sábado, 15 de enero de 2011

La paz del mundo se conquista dentro de tu hogar.

Siempre fui una idealista, que aprendió tardíamente la decepción. Aunque esa decepción ,sólo sirvió para enseñarme, que al mundo que soñamos, lo debemos crear entre todos, desde la misma raíz de la existencia: nuestro propio hogar.

¿Quién nos ha enseñado ,a sentirnos plenos mientras crecemos?. ¿Quién se ha detenido y te ha mostrado una semilla ,de la que puedes alimentarte y verla crecer? ¿Alguna vez pensaste en que la mejor escuela para tus hijos, es tu propio hogar?.

Somos defensores de la escuela pública, en la que todos, sin distinción de clases, podamos estudiar, aprender a pensar, para gestar un mundo nuevo. No es necesario que empecemos por algo imposible. Lo pequeño posible, está aquí , en tu mundo más cercano.

En nuestro Refugio El Dorado , sencillo y alegre del mar, trabajamos todos los días con disciplina,para transformar nuestra consciencia: conectando con la tierra y su cuidado o aprendiendo a pintar como forma de sanar nuestras emociones, ayudándonos entre todos, para entender ,que solos no podemos, que una comunidad global , sin fronteras, se está gestando.

Crear hábitos saludables ,no es tarea fácil. Las propuestas del mundo , nos llevan de las orejas, hacia el rincón de la insatisfacción, en donde nada nos conforma. Pareciera que nuestra vida , está en manos de otro. Que no somos dueños de nada , y una marioneta enorme nos gobierna a su antojo, sin poder tomar el control de nuestros propios sueños.


Pensemos juntos: en la familia, hay alguien que sabe cocinar, que sabe pintar, que ama las matemáticas, que sabe escribir como los dioses, que sabe construir, que sabe mover su cuerpo con gracia, que sabe de las estrellas, que reconoce una semilla de maíz de una de alelí. Todos somos buenos en algo que amamos y eso es lo que debemos enseñar.


Hoy Paco, un hippy original de EEUU, pintor y diseñador gráfico, nos enseñó acerca del color. Nos dijo que el color es luz. Que los colores están a nuestro alrededor, en todo lo que existe. Creamos los colores que vemos y tan sólo mezclando los colores primarios, podemos imitar los colores de la naturaleza.


Los colores hablan de nuestras emociones, como dijo mi sobrina Paz, que dio un color ,para cada uno de sus sentimientos.



Joaquín, creó un contraste de colores, que evidenciaban una tormenta oscura y gris, pero una tormenta de primavera, que alimentaba las flores del cerezo en Japón.


Facu , pintó en todos los colores posibles, su mundo lleno de alegría y de amor, ya que a él , pintar lo pone muy contento.


Gaby, comprendió, que una flor, como dijo Paco , es el el ser más delicado y bello de la naturaleza. De ella aprendemos a apreciar, que todo lo que tenemos a nuestro alrededor , es un milagro lleno de LUZ Y COLOR.

Descubramos el mundo, aprendiendo y compartiendo cada día, algo que nos haga felices, más bondadosos y conscientes.

Namasté!

Adriana Paoletta

No hay comentarios: