jueves, 30 de abril de 2009

La prestigiosa Clinica Mayo y la Acupuntura



Estudio de la Clínica Mayo demuestra que la acupuntura y la terapia miofascial tratan las mismas áreas del dolor

La acupuntura y la terapia miofascial exploran los mismos puntos específicos del cuerpo para tratar el dolor, dicen especialistas de la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, Estados Unidos.

La acupuntura antigua y la terapia miofascial para dolor se concentran en puntos similares del cuerpo para tratar el dolor, aunque lo hacen de manera distinta, aclara el médico de la Clínica Mayo de Jacksonville que analizó las dos técnicas.

Los resultados del estudio, publicados el 10 de mayo en la revista de Medicina Complementaria y Alternativa, sugieren que cualquiera de las dos terapias podrían beneficiar a quienes desean recibir alivio para ese dolor musculoesquelético crónico, informa el Dr. Peter Dorsher, especialista en dolor crónico del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación de la Clínica Mayo.

"Esto puede parecer sorprendente para los profesionales llevan a cabo una u otra técnica, porque la idea ha sido que éstas son terapias exclusivas y están separadas por miles de años”, expresó. “Sin embargo, este estudio revela que para el tratamiento de los trastornos de dolor, la acupuntura y las técnicas miofasciales son básicamente similares, – y ésta es una buena noticia para cualquier persona que busca una forma de alivio".
La acupuntura china tradicional trata el dolor y una variedad de trastornos de la salud con finas agujas para “reajustar” la transmisión nerviosa, explica Dorsher. Las agujas se introducen en uno o varios de los 361 puntos tradicionales de acupuntura dirigidos hacia órganos o dolores específicos. “Es una técnica muy segura y eficaz”, dice.

La terapia de puntos desencadenantes para alivio miofascial empezó a desarrollarse a partir de mediados del siglo XIX, y se concentra en zonas musculares sensibles o “puntos desencadenantes”. Existen aproximadamente 255 zonas de ese tipo, descritas en el Trigger Point Manual (Manual de los Puntos Desencadenantes), texto original sobre dolores miofasciales. Se creen que estas son zonas dolorosas compuestas por músculo y fascia, o sea aquella red de tejido blando que rodea los músculos, huesos, órganos y otras estructuras corporales. Para aliviar el dolor en estos puntos desencadenantes, quienes practican esta técnica emplean, entre otros, inyecciones, presión profunda, masaje, vibración mecánica y estimulación eléctrica.
Para este trabajo, el Dr. Dorsher analizó estudios publicados sobre ambas técnicas y demostró que tanto los puntos de la acupuntura como los puntos desencadenantes que se utilizan para tratar los trastornos de dolor son anatómicamente y clínicamente similares.

En otro estudio reciente, este médico descubrió que al menos el 92 por ciento de los puntos gatillo comunes corresponden anatómicamente a los de la acupuntura; y que en lo referente a tratar el dolor, la correspondencia clínica supera el 95 por ciento. “Esto significa que los puntos de acupuntura tradicionales se ubican en la misma zona del cuerpo que los puntos desencadenantes y se emplean para el mismo tipo de problema, además que el patrón de dolor referido en el punto desencadenante sigue el camino del meridiano del punto de acupuntura descrito por los chinos hace más de dos mil años”, indica el Dr. Dorsher. La terapia para el dolor miofascial últimamente ha incorporado el uso de agujas de acupuntura en un tratamiento llamado “aguja seca” para tratar puntos desencadenantes en los músculos. “Creo que puede decirse que el tratamiento del dolor miofascial es una forma independiente de redescubrir los principios de curación de la medicina tradicional china ”, dice el Dr. Dorsher. “Lo que posiblemente une a ambas disciplinas es el sistema nervioso que transmite el dolor”.

miércoles, 29 de abril de 2009

Armonización con cuencos tibetanos, de cuarzo e instrumentos ancestrales


Si están interesados en compartir esta hermosa y trascendente experiencia con el sonido los invito a participar de esta armonización con cuencos tibetanos e instrumentos ancestrales, de la mano de Tami y Gus dos seres de luz.

martes, 28 de abril de 2009

Budismo Tibetano. Una entrevista a la Ven. Thubten Kundrol




¿Cuál es la función de los monjes en las sociedades actuales?. A mi entender la presencia de estos hombres y mujeres que entregan su vida secular para sumergirse en el estudio de una tradición espiritual, la indagación más profunda de sí mismos despojados del vértigo irreal de las ciudades, profundizan en la experiencia inefable de la unidad a través del desarrollo de valores humanos como el amor,la compasión, la paciencia,la alegría.
Son la expresión más fiel de aquello a lo que aspiramos como seres humanos en una senda espiritual.
Por ello estar junto a esta dulce monja tibetana , de mirada penetrante y franca sonrisa, hace que en su presencia la atención, la calma interior y un intenso sabor familiar nos sumerja en un mundo olvidado, el vivir plenamente la vida.¿ Por que será que en presencia de esta mujer de atuendo púrpura y naranja el tiempo parece detenerse en el instante mismo en el que cada palabra , conduce a un diálogo sincero, sin grandilocuencias? Despojada de barreras afectivas su hospitalidad es tal, que parece alguien familiar a quien he conocido toda la vida. Un gato elegante de origen inglés nos acompaña en la charla, y enamorado de mi falda se relaja con total confianza. El compartir un té con sabor de Ceilán y bergamotas de Sicilia , transporta nuestra charla a través de todo el mundo. Un planeta sin fronteras, para esta viajera del mundo que ha llegado a la Argentina con un sueño espiritual, construir un monasterio budista al pie de los Andes .

Haz click para ampliar la foto.
Por mas información visite Proyecto Monasterio
Informes:011-45417112

lunes, 27 de abril de 2009

La ausencia de identidad del ego.Meditación Vipassana

Cuando hablamos de características de la meditación estamos hablando a estadíos a los que nos va conduciendo la práctica, hemos visto ya la impermanencia y el sufrimiento, la tercer característica básica es la ausencia de identidad del ego, ,esto es que no existe identidad separada del flujo de la experiencia, o lo que es lo mismo no existe NADIE al que le sucedan las cosas...


La práctica de la meditación nos permite acceder muy rápido a esta profunda verdad .

Cuando nos ponemos a meditar, las experiencias pueden ser diversas , podemos encontrarnos con una mente tranquila y silenciosa y de pronto aparece una sensación de miedo y ansiedad ,llenándole todo de ideas,proyectos,opiniones etc.


Esta es una experiencia muy reiterada., pero ¿es que tenemos miedo a una mente silenciosa?

Veamos, nuestra ilusión fundamental es la creencia en la existencia de un YO, de una identidad, de un EGO SÓLIDO que se halla separado de todo lo demás.


Pero ese YO carece absolutamente de substancia, es solo una burbuja del pensamiento..

La única manera de mantener sólido ese YO es mediante una mente que produzca pensamientos tales como,planes,programas,proyectos,miedos ,apegos etc

Pero si silenciamos la mente a esos pensamientos , si no nos quedamos atrapados en el mundo de la burbuja de pensamientos, lo único que quedará es la experiencia directa del momento, es decir el aquí y el ahora, es decir ,ver, escuchar oler, gustar y tocar.


No tenemos que intentar vaciar la mente de pensamientos poniendo toda nuestra voluntad en ello sino darnos cuenta que los pensamientos son el vacío, ya que no contienen nada nuestro., es decir esto nos ahorra un largo camino porque no tenemos que buscar la vacuidad porque la vacuidad está en nuestros pensamientos, solo tenemos que rendirnos a experimentar el momento presente porque cada momento es una manifestación de la naturaleza vacía e inasible de la realidad.


Experimentémoslo, pongámonos a meditar y verán como al instante nuestra mente funciona como una radio mal sintonizada donde apenas podemos captar diferentes frases de diferentes emisoras de radio.

La radio se encendió sola , no pedimos escucharla, pues entonces nuestra tarea es en primer lugar sintonizarla bien “escuchar los pensamientos” lo mas “nitidamente” posible y finalmente apagarla. Al “apagar” los pensamientos nos daremos cuenta que nosotros no somos esos pensamientos y que tampoco dependen de nuestro control en nuestro estado ordinario de consciencia. Lo mismo ocurre con las sensaciones corporales,surgen y se modifican espontáneamente de acuerdo a su propio ritmo.


