miércoles, 24 de noviembre de 2010

Muévete desde la respiración



El movimiento en el Yoga nace de la respiración, de la energía cósmica fluida.


Une respiración y movimiento, para alcanzar tu libertad interior.


En cada asana que realizas intenta moverte desde la respiración. Ampliar el rango de tus movimientos a partir de la longitud expansiva de la respiración. Estírate siguiendo la pulsación de la fuerza del prana que abre los anillos de las corazas musculares. Anímate a soltar las ataduras ancestrales que limitan el movimiento de tu cuerpo.

Descubre ,cuánto más hay por estirar, abrir, recorrer. Déjate llevar por la libertad inconsciente de la respiración, que comparte los brios más enérgicos que despiertan todo tu potencial.

Respira conscientemente ampliando la profundidad y la longitud de cada inhalación y de cada exhalación. Percibe la levedad de tus posturas ,cuando llegas a ellas desde la respiración, la fuerza del prana.

Comienza por las más sencillas, como Urdhva Hasta Tadasana y prosigue por las más complejas , como bakasana.


En cada aliento escucha el sonido del aire entrando en tu cuerpo. En cada exhalación siente cómo te vacías,de todo aquello te daña y te vuelves tan liviano, como el aire que respiras.

Respira ... y encontrás el Yoga, la unión de tu cuerpo y tu mente.

Adriana Paoletta

1 comentario:

Directorio web intercambio de enlaces dijo...

Muy bueno tú blog, mereces muchos puntos, saludos