse para hacer frente a la depresión.

El tratamiento resultante del estudio realizado por la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, ha sido bautizado como ‘terapia cognitiva basada en la plena consciencia’ (MBCT por sus siglas en inglés) y propone una alternativa natural a los antidepresivos químicos.“Con la meditación, los pacientes se centran en su existencia presente, en lugar de obsesionarse con el pasado y el futuro”, comentó el profesor Willem Kuyken, director del estudio publicado en ‘Journal of Consulting and Clinical Psychology’. Para el mismo, se eligieron dos grupos de personas con un largo historial depresivo, uno de los cuales se trató con los medicamentos habituales y al otro con la terapia zen.

Ambos tratamientos se extendieron durante ocho semanas, tras las cuales se dejó pasar un periodo de 15 meses al término del cual se constató que un 60% de quienes se trataron con antidepresivos habían recaído, frente a un 47% de recaídas entre quienes habían meditado.

Según Kuyken, los antidepresivos ‘funcionan mientras se toman y son muy eficaces a la hora de reducir los síntomas de la depresión’, pero agergó que ‘cuando la gente deja de tomarlos se es extremadamente vulnerable a una eventual recaída’. ‘La terapia MBCT propone un enfoque diferente; enseña a la gente habilidades prácticas. Lo que hemos demostrado con este estudio es que, cuando los pacientes se esfuerzan, estas habilidades de meditación les ayudan a mantenerse en buenas condiciones’, comentó. Se trata ‘de una opción viable para buena parte de las personas con esta enfermedad’ agergó Kuyken. Además es una opción mucho más barata para los servicios sanitarios.

Crédito: Redacción
Mundo52 » Sentirse Bien

2 comentarios:

Bacdiras dijo...

Si no es ahora ¿cuándo? Si no es aquí ¿dónde?
Una excelente terapia, no cabe duda.

Un enorme abrazo.

Adriana Paoletta dijo...

Si bac, la estoy incorporando cada vez más a mis días el aquí y ahora es la puerta hacia el infinito.
Un abrazo de luz
Adri