Es decir si no le podemos suplicar a la mente que no piense y al cuerpo que no envejezca., entonces ¿dónde está el yo sólido? ¿Dónde está aquello que es mío? Simplemente no existe pues somos un flujo de experiencias y nada substancial o sólido.

A medida que seguimos con nuestra práctica meditativa esta verdad es cada vez mas evidente, vemos que el pensamiento , el sentimiento y el proceso sensorial siguen sus propias leyes.

Solo existen objetos de experiencia que se diluyen inmediatamente junto al proceso de conocimiento .Esta experiencia es como tomar conciencia de la naturaleza corpuscular de la luz .

La práctica de la meditación consiste en llegar a experimentar que ninguno de los cinco procesos que configuran nuestra vida, el cuerpo, las percepciones, las reacciones y la misma conciencia son permanentes. Somos una mera corriente en movimiento.

Nuestra historia personal son muchos años de estar aferrados a nuestros hábitos, condicionamientos y pensamientos, aferrados a algo que es impermanente e inasible y en consecuencia nuestra identificación con ellos es la razón de nuestro sufrimiento. Cada uno de nuestros pensamientos es como un fuego artificial que se desvanece poco después de aparecer. Todo procede del vacío,cada instante surge de la nada y regresa nuevamente a la nada.

sábado, 25 de abril de 2009

¿Dios creó al hombre o el hombre creó a Dios?




Los físicos están pletóricos este año porque gracias al acelerador de partículas LHC, que pronto empezará a funcionar cerca de Ginebra, podrán por fin buscar una partícula fundamental que explica el origen de la masa, y a la que llaman la partícula de Dios. Los matemáticos, por su parte, tienen desde hace más de dos siglos una fórmula que relaciona cinco números esenciales en las matemáticas -entre ellos el famoso pi-, y a la que algunos, no todos, se refieren como la fórmula de Dios. Pero, apodos aparte, lo cierto es que la ciencia no se ocupa de Dios. O no de demostrar su existencia o inexistencia. Las opiniones de Einstein -expresadas en una carta recientemente subastada- valen en este terreno tanto como las de cualquiera. Sí que se pregunta la ciencia, en cambio, por qué existe la religión.

No es ni mucho menos un tema de investigación nuevo, pero ahora hay más herramientas y datos para abordarlo, y desde perspectivas más variadas. A sociólogos, antropólogos o filósofos, que tradicionalmente han estudiado el fenómeno de la religión o la religiosidad, se unen ahora biólogos, paleoantropólogos, psicólogos y neurocientíficos. Incluso hay quienes usan un nuevo término: neuroteología, o neurociencia de la espiritualidad. Prueba del auge del área es que un grupo de la Universidad de Oxford acaba de recibir 2,5 millones de euros de una fundación privada para investigar durante tres años "cómo las estructuras de la mente humana determinan la expresión religiosa", explica uno de los directores del proyecto, el psicólogo evolucionista Justin Barrett, del Centro para la Antropología y la Mente de la Universidad de Oxford.

Meter mano científicamente a la pregunta 'por qué somos religiosos los humanos' no es fácil. Una muestra: experimentos recientes identifican estructuras cerebrales relacionadas con la experiencia religiosa. ¿Significa eso que la evolución ha favorecido un cerebro pro-religión porque es un valor positivo? ¿O es más bien el subproducto de un cerebro inteligente? Sacar conclusiones es difícil, e imposible en lo que se refiere a si Dios es o no 'real'. Que la religión tenga sus circuitos neurales significa que Dios es un mero producto del cerebro, dicen unos. No: es que Dios ha preparado mi cerebro para poder comunicarse conmigo, responden otros. Por tanto, "no vamos a buscar pruebas de la existencia o inexistencia de Dios", dice Barrett.

¿Desde cuándo es el hombre religioso? Eudald Carbonell, de la Universidad Rovira i Virgili y co-director de la excavación de Atapuerca, recuerda que "las creencias no fosilizan", pero sí pueden hacerlo los ritos de los enterramientos, por ejemplo. Así, se cree que hace unos 200.000 años Homo heidelbergensis, antepasado de los neandertales y que ya mostraba "atisbos de un cierto concepto tribal", ya habría tratado a sus muertos de forma distinta. De lo que no hay duda es de que desde la aparición de Homo sapiens el fenómeno religioso es un continuo. "La religión forma parte de la cultura de los seres humanos. Es un universal, está en todas las culturas conocidas", afirma Eloy Gómez Pellón, antropólogo de la Universidad de Cantabria y profesor del Instituto de Ciencia de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid.

¿Por qué esto es así? Para Carbonell hay un hecho claro: "La religión, lo mismo que la cultura y la biología, es producto de la selección natural". Lo que significa que la religión -o la capacidad para desarrollarla-, lo mismo que el habla, por ejemplo, sería un carácter que da una ventaja a la especie humana, y por eso ha sido favorecido por la evolución. ¿Qué ventaja? "Eso ya es filosofía pura", responde Carbonell. Está dicho, las creencias no fosilizan.

Así que hagamos filosofía. O expongamos hipótesis: "Un aspecto importante aquí es la sociabilidad", dice Carbonell. "Cuando un homínido aumenta su sociabilidad interacciona de forma distinta con el medio, y empieza a preguntarse por qué es diferente de otros animales, qué pasa después de la muerte... Y no tiene respuestas empíricas. La religión vendría a tapar ese hueco".

Esa visión cuadra con la antropológica. La religión, según Gómez Pellón, da los valores que contribuyen a estructurar una comunidad en torno a principios comunes. Por cierto, ¿y si fueran esos valores, y no la religión en sí, lo que ha sido seleccionado? Curiosamente, señala Gómez Pellón, "los valores básicos coinciden en todas las religiones: solidaridad, templanza, humildad...". Tal vez no sea mensurable el valor biológico de la humildad, pero sí hay muchos modelos que estudian el altruismo y sus posibles ventajas evolutivas en diversas especies, incluida la humana.

También coinciden Carbonell y Gómez Pellón al señalar el papel "calmante" de la religión. "La religión ayuda a controlar la ansiedad de no saber", dice el antropólogo. "Cuanto más se sabe, más se sabe que no se sabe. Y eso genera ansiedad. Además, el ser humano vive poco. ¿Qué pasa después? Esa pregunta está en todas las culturas, y la religión ayuda a convivir con ella, nos da seguridad". Lo constatan quienes tratan a diario con personas próximas a situaciones extremas. "Es verdad que en la aceptación del proceso de morir las creencias pueden ayudar", señala Xavier Gómez-Batiste, cirujano oncólogo y Jefe del Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario de Bellvitge.

Por si fueran pocas ventajas, otros estudios sugieren que las personas religiosas se deprimen menos, tienen más autoestima e incluso "viven más", dice Barrett. "El compromiso religioso favorece el bienestar psicológico, emocional y físico. Hay evidencias de que la religión ayuda a confiar en los demás y a mantener comunidades más duraderas". La religión parece útil. Eso explica que el ser humano "sea naturalmente receptivo ante las creencias y actividades religiosas", prosigue.

Naturalmente receptivos. ¿Significa eso que estamos orgánicamente predispuestos a ser religiosos? ¿Lo está nuestro cerebro? En los últimos años varios grupos han recurrido a técnicas de imagen para estudiar el cerebro en vivo en "actitud religiosa", por así decir. "Son experimentos difíciles de diseñar porque la experiencia religiosa es muy variada", advierte Javier Cudeiro, jefe del grupo de Neurociencia y Control Motor de la Universidad de Coruña. Los resultados no suelen considerarse concluyentes. Pero sí se acepta que hay áreas implicadas en la experiencia religiosa.

En uno de los trabajos se pedía a voluntarios -un grupo de creyentes y otro de no creyentes- que recitaran textos mientras se les sometía a un escáner cerebral. Al recitar un determinado salmo, en los cerebros de creyentes y no creyentes se activaban estructuras distintas. No es sorprendente. "Se da por hecho", explica Cudeiro; lo mismo que hay áreas implicadas en el cálculo o en el habla.

La pregunta es si esas estructuras fueron seleccionadas a lo largo de la evolución expresamente para la religión. Cudeiro no lo cree. "La experiencia religiosa se relaciona con cambios en la estructura del cerebro, y neuroquímicos, que llevan a la aparición de la autoconciencia, el lenguaje... cambios que permiten procesos cognitivos complejos; no son para una función específica". O sea que la religión bien podría ser, como dice Carbonell, un efecto secundario de la inteligencia.

