martes, 16 de noviembre de 2010

Pranayamas digitales. La música del prana.



Para los yoguis la fuerza lunar incide en el flujo respiratorio de la fosa izquierda, que es anabólico, eferente e inhibitorio de los órganos y está directamente relacionado con la función de un nadi o ruta de la energía llamado nadi Ida .

Este nadi gobierna el funcionamiento del sistema nervioso parasimpático, que tiene la misión de relajar las funciones corporales y conservar la energía. Las funciones del sistema nervioso parasimpático nos ayudan a relajar los músculos superficiales, a enviar pequeñas señales a las vísceras para que activen la digestión y la asimilación de nutrientes.

En pleno verano respirar por la fosa izquierda refresca el organismo, baja el ritmo sanguíneo, contrae las vías respiratorias y disminuye la tensión arterial.

La fosa nasal izquierda y el nadi ida están así mismo vinculados con el hemisferio cerebral derecho, que gobierna el lado izquierdo del cuerpo y está asociado al gobierno de los sentidos en el mundo (gñanendriyas).

De él dependen entre otras funciones:

* la sensibilidad artística.

* la orientación en el espacio.

* el conocimiento intuitivo.

* el conocimiento holístico.

* las percepciones extrasensoriales etc.

El sol representa el nadi Pingala, que conduce la energía vital y la luna al Nadi Ida, que conduce la energía mental.Estas energías son las dos caras de una misma moneda y rigen el funcionamiento del hombre en todas las facetas de su vida.ElYoga tiene como objetivo primordial, mantener el equilibrio entre ambas fuerzas, ya que de ello depende la salud psicofísica y el desarrollo espiritual del hombre.

¿Cómo repercuten estas fuerzas en nuestra vida?

Los nadis Ida y Pingala están conectados con las fosas nasales, el sistema nervioso autónomo y los hemisferios cerebrales.


Nadi Ida : está vinculado a la fosa nasal izquierda (Swara Lunar), al sistema nervioso parasimpático y al hemisferio derecho del cerebro.

Nadi Pingala: está ligado a la fosa nasal derecha (Swara Solar),al sistema nervioso simpático y al hemisferio cerebral izquierdo.

La actividad de los nadis fluctúa .A lo largo del día y de la noche, el flujo respiratorio va cambiando alternativamente de una fosa a la otra en intervalos de una a dos horas. Este pasajero predominio de la actividad de una fosa sobre la otra asegura el equilibrio del cuerpo-mente y es regulado y condicionado por las distintas variables;entre otras las posiciones del sol y la luna, el clima, la actividad que desarrolla la persona, los deportes y el tiempo de descanso.

Si la respiración de una fosa prevalece durante un tiempo superior a dos horas, es síntoma de que existe algún desequilibrio debido a un exceso de calor o frío en el organismo. La alternanacia adecuada de la respiración nasal, garantiza el equilibrio de la temperatura corporal y de todas las funciones fisiológicas.



Estos ciclos de alternanacia entre el swara lunar y solar se corresponden con el día y la noche , los ciclos circadianos, que se ven afectados con la ruptura de los ritmos naturales.

Namasté!

Adriana Paoletta

No hay comentarios: