viernes, 11 de enero de 2008

El misterio de la Atlántida, mito o realidad



La teoría de la Atlántida y Lemuria fascinó a numerosos filósofos , historiadores, pensadores, cineastas y escritores.
La Atlántida ha sido objeto de debate desde que Platón escribió sobre ella en sus diálogos Timeo y Critias, pero en realidad el filósofo tuvo conocimiento de la Atlántida por medio del historiador Solón, el cual tuvo conocimiento sobre el tema en su estancia en Egipto, no pareciendo nada probable que Platón inventase una historia mintiendo sobre el prestigioso Solón, y tampoco parece propio de la naturaleza de Platón utilizar el prestigio de Solón para convertir una fantasía en una realidad. Pero si es muy probable que Platón y otros defensores de la Atlántida la idealizasen y magnificasen.

La ubicación de la isla o continente perdido ha sido objeto de debate, pero todo apunta a que los egipcios tenían claridad sobre su situación, más allá de las Estelas o Columnas de Hércules, conocidas en la antigüedad por el estrecho de Gibraltar. El mito nos dice que la isla en la que vivía este avanzado pueblo fue destruida en un instante, se la trago el mar, este hecho tiene una gran similitud con el diluvio universal, en el que la inundación general fue a causa del ascenso del nivel de las aguas y no tanto de las aguas llovidas. El lugar en el que estuvo situada la Atlántida es objeto actualmente de cierto debate, pero si parece que el área de influencia de la Atlántida alcanzo a la península ibérica y al norte de Africa, incluso es muy probable que en estos lugares se situasen ciudades satélites de la Atlántida.

Platón nos dice que los atlantes rinden culto al toro, a los delfines, y los caballos, además de otros seres míticos relacionados con el agua, sin duda el culto al Toro está profundamente extendido por toda la península Ibérica, siendo el culto a los caballos y los delfines más propio de la costa ibérica que da al atlántico. El culto al toro se pierde en el origen de los tiempos, no obstante, tenemos una referente claro en las antiguas civilizaciones (especialmente la sumeria) nacidas en el Valle del Tigris y el Eufrates, los principales dioses y diosas de Summer tenían todos cuernos, siendo estos un símbolo de poder y riqueza, el toro era objeto de culto en todas las ciudades y culturas del mencionado valle, y lo mismo parece que ocurrió en la Península Ibérica, en la que se rindió un culto a unos dioses cuyo símbolo de fuerza y poder son los cuernos, y cuyo dios principal es Atlante, hijo de Poseidón, fue el gigante que encabezó a los Titanes en la lucha contra Zeus, curiosamente uno de los mitos nos dice que Atlante acabó su vida petrificado convertido en la cadena montañosa africana de ATLAS (en el otro lado del estrecho de Gibraltar.) Ciertamente Atlante fue uno de los dioses preolímpicos, por lo que, no es de extrañar que la civilización liderada por tal dios fuese más antigua que la civilización griega, lo cual coincide con lo que Solón oyó en Egipto, se trataba de una antigua civilización hermanada con los primeros habitantes de Egipto.

El final de la civilización de la Atlántida parece producirse por una gran catástrofe natural, según apunta Platón esto tuvo lugar hace unos 11.600 años antes de Cristo, lo cual coincide con el famoso Diluvio Universal, acontecimiento registrado por la mayoría de culturas antiguas, en particular la sumeria, que nos dice por múltiples vías que en tiempos antiguos, hace aproximadamente entre unos 11.000 a 12.000 años ocurrió el terrible acontecimiento, y que fue popularmente transmitido por los judíos y más tarde por los cristianos también con la Biblia.

También la gente de las ciudades antediluvianas de Sumeria Eridu, El Ubaid, Ur, Larsa, Uruk, etc, tenían conocimiento e incluso contacto comercial con la tierra originaria de los gigantes, conocida también como la Atlántida. La leyenda de la Atlántida no resulta tan extraña si pensamos que la Tierra ha estado poblada con mayor o menor densidad demográfica en su totalidad, resulta razonable que cerca de las “Columnas de Hércules” pudiese vivir gente y dar lugar a algún tipo de cultura y civilización, y que, incluso, destacasen por sus prodigios y sus virtudes más o menos exageradas por los descendientes. Tampoco conviene olvidar que incluso la Biblia nos habla de que en los tiempos antiguos la Tierra está habitada por una raza de gigantes, pero hay que tener en cuenta que eran una minoría, si bien muy respetada.

Sabemos según los historiadores,que hubo un fuerte vínculo entre la Atlántida y las civilizaciones egipcias y sumerias, al principio el vínculo tuvo que originarse con Sumeria, incluso es muy probable que la Atlántida fuese inicialmente una colonia, y más tarde por razones políticas o circunstanciales los lazos se consolidarían con Egipto.