Otros estudios de neuroteología han estudiado el cerebro de monjas mientras evocaban la sensación de unión con Dios, y de monjes meditando. Uno de los autores de estos trabajos, Mario Beauregard, de la Universidad de Montreal, aspira incluso a poder generar en no creyentes la misma sensación mística de los creyentes, a la que se atribuyen tantos efectos beneficiosos: "Si supiéramos cómo alterar

[con fármacos o estimulación eléctrica] estas funciones del cerebro, podríamos ayudar a la gente a alcanzar los estados espirituales usando un dispositivo que estimule el cerebro ", ha declarado Beauregard a la revista Scientific American.

Lo expuesto en este texto sugiere que la cuestión no es tanto por qué existe la religión, sino por qué existe el ateísmo. Con todas las ventajas de la religión, ¿por qué hay gente atea? "El ateísmo actual es un fenómeno nuevo y queremos investigarlo, sí", dice Barrett por teléfono. ¿Tiene que ver con el avance de la ciencia, capaz de dar al menos algunas de esas tan buscadas respuestas? Varios estudios indican que, en efecto, los científicos son menos religiosos que la media. Pero hay excepciones; los matemáticos y los físicos, en especial los que se dedican al estudio del origen del universo -¡precisamente!-, tienden a ser más religiosos. No hay consenso sobre si un mayor grado de educación, o de cociente intelectual, hace ser menos religioso. "El ser religioso o no seguramente depende de muchos factores que aún no conocemos", dice Barrett.

"Las supersticiones más infantiles"

Las opiniones de Albert Einstein sobre el hecho religioso han sido objeto de polémica entre los expertos. Una carta inédita que remitió al filósofo Eric Gutkind en 1954 muestra ahora al genio más escéptico. Los siguientes son extractos de la misiva, publicada por The Guardian.(...) "La palabra Dios, para mí, no es más que la expresión y el producto de las debilidades humanas, y la Biblia una colección de leyendas dignas pero primitivas que son bastante infantiles. Ninguna interpretación, por sutil que sea, puede cambiar eso (para mí). Tales interpretaciones sutiles son muy variadas en naturaleza, y no tienen prácticamente nada que ver con el texto original. Para mí, la religión judía, como todas las demás religiones, es una encarnación de las supersticiones más infantiles. Y el pueblo judío, al que me alegro de pertenecer y con cuya mentalidad tengo una profunda afinidad, no tiene ninguna cualidad diferente, para mí, a las de los demás pueblos. Según mi experiencia, no son mejores que otros grupos humanos, si bien están protegidos de los peores cánceres porque no poseen ningún poder. Aparte de eso, no puedo ver que tengan nada de escogidos.Me duele que usted reivindique una posición de privilegio y trate de defenderla con dos muros de orgullo, uno externo, como hombre, y otro interno, como judío. Como hombre reivindica, por así decir, estar exento de una causalidad que por lo demás acepta, y como judío, el privilegio del monoteísmo. Pero una causalidad limitada deja de ser causalidad, como nuestro maravilloso Spinoza reconoció de manera incisiva, seguramente antes que nadie. Y las interpretaciones animistas de las religiones de la naturaleza no están, en principio, anuladas por la monopolización. Con semejantes muros sólo podemos alcanzar a engañarnos (...) a nosotros mismos, pero nuestros esfuerzos morales no salen beneficiados. Al contrario (...)".

VIA: Mónica Salomone

jueves, 23 de abril de 2009

¿De qué nos hablan las contracturas?

Nadie se alegra al sufrir en sus propias carnes una contractura, pero según los expertos es lo mejor que puede pasar para evitar males mayores. En este punto están de acuerdo traumatólogos, acupuntores, homeópatas, quiroprácticos, psicólogos y un largo etcétera. Para el sufridor no es un motivo de alegría, pero es lo que hay. ¿Y qué hay? De momento un montón de personas contracturadas. "Yo diría que todo el mundo tiene contracturas o las ha tenido", indica el doctor Andrés Combalía, médico especialista en cirugía ortopédica y traumatología, y en medicina de la educación física y el deporte. Y, al menos en España, los casos más agudos son la principal causa de baja laboral, "aunque se trata de una patología banal en el 95% de los casos.

El resto, el 5%, puede tener un problema importante, como una hernia discal, una artrosis degenerativa de los huesos que afecta a las vértebras o el típico latigazo cervical provocado por un accidente de tráfico. A pesar de esta gran incidencia, nunca ha habido un simposio sobre contracturas", se lamenta el doctor Combalía. "Es como si los propios especialistas no le diéramos importancia. Es habitual escuchar ´No pasa nada, es una contractura´ y, en cambio, la limitación de la movilidad es evidente, dolorosa y molesta".

ALGUNOS PROBLEMAS ESTÁN ASOCIADOS A UNA EMOCIÓN NO EXPRESADA

Anna Pla, doctora en Medicina y homeópata, también tiene presente si la contractura se produce en la zona alta o baja de la espalda, en el lado derecho o izquierdo, y si se da en las extremidades, manos, brazos o pies, piernas. "Esto nos orienta hacia el medicamento más oportuno. Según el caso se puede administrar árnica, rhustoxicondendron, ignatia, bryonia, nux-vomica, lycopodium, belladona… con la ventaja de que no tienen los efectos secundarios de los antiinfl amatorios y relajantes alopáticos", indica la doctora. Ignacio Montero-Ríos, psicoterapeuta, experto en terapia craneosacral biodinámica y quiromasajista, se centra en si la contractura tiene un origen traumático o no. En el primer caso está claro, "es cuando por ejemplo alguien resbala y se lesiona una rodilla, o a raíz de un esfuerzo descomunal se le produce una hernia discal, o bien realiza un trabajo que implica una acción corporal repetitiva. Ante este tipo de causas, la terapéutica que aplicar puede ser más sintomática y local mediante analgésicos, sean alopáticos, homeopáticos, fitoterapéuticos, que pueden ayudarnos a paliar el dolor. Si esto no fuera suficiente o lo que tenemos es ya una lesión (una hernia discal), necesitaremos de una terapéutica que nos devuelva el equilibrio o entrar en un quirófano. Ambas opciones son válidas pero si deseamos alejarnos de la segunda posibilidad, entrar en quirófano, tendremos que implicarnos en lo que nos está pasando y buscar ayuda. Las terapias manuales como la acupuntura, la terapia craneosacral biodinámica, la técnica Aisso (acción isométrica sistémica sostenida), la osteopatía,masajes acupuntura, yoga terapéutico etcétera, son otras maneras de abordar la patología corporal contando con la capacidad de recuperación que tiene nuestro organismo".

Cuando la contractura no tiene un origen traumático, Ignacio Montero-Ríos la denomina de origen endógeno. "Hace referencia a diferentes patologías que están instauradas sin que haya mediado una causa traumática. Por ejemplo, cuando alguien padece contracciones musculares con mucha frecuencia y sin embargo su trabajo es sedentario. O se padece una ciática recurrente desde hace tiempo que se manifi esta sin que haya aparentemente motivo alguno. También puede pasar que se tenga una o dos hernias discales y jamás se haya hecho un gran esfuerzo físico. Estamos hablando de un cuadro de dolor que no responde a una causa externa, sino que es endógeno y por lo tanto sistémico, es decir, comprende al sujeto por entero en todas sus manifestaciones: psicológicas, caracteriales, posturales y hábitos alimentarios.
Procurar su salud va a implicar una toma de conciencia de lo que está pasando y un cambio. La persona tendrá que implicarse en su enfermedad y en su proceso de cura. Si atiendes lo que el cuerpo indica, entonces la sintomatología va desapareciendo.

La forma de abordar clínicamente esta disfunción será diferente si su origen es traumático o endógeno". Para Montero-Ríos la emocionalidad retenida provoca contracturas. Dice que la memoria emocional se refleja en la musculatura y en el organismo en general. "Al menos, el 85% de las contracturas están asociadas a alguna emoción no manifestada", afirma Francesc Marieges, kinesiólogo, experto en medicina china y en programación neurolingüística (PNL). "De hecho la kinesiología es la ciencia que estudia el movimiento del ser humano". En su origen se ceñía exclusivamente al estudio mecánico y neurológico de los movimientos musculares para aplicar una terapia reparadora, sobre todo entre los profesionales del deporte.

