martes, 27 de abril de 2010

El entrenamiento de la mente y el corazón.

El cerebro siempre está cambiando, nos guste o no, tanto como si pretendemos que cambie o si no , a todos nos influye el entorno,la cultura,el contexto,el tipo de educación, pero pese a todo estas variables que influyen y crean constantemente un nuevo cerebro los nuevos estudios nos dicen que podemos responsabilizarnos mas de nuestro propio cerebro, desarrollando condiciones mas positivas .

Desde el nacimiento nuestro cerebro va modificándose, adaptándose con cada nueva experiencia porque esta construido con esa capacidad cada evento , cada suceso bueno y malo va dejando su huella en el cerebro creando a su paso un camino neuronal, puede que ello nos haga sentir víctimas de nuestro pasado el cual a trazado caminos neuronales demasiado trillados, demasiado hondos que nos hacen reaccionar automáticamente. Dado que la mente es maleable, y la plasticidad cerebral ya ha sido demostrada, cualquier cambio en nuestra conducta afectará nuestro cerebro, modificando su función y por último su estructura.Si optamos conscientemente por promover cambios positivos en nuestro cerebro cultuvando hábitos sociales y emocionales apropiados en nosotros y en nuestros hijos, podremos aprender a regular mejor nuestras emociones, lo que significa no permanecere en las emociones negativas mas allá de lo que es sano y saludable y fomentar las positivas como la empatía , la compasión y la solidaridad, cualidades que si antes eran entendidas como dones personales ahora pueden verse como dones adquiribles por todo el mundo con el entrenamiento adecuado.

Se ha podido medir científicamente que con sólo dos semanas de entrenamiento de 30 minutos cada día se han podido medir en el cerebro modificaciones, cuanto antes se realice el entrenamiento tanto mejor por eso es indispensable que a los niños se los incorpore a estos planes de entrenamiento ya que si éste se produce antes de la adolescencia el impacto es mucho mas duradero y forma surcos mas profundos en el camino neuronal.Se sabe que una de las partes mas criticas del cerebro al controlar las emociones es la corteza prefrontal, ésta sigue desarrolládose hasta un poco después de la adolescencia, hasta los 20 años (25 años)aproximadamente

Ahora se están estudiando con rigor científico los métodos contemplativos , toda gran religión a usado alguna vez alguna práctica contemplativa para el desarrollo de la mente y se ha descubierto que el desarrollo cognitivo y emocional están intmimamente realicionados.Hoy tanto los niños como los padres padecen problemas de desatención por ello del aprendizaje de técnicas de concentración y dominio de la mente y las emociones será de capital importancia para el desrrollo humano. Hay muy pocas escuelas que hayan incorporado la meditación, el entrenamiento para concentrarse mejor , para ser mas introspectivos y compasivos.

Una y otra vez se nos dice que la noción de entrenamiento mental, de praçtica mental, de cultivar las cualidades humanas no es políticamente correcta pues se lo equipara al lavado de cerebro, pero entonces qué es la libertad?Acaso no es la sensación de tener el control sobre su propia vida, control no significa restricción. El entrenamiento mental es tener cierto control SOBRE LA PROPIA MENTE, tu mente puede ser tu mejor amiga o tu peor enemigo. Hay una idea que todo en la vida llega con esfuerzo, el estudio, el trabajo, el ser un exitoso deportista, pero que la única cosa que se perfeccionará por si sola es el amor, la ambilidad, la compasión y la solidaridad, es realmente una tontería colosal. Curiosamente en lo referente a las emociones primarias y destructivas es interesante constatar que no necesitamos un precursor de la ira, un amplificador de los celos y la codicia, en realidad las sociedad de consumo se ocupa perfectamente de ello,pero si parece que necesitamos cultivar en cierta manera la compasión y el altruismo sobre la base de la razón .

Todos tenemos ese potencial de la misma forma que todos tenemos el potencial para jugar al tenis PERO SI NO ENTRENAS NO LO CONSEGUIRAS, por eso el entrenamiento mental podríamos llamarlo para no herir suspicacias ,GIMNASIA PARA LA COMPASIÓN

Estamos programados, más que cualquier otro animal, para cambiar, para aprender y para dejar que nuestro entorno moldee el sustrato de nuestros pensamientos: el cerebro. Si queremos mejorar nuestro comportamiento con los demás y con nuestro entorno natural habrá que trabajar en ello desde los primeros años, como hacemos para aprender a hablar o a tocar un instrumento. Hoy en Redes escucharemos propuestas del neuropsicólogo Richard Davidson para mejorar la educación y con el psicólogo Daniel Goleman descubriremos cómo consumir en el futuro para ser unos mejores huéspedes de este planeta.

No hay comentarios: