lunes, 14 de marzo de 2011

El adentro.


Mientras espero en la sala, por mi hermana, me sumerjo dentro de mí misma. Este estado de interiorización profunda, me permite nadar sobre el estrés, que producen los estudios y tratamientos médicos. Es posible detener la liberación de hormonas estresoras ,tan sólo centrando la atención en tu respiración.

Respiro, una y otra vez, profunda y lentamente.Estoy sola, aunque las enfermeras pasan cerrando las puertas a mi izquierda. Se escuchan las noticias del tsunami en Japón,los comentarios de un médico, que atraviesa el pasillo. Ruido metálico, pasos, voces lejanas .

Cada vez más adentro, mi atención plena, me lleva a la interioridad del instante , como una puerta abierta de par en par.

Mi voz comienza a pronunciar casi imperceptible, audible, sólo para mis sentidos, un sonido monótono.El ritmo sagrado de una melodía, que cala profundo en esa vastedad diáfana ,de la que soy ahora peregrina.

En unos instantes, no hay sonidos externos, ni pensamientos. Mi espíritu, flota libre, dentro y fuera de esa sala y viaja más allá del espacio hacia el encuentro con mi hermana, que está al otro lado.

Mi quietud es su quietud. Estoy allí acompañándola, protegiéndola. Simplemente, nadando en la conciencia de estar unidas, a través del lazo de esta espaciosa conciencia, cuya pureza descubro, en cada instante de silencio.

Y cada vez que repito este adentrarme, descubro ,que la separación no existe.El adentro es tan vasto y completo ,que todo nace y concluye en él.

Adriana Paoletta

2 comentarios:

Susana dijo...

Adriana gracias!!!Que nos enseñes a partir de una experiencia personal, frente a momentos de tu vida como este que estás atravesando, es de una generosidad y de un amor del que sólo es capaz una "MAESTRA".
Me parece muy oportuno que lo hagas porque también nos une con tu hermana Romina.
Lo mejor para todos. Un abrazo muy fuerte para las dos, Susana

Adriana Paoletta dijo...

Gracias Susy!la verdad que me emociona mucho lo que escribiste, todas las respuestas de cada uno de ustedes es de tanta ayuda para todos... es increíble lo que el amor nos regala... esta unidad tan bella y contenedora... Mil veces gracias Susy!
abrazos radiantes
adri