"Pero se dieron cuenta de que había una parte emocional muy importante asociada a las contracturas que si no se trataba no avanzaba la recuperación". Francesc Marieges asegura que la emoción que produce más dolencias es la rabia, y generalmente se manifesta a través de la contractura del romboides.

En segundo lugar se encuentra "la sensación de incapacidad, de estar harto de una situación que no se puede sostener, de frustración, y esto se ve en las contracturas que se producen en los trapecios". Alfonso Vinyals señala que las principales emociones que producen contracturas son "el exceso de responsabilidad o asumir las cargas que no son tuyas, que se manifiesta en la zona de las cervicales; los miedos, en la zona dorsal; las frustraciones, en la zona lumbar, y la ira, espasmos intestinales y en el recto"

Fuente:La vanguardia.es

miércoles, 22 de abril de 2009

La Acupuntura y el dolor de cabeza


La acupuntura funciona mejor que medicamentos como la aspirina a la hora de disminuir la gravedad y la frecuencia de los dolores de cabeza crónicos, informaron investigadores estadounidenses.
Una revisión de estudios que involucró a casi 4.000 pacientes con migraña, cefalea tensional y otras formas de dolor de cabeza crónico mostró que el 62 por ciento de los pacientes tratados con acupuntura notificaba alivio del dolor, comparado con el 45 por ciento de quienes tomaban medicinas.

La investigación fue desarrollada por un equipo de la Duke University en Estados Unidos.

"La acupuntura se está volviendo una opción favorable para una serie de propósitos, que van desde aumento de la fertilidad a disminución del dolor posoperatorio, dado que las personas experimentan muchos menos efectos colaterales y puede ser menos costosa que otras alternativas", indicó en un comunicado el doctor Tong Joo Gan, quien dirigió el estudio.

"Este análisis refuerza que la acupuntura también es una fuente exitosa de alivio de los dolores de cabeza crónicos", agregó el investigador.
En un artículo publicado en la revista Anesthesia and Analgesia, los autores señalaron que el 53 por ciento de los pacientes que recibieron acupuntura real fueron ayudados, comparado con el 45 por ciento de las personas que recibieron terapia placebo.
En el tratamiento placebo se colocaron las agujas en lugares no terapéuticos.

"Una de las barreras para el tratamiento con acupuntura es hacer que las personas entiendan que aunque se usan agujas no es una experiencia dolorosa", dijo Gan. "Es un método para liberar los analgésicos naturales del propio cuerpo", añadió.
El equipo halló que se requería un promedio de cinco a seis visitas para que los pacientes informen alivio del dolor de cabeza.

Otros estudios han demostrado que la acupuntura ayuda a aliviar el dolor en pacientes operados por cáncer de cuello y cabeza y los sofocos y otros síntomas de la menopausia. También hallaron que puede reducir las náuseas inducidas por la quimioterapia.

VIA: SAME

El significado de los pies en el Día de la Tierra

Los pies son los que marcan el sentido de mi rumbo,la dirección que quiero tomar en mi vida, mi camino en el mundo. Allí donde tus pies apuntan allí es donde te diriges.

Los pies son los que te llevan más lejos en sentido de la vida: si avanzas más de lo que puedes, es probable que tengas alguna disfunción en los pies.
También pueden manifestar algún tipo de conflicto con el rumbo que le estás dando a tu vida, hecho que podrá producirte problemas en los pies.

Los pies son las raíces de nuestro cuerpo en la tierra, a través de ellos contactamos con la energía del Planeta.
A través de ellos recibimos esa energía y la conducimos a la cabeza atravesando todo el cuerpo. A su vez a partir de ellos descargamos toda la energía que debe salir de nuestro sistema, como una especie de cable a tierra.
Tanto para nuestra salud física como mental y espiritual, la correcta conexión con los pies en la tierra nos dará la pauta de nuestro estado de salud. Es fundamental esta conciencia para los niños que están creciendo, para que sus apoyos en el mundo sean firmes y sólidos, para las mujeres que quieren embarazarse, la conexión con la energía Yin, receptiva, nutricia y femenina les será de capital importancia para lograr su embarazo. Para los que quieran emprender nuevos proyectos tendrán que revisar la manera de pararse sobre sus pies.

PODEMOS PENSAR A LOS PIES:

  • como el contacto con la materia.
  • el cable a tierra con el planeta.
  • son la raíz del cuerpo.
  • Son los que llegan más lejos en tu camino de vida.
  • apuntan hacia donde quieres ir.

Por ello mira tus pies y medita acerca del rumbo que le quieres dar a tu vida y conéctate con la Tierra en su Día.Camina descalzo sobre ella suavizando tus dolores, fricciona tus pies en un suave contacto con la vida y sus nutrientes, permitiendo que esa energía telúrica nutra tus raíces.

Namasté!

martes, 21 de abril de 2009

Seminarios de Yoga. Arco externo, Arco interno: el viaje del Ser



En el mejor de los casos los diversos enfoques psicológicos occidentales comparten un mismo objetivo: el logro de una personalidad integrada, sana y adaptada al medio. En concecuencia su campo de estudio ha quedado restringido a los aspectos prepersonales y personales de la existencia, desestimando al mismo tiempo los aspectos superiores del pensamiento. No existe una solo psicología, sino múltiples formas de entender al hombre.
Las enseñanzas espirituales por su parte, han focalizado casi exclusivamentesu atención en las dimensiones"superiores " del desarrollo y nada suelen decir de las dimensiones "inferiores". Si la psicología nos suele dar una visión muy terrenal y las tradiciones espirituales una visión demasiado " celestial", necesitamos una mirad integradora en la cua poder seguir la evolución del ser humano.

A finales de la década del 70 este proceso de aproximación entre ambas ramas del conocimiento humano se vió alentado por la aparición de la psicología transpersonal.. estamos lejos de haber logrado una síntesis pero lo que es cierto es que ya comienza a vislumbrarse los prometedores frutos de este fecundo mestizaje cultural.

En 1977 tuvo lugar un acontecimiento importante: la aparición en escena de un autor cuya contundencia y claridad conceptual ha terminado siendo calificada como la "revolución Wilber". La monumental obra de Wilber_ El espectro de la conciencia(1977), La conciencia sin fronteras(1979), El proyecto atman(1980)etc., constituye el intento más sólido y meritorio realizado hasta nuestros días de tender un puente entre la psicología y la espiritualidad, entre Oriente y Occidente, entre las escuelas de pensamiento convencionales y las tradiciones contemplativas e incluso entre las distintas escuelas psicologícas.

Desde su mirada se podrá cobrar vuelo en la psicología tradicional y tomar tierra a las tradiciones espirituales.

El próximo seminario de Ashtanga Yoga terapéutico contará con la presencia de la Lic. Liliana Menghi(Psicóloga-UBA), Operadora en Bioenergética y Terapéuta corporal, con la que dialogaremos sobre todas estas cuestiones.

Se dictará el sábado 2 de mayo de 9 a 15 hs.

Para consultas: adripaoeltta@gmail.com

lunes, 20 de abril de 2009

El cuervo, bakasana. Aprende a volar como un pájaro.


Hoy en este video de Asana por Asana aprenderemos a realizar esta postura que desafía la fuerza de la gravedad. El cuervo o Bakasana es un asana divertida y energizante para realizar en le centro de una clase. Evoca a un pájaro colgando de una rama. Como postura de equilibrio conecta las extremidades inferiores con las superiores para alcanzar el equilibrio y la estabilidad de ambos extremos del cuerpo.

En sinergía con varios grupos musculares armaremos la postura a través de la fuerza del pectoral mayor que en combinación con el deltoides anterior estabiliza los hombros.El infraespinoso y el redondo menor permite que el húmero gire hacia afuera para refinar la estabilidad de los hombros. El serrato anterior, empuja a los omóplatos hacia adelante, estirando el trapecio medio y los romboides.El infraespinoso y el pectoral menor permite que el húmero vaya hacia afuera para refinar la estabilidad de los hombros.

