miércoles, 30 de julio de 2008

¿Es necesario el dolor?



En nuestro mundo, el dolor es la reacción del organismo a un problema en él. Es la manera en que el organismo trata de decirnos que algo anda mal con nuestro cuerpo. Por ejemplo, el dolor nos advierte del peligro. El dolor nos obliga a avanzar, a acercarse a algo / alguien, o alejarse de ello, a cambiar nuestras conductas, para adoptar nuevas opiniones, éste último es el objetivo del dolor, el dolor nos hace sacar conclusiones y nos hace pasar a nuevos estados.

De hecho, el dolor es la única fuerza que es capaz de afectar a nuestro egoísmo: cuando el dolor nos hace sentir mal, o cuando los demás se sienten mal. El dolor nos empuja y nos obliga a desarrollarnos. El dolor de sentirnos vacios nos impulsa hacia adelante, hacia la búsqueda del porqué. El dolor está en todas partes! Todas nuestras sensaciones vienen de enfrentamientos, de contactos con el otro- o en otras palabras, desde el dolor. En nuestro estadío de evolución sentimos placer sólo cuando es precedida por la dolorosa sensación de un deseo incumplido. Allí empieza a girar la rueda del deseo-sufrimiento.



Cuando prevalece el ego éste no nos permite darnos cuenta de que en vez de vivir nuestras vidas basadas en la falta o en la ausencia de algo, podemos vivir sobre la base de la total satisfacción y plenitud, de la conformidad de la que habla el Yoga. En lugar de basar todo en el dolor, podemos tener la perfección como nuestro punto de partida. En lugar de hacer las cosas porque necesitamos algo, podemos hacerlo por amor, sin necesidad de nada.

Se trata de un tipo completamente diferente de existencia, una actitud diferente hacia el mundo, hacia la gente y hacia vos mismo.

Adriana Paoletta

2 comentarios:

Patricia dijo...

Dicen que el dolor nos hace mas fuertes...Cada dia me gustan mas tus posts...y me sorprendes mas...eres maravillosa!..y comenzaste tan joven...que bien!
Abrazos! y gracias por compartir tus conocimientos!

Adriana Paoletta dijo...

Gracias a vos Patricia por ser una compañera en este viaje al conociemiento
Adriana