El principal dios sumerio que inició el proceso de desarrollo del ser humano en la Tierra en el valle entre los ríos Tigris y Eufrates fue EA, cuyo nombre significa “aquel cuya casa está en el agua”, en un principio este dios se estableció en dicha zona, pero más tarde a dicha zona llegó su hermano ENLIL, lo que provocó el desplazamiento de EA a Egipto, conocido por los egipcios como ENKI, pero ya cuando EA estaba dirigiendo la civilización humana desde las ciudades antediluvianas de los valles del Tigris y Eufrates realizó varios viajes a lugares lejanos estableciendo varias bases o colonias, una parece ser se estableció en la otra parte de Africa y otra más allá del Mediterráneo, quizá la colonización era un acto muy intencionado, pues cuando su hermano Enlil toma el mando absoluto de Sumeria, EA se traslada a Egipto donde funda la civilización egipcia, por otra parte Enlil tenía el dominio de los cielos y EA el de las aguas, todas las culturas y civilizaciones vinculadas al agua eran producto de este dios. Enlil se quedó con Asia y Europa, y EA con Africa, la península Ibérica perteneciente a Enlil quedó bajo la influencia cultural de EA.

Estos dos dioses se enfrentaron varias veces por el dominio y control de Sumeria, finalmente perdió EA y sus seguidores tuvieron que emigrar siempre a las tierras y mares del oeste incluso más allá de Egipto. No hay que olvidar que el dios sumerio ENLIL es el equivalente griego a Zeus y EA a Poseidón.

Existen muchos relatos mitológicos que hacen referencia a las tierras de occidente, y algunos apuntan a la península ibérica.

La Atlántida fue una de las tantas culturas y civilizaciones que sucumbieron y fueron arrasadas por el diluvio universal, ésta catástrofe natural fue de proporciones tan gigantescas que amenazó la existencia y continuidad de muchas especies en la Tierra, lo cual produjo la intervención del dios EA ayudando a la humanidad a escondidas del dios ENLIL y resto de dioses, es aquí donde Dios le indica a Noé que debe de construir un arca y subir a algunas especies animales y a parte de sus amistades y familia. El arca o nave que sobrevivió al diluvio al parecer viajo al oeste pero viendo que el mar había arrasado también las tierras del oeste se dirigió hacia el monte Ararat.

Probablemente lo poco que haya quedado sin destruir de las ciudades atlantes esté enterrado en el océano Atlántico, hasta entonces difícilmente se podrá probar su existencia, pero si hay vestigios e indicios en la península ibérica y en el norte de Africa que pueden dejar constancia de su área de influencia. Algunos investigadores apuntan a que la Atlántida se hallaba en lugares como las Azores, Las Canarias, Las Baleares y La península Ibérica, otros se inclinan por la teoría de tierras americanas, no tenemos dudas de que el diluvio afectó a toda la humanidad y por supuesto a las civilizaciones que pudieran existir allí, pero los indicios apuntan al mediterráneo y el Atlántico, quedando como eje central la península.

Según lo conocido ésta isla o continente perdido fue arrasado pillando a sus habitantes por sorpresa, al igual que hizo el diluvio con la humanidad, narrado en la biblia, pero al igual que ocurrió con Noé algunos conocían más o menos lo que iba a ocurrir, es posible entonces que algunos habitantes pudiesen sobrevivir en alguna de sus naves o buscar refugio en las montañas más altas de la península Ibérica y de Canarias. Es probable que hayan habido supervivientes, sin embargo, estos seguramente fueron pocos y no dispusieron de recursos tecnológicos ni de la capacidad organizativa suficiente para reconstruir su civilización.

No hay muchos datos sobre la Atlántida, en todo caso es una civilización destruida por las aguas, probablemente disponían de una tecnología y cultura superior a la egipcia, trabajaban la piedra, vivían de los recursos del mar, tenían una industria metalúrgica, se dice que eran descendientes de los antiguos dioses, aunque en esa misma línea están lo faraones egipcios y muchos reyes y príncipes asiáticos, posiblemente eran de un tamaño superior al resto de humanos, y su tamaño o área de influencia debía de ser considerable, pues más allá del Oeste de Egipto no se sabe de ninguna antigua civilización de alto desarrollo.

Parece ser que además de las relaciones de las ciudades antediluvianas del Tigris y el Eufrates, en Egipto la ciudad de Aswan probablemente mantuvo cierto vínculo con la Atlántida, pues en épocas antiguas fue un lugar estratégico al igual que Nubia, pero aparte de alguno elementos comunes no hay vestigios atlantes en dicha zona, sin embargo tanto en España como en el norte de Africa es posible que podamos considerar ciertos vestigios de naturaleza atlante.

Existen antiguas leyendas que dicen que desde el siglo X antes de Cristo hasta el siglo I más allá del estrecho de Gibraltar se encontraba piedra pómez en el agua así como residuos que parecían provenir de una gran catástrofe natural, no obstante, eso no implica que la procedencia fuese la de la destrucción de la antigua civilización.

Adrian Paoletta

1 comentario:

Anónimo dijo...

NO SABIA NADA ACERCA DEL LUGAR POSIBLE DONDE SE CREE QUE EXISTIO LA ATLANTIDA , MUY INTERESANTE LA NOTA Y OJALA PUBLIQUES MUCHAS MÁS!!!!!