Los tríceps extienden los codos imitando la postura del cuervo. Los isquiotibiales flexionan las rodillas. El grupo de los aductores en el interior del muslo mantienen a las rodillas,arriba de los brazos, como alas replegadas,uniéndo así las extremidades inferiores de las superiores.
El psoas combinado con el recto abdominal flexionan el tronco y las caderas.

El peroneo mayor y menor, que corre junto a la tibia gira los tobillos hacia afuera. El tibial anterior ,cercano a la tibia, lleva a los tobillos en ángulo de 90 grados con respecto al suelo.

Este post está dedicado a mi querido alumno Mario que se esmera en cada clase para conquistar su vuelo interior.

Traducido del inglés por Adriana Paoletta. The Key posses of Hatha Yoga . Scientific Keys Vol.II.
Para ver los múscuculos en 3D consulta:Bandha Yoga.pág 156

¿Dónde empieza el cambio?

"Sé el cambio que quieres ver en el mundo"

Gandhi

domingo, 19 de abril de 2009

El laberinto del Tíbet. Serie de culto.


Esta serie documental para televisión, tuvo tres años de preparación y cien días de rodaje a cargo de un equipo de dieciocho personas. Por vez primera el gobierno de la República Popular China autorizó filmar en el Tibet e incluso facilitó el acceso a sus archivos de imagen.

“La fama del Tíbet se debe especialmente a la creencia de que los prodigios florecen allí como las flores del campo en otros lugares (…) La fascinación que ejerce el Tíbet sobre los pueblos vecinos es muy antigua. Mucho antes del nacimiento de Buda, los hindúes se volvían con religioso terror hacia el Himalaya, y circulaban historias extraordinarias sobre la comarca, velada por las nubes, asentada sobre los hombros de sus montañas elevadas.” (Alexandra David-Neel, Magos y místicos del Tíbet)

Episodios:

Episodio 1: El sueño del Tíbet
Episodio 2: Lhasa, ciudad santa
Episodio 3: El país de Buda
Episodio 4: El camino del Tantra
Episodio 5: Nacer, vivir, morir
Episodio 6: El futuro del Tíbet

En este post vemos el Episodio 1 , El sueño del Tibet


Ficha técnica:

Dirección: Fernando Bauluz
Productor Ejecutivo: Larry Levene
Productor: Manuel Veguín
Guión: Pedro Molina Temboury
Director de fotografía: Augusto García Fernández Balbuena
Narrador: Rafael Taibo
Música: Juan Bardem


Quizás el halo de misterio que envuelve al Tíbet se deba a su tradicional aislamiento, causado por factores geográficos y, en algunas épocas, políticos. El Tibet presenta todas las características de las tierras maravillosas descritas en los cuentos, según dice Alexandra David-Neel, la primera mujer occidental en llegar a su capital, Lhasa, en 1924.

El jesuita portugués Antonio de Andrade parece ser el primer occidental en llegar al país en 1625, mientras buscaba el mítico reino del Preste Juan. El novelista James Hilton situó en la región el reino perdido de Shangri-la, versión moderna del mito de Shambhala.

Otro célebre viajero es el autor del libro Siete años en el Tíbet, el austríaco Heinrich Harrer, al que se entrevista en el documental.

Dada la importancia de la religión, los monasterios son los edificios más característicos del país. Se dice que el más antiguo del Tíbet es el de Samye. El primer Dalai Lama fundó en 1447 el monasterio de Tashilhunpo (Montaña de la Gloria), en Xigatsé, que con 80.000

habitantes es la segunda ciudad más importante, tras la capital Lhasa. Tashilhunpo es la sede del Panche Lama, segunda autoridad política del Tíbet, aunque con el mismo nivel espirirtual que el Dalai. En Tashilhunpo se encuentra la célebre estatua del Buda Maitreya.

La religión más antigua del Tíbet es el culto bon, anterior al budismo; en la actualidad se encuentra muy influida por éste, aunque tiene sus propios monjes y monasterios. En el documental se nos muestran imágenes del exterior y el interior de todos estos monasterios mencionados.

En 1950 se produjo la invasión del Tíbet por las tropas del ejército rojo chino. Aunque el gobierno de Mao Zedong intentó la pacífica anexión del Tíbet lamaísta a la República Popular China pronto se demostró imposible la coexistencia entre dos visiones antagónicas del mundo. El Dalai Lama huyó del país en 1959 y desde entonces vive en el exilio en Dharamshala (India).

Algunas curiosidades:

  • El yak es fundamental en la vida de los tibetanos; les proporciona carne, leche, piel y excrementos usados como combustible.
  • El cultivo principal del país es la cebada.
  • El Everest o Chomolugma es considerado por los tibetanos la casa de la diosa madre del mundo.
  • Hasta 1950 la rueda estaba prohibida en el Tibet, por ser un símbolo sagrado que no podía arrastrarse por el suelo.
  • Los llamados hombres-granizo arrojan piedras al cielo para romper las nubes y obtener la lluvia.

sábado, 18 de abril de 2009

La compasión se aprende


La meditación puede conseguir que las personas sean más compasivas y amables.


  • La gente preocupada por los demás activa áreas cerebrales asociadas a las emociones
MADRID.- Desear el bien a los demás sin esperar nada a cambio, ser generosos, compasivos y amar al prójimo de forma incondicional. Suena utópico hoy día, pero estas cualidades se pueden aprender con muchas horas de meditación, según unos investigadores de la Universidad de Wisconsin (EEUU).

¿Podemos entrenarnos para llegar a ser compasivos? "Sí", responden sin dudar Antoine Lutz y su equipo en un estudio que publican en 'PLoS One'. Su trabajo, en el que han comparado mediante imágenes de resonancia magnética funcionales los cerebros de 16 monjes budistas, con más de 10.000 horas de entrenamiento meditativo, con el de 16 voluntarios sanos sin experiencia previa en estas técnicas, concluye que estas emociones positivas se pueden aprender de la misma manera que tocar un instrumento musical.

Asimismo han observado que cultivar la amabilidad y la compasión a través de la meditación afecta a regiones del cerebro que pueden hacer a una persona más empática hacia los estados mentales de los demás. Estas áreas son la ínsula —una zona relacionada con el sistema límbico y que juega un papel fundamental en la representación de las emociones— y la zona temporal parietal del hemisferio derecho, implicada en procesar la empatía y en percibir los estados emocionales de otros.

"La ínsula es especialmente importante para detectar emociones en general y, específicamente, en originar las respuestas a esa emoción y pasar la información a otras partes del cerebro", explica J. Davidson, uno de los autores del estudio. "Cuánto más nivel de meditación tenían los participantes más fuerte era la respuesta de esta área", comenta. El trabajo muestra que tanto esta región como la del hemisferio derecho se activaban de manera más fuerte en los expertos en meditación que en los novatos.

Los investigadores indican que "podemos sacar partido de la plasticidad de nuestro cerebro y entrenarlo para lograr estas cualidades, que además pueden ser útiles para prevenir la depresión". Sin embargo, los autores están especialmente interesados en enseñar estas tácticas de meditación a los adolescentes, ya que consideran que es una buena aproximación para evitar las agresiones y la violencia.

Los gritos de una mujer o la risa de un bebé

En el experimento, los participantes escucharon diferentes sonidos humanos, unos positivos y otros negativos, diseñados para evocar respuestas empáticas. Estos sonidos incluían el grito de una mujer angustiada, el ruido de un restaurante o la risa de un bebé, entre otros.

Todos los participantes mostraron mayores grados de activación cerebral ante los sonidos mientras estaban meditando que en los estados de reposo y los monjes expertos tenían mayor nivel de actividad, sobre todo ante los sonidos negativos, que los novatos, lo que indica que están más capacitados para ponerse en el lugar de los otros.

El estudio confirma lo que otros trabajos con resonancia magnética y PET habían apuntado: observar o imaginar el estado emocional de otras personas activa partes de la red neuronal implicadas en reflejar el mismo estado en uno mismo, ya sea disgusto, dolor o alegría.

Muchas tradiciones y culturas utilizan la compasión y la amabilidad para aliviar el sufrimiento del prójimo a través de técnicas que incluyen entrenar la concentración, practicar la generosidad, estrategias cognitivas y la visualización del dolor ajeno. Este proceso requiere años de entrenamiento. Lo primero que recomiendan los expertos es concentrarse en desear el bien a los seres queridos y, después extender estos sentimientos a toda la humanidad, sin pensar en nadie en concreto.

ISABEL F. LANTIGUA

viernes, 17 de abril de 2009

Krishnamurti: La Meditación




Lo que importa en la meditación es la cualidad del corazón y de la mente; no es lo que consigue o lo que espera alcanzar, sino la cualidad de una mente que es inocente y vulnerable. Es a través de la negación como se llega al estado positivo. El limitarse meramente a acumular experiencias o a vivir en ellas, niega la pureza de la meditación. La meditación no es un medio para alcanzar un fin, es ambas cosas: el medio y el fin. La mente nunca puede ser inocente por medio de la experiencia; es la negación de la experiencia lo que da origen a ese estado positivo de inocencia que el pensamiento no puede cultivar, porque el pensamiento nunca es inocente. La meditación es el fin del pensamiento, no porque el meditador le ponga fin, sino porque el meditador es la meditación. Sin meditación, uno es como un ciego en un mundo de gran belleza, de inmensa luz y color.

Camine sin rumbo fijo por la orilla del mar y deje que esta cualidad meditativa le envuelva. Si eso sucede, no trate de apresarla, porque lo que capture sólo será el recuerdo de lo que fue, y “lo que fue” es la muerte de “lo que es”. O cuando vague por los montes deje que todo le hable de la belleza y del dolor de la vida, de modo que uno despierte a su propio dolor y a la terminación del dolor. La meditación es la raíz, la planta, la flor y el fruto. Son las palabras las que dividen el fruto, la flor, la planta y la raíz. La acción que nace de esa separación no puede generar bondad, porque la virtud es la percepción del todo.

Era una carretera larga y sombreada, con árboles a ambos lados; era estrecha y serpenteaba a través de los verdes campos relucientes de trigo en sazón. El sol proyectaba densas sombras y a ambos lados había aldeas sucias, descuidadas y sumidas en la pobreza. Las personas mayores tenían aspecto enfermizo y triste, pero los niños jugaban en la tierra polvorienta con alboroto, y arrojaban piedras a los pájaros posados en la copa de los árboles. Era una mañana fría, muy agradable, y sobre las montañas soplaba una brisa fresca. Los loros y los mirlos formaban una gran algarabía esa mañana. Ocultos en el verde espesor de los árboles, los loros apenas se distinguían; habían excavado varios agujeros en el tamarindo y los utilizaban como su hogar. Su vuelo zigzagueante era siempre ensordecedor y chillón. Los mirlos, mucho más mansos, se paseaban por el suelo y dejaban que uno se aproximara a ellos bastante cerca, antes de emprender el vuelo. La verde y dorada áurea cazamoscas estaba posada en los cables del tendido eléctrico que atravesaban la carretera. Era una hermosa mañana y el sol aún no calentaba demasiado. En el aire flotaba una bendición y se sentía esa paz que antecede al despertar del hombre.

Una carreta tirada por un caballo transitaba por la carretera. Tenía dos ruedas y una plataforma con cuatro postes y un toldo; sobre la plataforma, colocado en sentido transversal y envuelto en un paño blanco y rojo, llevaban un cadáver para ser incinerado a orillas del río. Junto al conductor viajaba un hombre, posiblemente un pariente y, debido al traqueteo por el mal estado de la carretera, el cuerpo del difunto saltaba arriba y abajo. Aparentemente venían de algún lugar lejano, porque el caballo estaba sudoroso, y el cuerpo del difunto con las sacudidas a lo largo de todo el viaje, daba la impresión de estar muy rígido.

El hombre que vino a vernos unas horas más tarde dijo que era instructor de artillería en la marina de guerra. Parecía muy serio, y llegó acompañado de su esposa y sus dos hijos. Después de saludarnos, explicó que deseaba encontrar a Dios. No se expresaba muy bien, probablemente era algo tímido, y aunque sus manos y su rostro denotaban capacidad de trabajo, había cierta dureza en su voz y en su aspecto, porque después de todo, era un instructor en las artes de matar. Dios parecía estar muy lejos de su actividad cotidiana y todo resultaba un tanto extraño; por un lado allí estaba aquel hombre que afirmaba ser sincero en su búsqueda de Dios pero, para ganarse la vida, se veía obligado a enseñar a otros diferentes métodos para matar.
Dijo que era una persona religiosa y había seguido varias doctrinas de diferentes hombres que se consideraban santos; debido a que todos lo habían dejado insatisfecho, venía ahora de un largo viaje en tren y autobús para vernos, porque deseaba saber cómo alcanzar ese extraño mundo que hombres y santos han buscado. Su esposa y sus hijos permanecían muy callados, sentados sin moverse y con actitud respetuosa. Afuera, en una rama próxima a la ventana, una paloma de color castaño claro se arrullaba suavemente. El hombre no la miró en ningún momento y tanto los niños como la madre permanecieron tensos, nerviosos y con semblante serio.

No se puede buscar a Dios; no hay ningún camino que conduzca a él. El hombre ha inventado muchos métodos, muchas religiones, muchas creencias, salvadores y maestros que, según cree, le ayudarán a encontrar una dicha que no sea pasajera. El infortunio de la búsqueda es que conduce a una fantasía, a una visión que la mente proyecta y mide basándose en lo que ya conoce. El comportamiento del ser humano, su forma de vivir, destruye el amor que busca. No es posible llevar un arma en una mano y a Dios en la otra. Dios ha perdido todo su significado, no es más que un símbolo o una palabra, porque las iglesias y los lugares de adoración lo han destruido.
Por supuesto, no importa si uno cree o no cree en Dios, ambos sufren y pasan por la agonía de unas vidas vacías y estériles; y la amargura de cada día, hace que la vida no tenga ningún sentido
La realidad no está al final de la corriente del pensamiento y, sin embargo, son las palabras del pensamiento las que llenan el corazón vacío. Hemos llegado a ser muy hábiles inventando nuevas filosofías, pero más tarde o más temprano viene la amargura del fracaso. Inventamos teorías para poder alcanzar la realidad suprema, y el devoto acude al templo para perderse en las propias fantasías que su mente elabora. El monje y el santo jamás descubrirán esa realidad, porque ambos forman parte de una tradición, de una cultural, que los reconoce como santos y monjes.

La paloma había emprendido el vuelo, y la belleza de la montaña y las nubes descendía sobre la tierra —la verdad está aquí, donde nunca miramos.

VIA:Relación y Amor, la Verdadera Revolución, Capítulo 2 ©KFT.

Postdata:

¿Cuál es el camino hacia la Verdad y cuáles son sus nombres?. El gran maestro Krishnamurti nos enseña a través de la paradoja ,el desprendimiento que la mente deberá hacer de sus muletas con las que ingresa en el mundo exterior, manipulándolo a su antojo y creyendo saber que todo está bajo su control. La Verdad Real es un misterio en el que entramos solos, desnudos de vanidad de roles sociales, de merecimientos o búsquedas desesperadas. También nos sugiere que n
o es posible llevar un arma en una mano y a Dios en la otra, con lo cual deberemos ser concientes de nuestros dualidades, dinero - espiritualidad, éxito - fracaso, búsqueda-calma,cuerpo-alma y tantas expresiones dicotómicas de nuestro sentir como humanos, que nos arrastran detrás de búsquedas inútiles para escapar de la plena la conciencia y de la impermanencia.

Adriana Paoletta

jueves, 16 de abril de 2009

Por el estrés, hay más contracturas



Si alguna vez sintió hormigueo en la punta de los dedos, tuvo el brazo o la mano "dormida", experimentó una molestia puntual en la nuca, padeció dolores de cabeza en la cuenca o detrás de los ojos, tuvo la sensación de que algo como un cuchillo se clavaba en medio de la espalda o aguantó dolores en la zona pectoral, pudo haber sido víctima de una de las tantas contracturas que genera el estrés.

Por el aumento en las presiones laborales y la crisis ecónomica, entre otros motivos personales y sociales, se produce un importante desgaste físico y psíquico que suele disparar el nivel de estrés en la gente. La crisis actual no es una excepción a la regla: con ella aumentaron las consultas a traumatólogos y kinesiólogos por contracturas.

"Se ha observado un aumento de las consultas por contracturas musculares, tanto a nivel hospitalario como a nivel privado; también aumentó el síndrome llamado fibromialgia o reumatismo de partes blandas, relacionado generalmente con cuadros de estrés", asegura Pablo G. Rivas, presidente de la Asociación Argentina de Terapía Física.

"Cuando hay un estado de tensión permanente a causa de una situación social, familiar o laboral, se generan cuadros de depresión o ansiedad. Una de las manifestaciones de la ansiedad es el estrés, que genera una repercusión global en el cuerpo. Y una de las consecuencias es no lograr relajar el músculo", detalla Liliana Geijo, miembro de la Asociación de Kinesiología y docente de la UBA.

La contractura es una contracción sostenida e involuntaria de uno o más músculos que puede provocar un dolor intenso. Si bien todo el cuerpo puede estar sujeto a contracturas, el estrés tiene sus zonas preferidas. "El cuello (cervicales), la espalda (dorso e interescapulares), y la cintura con prolongación dolorosa en el miembro inferior (lumbalgia y ciatalgia) son las zonas más afectadas por el efecto del estrés", puntualiza el kinesiólogo Sergio Maslo.

Según los especialistas, las causas más frecuentes se relacionan con el sedentarismo, por eso afectan en su mayoría a los oficinistas. "Los trabajos que implican estar sentado durante varias horas diarias -fijando la mirada en la computadora o sentado en el mostrador- concentran la mayoría de los casos que atendemos", aclara Rivas.

"Ocurre que el ritmo de vida de hoy va a contramano de las recomendaciones de nutricionistas, psicólogos, médicos y kinesiólogos. Un gran aumento de demanda, competitividad, compromisos económicos, atentan contra la vida al aire libre, con la posibilidad de hacer deporte, de llevar una buena dieta y de tener sosiego" comenta Rivas.

Nadie está a salvo de las contracturas. Es más, se nota un aumento de los casos en las mujeres de edad mediana (de entre 35 y 45 años) y en los mayores de 50 años, tanto entre los hombres como entre las mujeres.

Una tendencia preocupante es que la edad de las personas que las sufren es cada vez más baja. "Los chicos de los últimos años de la primaria comienzan a tenerlas por la cantidad de tiempo que pasan frente a la computadora y por la agresividad que se vive en las escuelas (eso es algo que les genera mucho estrés)", agregó Geijo.

Frente a este cuadro pesimista, la solución es la actividad física. "Hagan los ejercicios recomendados por los profesionales, huyan del sedentarismo. ¡Muévanse, repito, muévanse, por favor!" aconseja el kinesiólogo Maslo.
VIA:DIARIO CLARIN

POSTDATA:

Yo agregaría, " a moverse concientemente"!!!, ya que al ritmo del estrés y las contracturas , se producen también las lesiones dentro de los ámbitos deportivos y de las actividades corporales.
Agotados por la jornada laboral queremos realizar actividad física al final del día.Llenos de tensiones nos entregamos con pasión a "mover el cuerpo" sin escuchar las advertencias de pequeños síntomas como dolores musculares y tendinosos que llaman nuestra atención sobre posibles sobreesfuerzos, falta de fuerza muscular, contracción muscular excesiva y falta de reposo. Llevamos al espacio del juego nuestra competitividad sin soltarnos a descubrir el placer del juego, el límite de nuestra energía y las necesidades de una toma de conciencia REAL de nuestro organismo viviente.

¡A moverse ! escuchando las necesidades de nuestro cuerpo, no las de nuestra mente que a veces nos engaña con síntomas de cansancio, sedentarismo o su extremo la hiperactividad.

Disfruta del movimiento!

Seminario 4 de Ashtanga Yoga Terapéutico


Este Sábado 18 de abril de 9 a 15 hs, se ditará el seminario de Astanga Yoga Terpéutico. Los temas a desarrollar serán :

  • Anatomía del movimiento: músculos de la espalda y del tronco.
  • Patologías de columna : hernias de discos
  • Aplicaciones terapéuticas de las asanas
  • Diagnosis Oriental
  • Textos clásicos: lectura de los aforismos de Patanjali y Filosofía Vedanta en las Upanishads.
  • Clase práctica: Aplicaciones terapéuticas de los pranayamas.

Contaremos con la presencia de María Josefina Abad (Phd. en Historia y literatura,de la Universidad de Chicago, que expondrá las nuevas teorías históricas acerca de los mitos fundacionales de la India, como los replanteos sobre la teoría de la invasión aria y una aproximación al sistema de castas indio.

Para informes e inscripción: adripaoletta@gmail.com

Los esperamos!

miércoles, 15 de abril de 2009

Cerebro budista



La meditación forja nuevas conexiones neuronales

La meditación y la disciplina mental pueden cambiar el modo de trabajar del cerebro. A los monjes budistas la meditación les permite alcanzar niveles de consciencia inusuales gracias a la creación de conexiones neuronales que no existen en los individuos que no suelen realizan prácticas contemplativas.

Así lo han comprobado los investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE UU) que desde 1992 llevan a cabo un estudio en colaboración con el actual Dalai Lama y otros monjes budistas muy experimentados en el arte de la meditación.

Los últimos resultados de este estudio, liderado por los neurocientíficos Antoine Lutz y Richard Davidson, han sido publicados en la revista ’Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Hasta ahora fenómenos como la paz interior y la serenidad adquiridos a través de la meditación se interpretaban recurriendo a fuerzas metafísicas. Hoy, gracias a este estudio, los efectos de estas prácticas se han ’traducido’ al lenguaje científico. Los monjes budistas que llevan largo tiempo practicando meditación presentan una gran actividad en una zona determinada del cerebro, justo detrás de la parte izquierda de la frente, en la corteza prefrontal izquierda.

En cambio este área no presenta casi actividad en los individuos que no practican meditación, aunque sí está ’viva’ con más frecuencia en aquellos que tienen un carácter optimista y poco ansioso.

"Hemos observado que los monjes que llevan meditando largo tiempo registran una actividad en esa parte del cerebro realmente alta", explica Richard Davidson, integrante la investigación, que se desarrolla en el
Asegura que alcanzar un grado de actividad cerebral tan alto en ese área requiere un entrenamiento, al igual que los jugadores de tenis, por ejemplo, mejoran con la práctica en la ejecución de este deporte.
Monjes y estudiantes

Todo comenzó cuando en 1992 el Dalai Lama invitó al doctor Davidson a su casa en Dharamsala, en la India. Este psicólogo lleva largo tiempo desgranando los secretos del comportamiento del cerebro; algo que llamó la atención del Dalai Lama. Los monjes budistas cuentan con una tradición centenaria de meditación y recogimiento y la curiosidad llevó al Dalai Lama a proponer al investigador el estudio del cerebro de los monjes de su comunidad.

Ocho de los monjes más duchos en la meditación se prestaron como voluntarios para la investigación de Davidson. Son monjes que han practicado la introspección durante un tiempo estimado de 10.000 a 50.000 horas, durante un tiempo que oscila entre los 15 y 40 años. El grupo de control lo constituyeron 10 estudiantes sin experiencia previa en el arte de la meditación a los que instaron a dedicar una semana de ’entrenamiento’ a la contemplación.

Colocaron una red con 256 sensores
eléctricos en la cabeza de los monjes y de los voluntarios y se les animó a meditar durante un rato.

Los datos registrados por la red de sensores en los monjes budistas fueron impresionantes. "La amplitud de las ondas gamma recogidas en algunos de los monjes son las mayores de la historia registradas en un contexto no patológico", indican en el atículo.

La altísima amplitud de estas ondas -que están asociadas con la capacidad para prestar atención y el aprendizaje- tiene su explicación en la suma de las que emiten las diferentes neuronas. Durante la meditación, los monjes conseguían poner en fase (sincronizar) un número de neuronas muy elevado.


Un cerebro cambiante

La versión más aceptada hace unos años sobre el desarrollo de nuestro cerebro indicaba que las conexiones neuronales se fijan cuando somos bebés y niños y no varían durante la edad adulta. Pero en la última década, las nuevas técnicas de neuroimagen han permitido observar cambios en las conexiones neuronales habituales durante la edad adulta y se ha comenzado a hablar de la llamada ’neuroplasticidad’ o continuidad del desarrollo cerebral durante la edad adulta.

Hoy en día, multitud de estudios constatan que el cerebro no es estático sino que cambia dinámicamente a lo largo de la vida del hombre.
En opinión de estos científicos, los resultados del estudio indican que el cerebro, con un correcto entrenamiento, puede desarrollar funciones y conexiones neuronales nunca imaginadas.

A pesar de todo, el Dalai Lama, al que le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz en 1989, no cree que los científicos puedan explicar el nirvana.
"La ciencia puede desvelar que ciertas técnicas podrían ayudar a distinguir los porqués de una vida feliz o una miserable, pero la comprensión profunda de la naturaleza de la mente sólo puede alcanzarse a través de la meditación"


Por América Valenzuela ,El Mundo (Vía Periodista Digital)

martes, 14 de abril de 2009

Enseñar a meditar, la nueva misión de McCartney y Ringo Starr



Los ex Beatles se unieron al cineasta David Lynch para promover la enseñanza de la meditación en las escuelas. Su objetivo es conseguir una sociedad más pacífica. Los artistas participarán junto a Sheryl Crowe, Moby, Ben Harper y Mike Love en un concierto a favor de la fundación.

"Lo que hace David Lynch con su fundación es algo maravilloso, ya que permite a los chicos experimentar con la meditación, algo que sin su ayuda no podrían hacer", dijo hoy McCartney sobre la labor del cineasta para impulsar la llamada "meditación trascendental" en los centros educativos.

El concierto benéfico que unirá a los únicos Beatles que quedan con vida sobre el escenario, en una noche en la que también actuarán otras estrellas, se celebrará en beneficio de la Fundación David Lynch.

McCartney y Starr participaron en un encuentro con la prensa en Nueva York junto a David Lynch, en el que la fundación del director de Mullholland Drive y Blue Velvet presentó varios estudios que alaban las bondades de la meditación para reducir los niveles de estrés y agresividad en los jóvenes y fomentar el aprendizaje.

"Desde que descubrí la meditación gracias a Maharishi la he practicado en muchas ocasiones. Es un regalo que me dio y que nadie me va a poder quitar", dijo Starr, quien recordó así al ciudadano indio que creó la "meditación trascendental" y cuya práctica propagó por países como EE.UU., Reino Unido, México y China.

McCartney dice que la meditación estabilizó a los Beatles

Los ex Beatles recordaron la época, "a finales de los sesenta", dijo McCartney, en la que el famoso cuarteto inglés se dejó cautivar por la meditación en un viaje que realizó a la India, donde se encontró, entre otras cosas, con "las consecuencias de la lepra entre la población".


"Fue un regalo muy especial el que nos dio Maharishi en un tiempo en el que buscábamos algo que nos estabilizara, a finales de los locos sesenta", ahondó McCartney, quien se mostró entusiasmado con el hecho de que la meditación trascendental se acerque ahora "al público mayoritario".

Lynch aprovechó la rueda de prensa para anunciar su intención de que los programas que se promueven desde su fundación, que otorga becas para aprender meditación a estudiantes, padres y educadores de EE.UU., América Latina, Oriente Medio y África, lleguen ahora a "un millón de jóvenes".

"La meditación ya no tiene nada que ver con la mística ni es un movimiento 'new age'. Hay unos 600 ó 700 estudios que muestran que es algo bueno para los seres humanos ahondar en sí mismos"
, dijo Lynch, quien insistió en que, "si se enseña a los jóvenes a meditar en escuelas con problemas, se observará en breve un cambio de 180 grados en el comportamiento de los estudiantes".

El concierto benéfico unirá a los únicos Beatles que quedan con vida sobre el escenario, en una noche en la que también actuarán otras estrellas como Sheryl Crowe, Moby, Ben Harper y Mike Love, miembro de los Beach Boys, se celebrará en beneficio de la Fundación David Lynch.

Desde 2005 esa fundación ha otorgado más de 60.000 becas y además ha financiado la investigación universitaria de los beneficios de la "meditación trascendental" sobre el estrés, el aprendizaje y el comportamiento.

VIA: CARACOL.TV

lunes, 13 de abril de 2009

Miedo al fracaso.


"Si cerráis la puerta a todos los errores la verdad se quedará también afuera"

Rabindranath Tagore

MEDITAR PARA SERENAR LA MENTE



Hay quienes preguntan para qué meditar si no está muy claro qué es meditar. Y hay otros que aseguran que meditan, "pero sólo se autoengañan", según comenta Juan Manzanera, psicólogo, fundador de la Escuela de Meditación de Madrid. Manzanera fue monje de la tradición tibetana durante doce años, y da clases de meditación desde hace más de 25 años. Sabe de lo que habla. Aunque es cierto que algunos se despistan con la meditación, también es verdad que hay centenares de estudios e investigaciones científicas realizados en más de 200 universidades de todo el mundo que avalan beneficios tanto fisiológicos como psicológicos. La meditación ha sido despojada de religiosidades y no es extraño que cardiólogos u oncólogos, como Valentí Fuster y Carlos Cordón, la aconsejen.
Tampoco resulta extraño que en la sede de las Naciones Unidas exista una sala para meditar, que algunas de sus sesiones empiecen con un minuto de silencio para serenar la mente o que haya deportistas de elite que usen la técnica de la visualización (una de las prácticas de la meditación) para superarse.


MEDITAR DE FORMA HABITUAL BENEFICIA EL EQUILIBRIO HORMONAL

"Meditar es abrir los ojos, darse cuenta de, y para eso hay que apartar mucho velos que distorsionan la realidad. El mayor velo es el ego, nosotros mismos. Nos identificamos con el cuerpo, con las emociones, con los pensamientos. Así que meditar es una conquista de la conciencia. Es un estado de conciencia"
En ese sentido, Ramiro Calle, uno de los pioneros del yoga y meditación en España, director del centro Shadak en Madrid y colaborador de Es,comenta que para conseguir este estado hay que aprender a utilizar la atención.
"Si sujetas la atención, sujetas la mente, imprescindible para no ahogarse en los vaivenes de las circunstancias"

¿Y cómo se sujeta la atención? El maestro tibetano Sogyal Rimpoché lo ilustra con un brevísimo relato: "Una anciana acudió una vez a Buda y le preguntó cómo tenía que meditar. Él le contestó que cuando sacara agua del pozo permaneciera atenta a todos los movimientos de sus manos". Parece sencillo, ¿verdad? Pero no es tan fácil. Krishnamurti, que recibió la medalla de la paz de la ONU en 1984, afirma que la mayor parte del tiempo uno está inatento.
"Darse cuenta de esa inatención es el primer paso para la atención. Es atención". Pero para eso hay que involucrarse. Así que se trata de la conquista de una actitud.

EXPERIMENTOS SOCIALES.

Y de la involucración de la ciencia a la involucración social. Con la meditación la delincuencia disminuye. No es ciencia ficción ni efectos paranormales. Simplemente, veteranos meditadores que aceptan poner a prueba su capacidad de incidir en el mundo a través de meditaciones conjuntas con el objetivo de ayudar a disminuir la violencia que sacude las sociedades. Los llaman grupos creadores de paz y su arma es la meditación. Se reúnen en asambleas y dirigen su mente hacia lugares conflictivos concretos. Empezaron a evaluar sus efectos a partir de 1970 en varias ciudades del mundo, tanto en Israel como en Líbano o incluso en Estados Unidos. Uno de los experimentos más llamativos es el que se realizó en Washigton DC del 7 de junio al 30 de julio de 1993. El estudio fue realizado en colaboración con el departamento de la policía metropolitana del distrito de Columbia y revisado por un grupo independiente de científi cos de las universidades de Maryland, Texas, Temple y de la Escuela de Derecho de la Universidad de Denver, entre otras. En el periodo señalado (de junio a fi nales de julio) llegaron a reunirse cuatro mil meditadores y la delincuencia bajó hasta un 23% a pesar de que los primeros cinco meses del año ésta había ido aumentado. Después de que la asamblea de meditadores fi nalizara, la violencia volvió a tomar la curva ascendente. También se han hecho estudios con similares resultados en Manila (Filipinas) y en Delhi (India). Parece ser que la revista militar Jane´s Defense también recoge algunas investigaciones para el uso de la meditación en el campo militar, pero eso es meterse en un terreno difícil de contrastar, al menos de momento. En cualquier caso, son resultados sorprendentes. Y tampoco se pierde nada por jugar a meditar. "Buscad leyendo y hallaréis meditando", dijo san Juan de la Cruz. ...

Jordi Jarque - 27/09/2008
PARA :LA VANGUARDIA .ES