miércoles, 2 de diciembre de 2009

Acupuntura, reiki, kinesiotape, ventosas, yoga... alternativas a la medicina 'normal'



"Yo he venido aquí, pero no creo mucho en esto, ¿eh?". Esa es una de las frases con las que los profesionales de técnicas como la acupuntura, el reiki, el yoga o la moxibustión se encuentran muy a menudo.

Son sus clientes, muchos de ellos deportistas, que, cansados de los resultados de la medicina "normal" (tradicionalmente llamada occidental o tradicional), recurren a estos métodos alternativos para curar sus lesiones. Curar porque "muchos sólo recurren a nosotros cuando ya hay poco que hacer ante su lesión o dolencia. Es más importante venir para prevenirlas", cuenta Gracia Tseng, profesora de la Fundación Europea de Medicina Tradicional China y dueña de la clínica de acupuntura Sheng Nong.

"Recurren a estas técnicas cuando no les ha funcionado la fisioterapia", dice Gracia. "Lo que se busca es llegar al equilibrio del organismo. Estimulamos la capacidad de autorregulación del organismo".

Esta profesional trabaja con terapias como la acupuntura (inserción y manipulación de agujas en el cuerpo para "prevenir enfermedades"), la moxibustión (aplicar calor mediante una planta "para enfermos en estado convaleciente, con contracturas o con lesiones crónicas"), la tuina (fisioterapia china que "se usa, en mayor medida, en traumatología") y las ventosas (usadas para "descontracturar zonas mediante la succión. Ideal para prevenir las las lesiones en los deportistas ya que ayudan a mantener su musculatura"). Tseng cree que estas técnicas son un complemento ideal a la medicina occidental. "Gracias a estas terapias, se puede reducir la dosis de medicamentos químicos y, a su vez, potenciar su efecto sobre el paciente. Es ideal para las lesiones crónicas".

Los deportistas recurren a estas técnicas cuando no les ha funcionado la fisioterapia

En la misma dirección apunta Enrique Rodríguez, de la Escuela de Yoga y Técnicas Alternativas. "Métodos como el yoga te cambian la vida ya que previenen enfermedades mentales", asegura. "Buscamos equilibrar las dos partes corporales laterales. Lo que se llama bilateralidad. Por ejemplo, en el tenis, desarrollas más un brazo que otro. Y no digamos en la esgrima, donde siempre un muslo está muchísimo más desarrollado que el otro. También se consigue una oxigenación que ayuda al mantenimiento de los tendones. Gracias al yoga se consigue incrementar la potencia y la capacidad del deportista. Por último, ayuda en la parte psicoemocional, ya que ayuda a que el pánico escénico sea menor y el deportista rinda más".

Un deportista, que, según Enrique, recurre a estas técnicas sólo cuando "se ve desbordado a causa de sus lesiones". Por eso, "se tarda más en obtener beneficios. Llegan tarde". Para ello, la solución es "ser constante" en la ejecución de esta técnica. "Hay que recibir sesiones individuales y mantenidas en el tiempo (1 o 2 veces por semana)".

El grado de satisfacción que obtiene un deportista es "alto", aunque "depende mucho de las patologías", según cuenta Gracia. De esto saben muy bien Raúl Muñoz y Esteban Nasarre, dos madrileños que rondan los 30 años y que 'se han pasado' a estos métodos.

Raúl, que juega al fútbol y hace natación, sufría dolores cervicales. Su fisio María, de la clínica Fisiohenares, le recomendó que probara con el reiki. "Es una técnica de cura o masaje para lograr la sanación y que se practica por imposición de manos del practicante para traspasar su energía. Hay que reconocer que mejoré".

Esteban practica fútbol y pádel, y recurrió a la acupuntura animado por su familia. "Tenía una rotura de fibras a la altura del abdomen, un sitio muy extraño para una lesión de un futbolista. Mi médica lo único que me indicaba era reposo y antinflamatorios". Desesperado, acudió a Nazaret, una médica china. "Me explicó que la acupuntura no me curaba la lesión en concreto, sino que iba a hacer que mi cuerpo mejorara en general. Y así fue. A mi vuelta al deporte, me sentía más fuerte".

Hay mucho escepticismo

Eso sí, tanto Esteban como Raúl recomiendan que, para acudir a estos métodos, hay que ir "con la mente abierta. Es inevitable pensar que eso no sirve para nada y que lo único que hacen es sacarte el dinero". Este punto lo confirman tanto Gracia como Enrique. "La gente es escéptica, pero en cuanto ven los resultados cambian de parecer", explica la profesora Tseng.

Es un error abandonar la tradicional para recurrir sólo a estos métidos. Deben ser complementarios

En este sentido, el doctor González advierte del peligro de los fraudes con estos méticos. "Para todo hay que ser profesional, y de estas técnicas alternativas no hay profesionales. Hay que tener cuidado". A pesar de ello, este médico deportivo del Centro médico Deyre no ve con malos ojos estas técnicas. "Todos los métodos son buenos y pueden ayudar al deportista". Eso sí, recomienda "alternar estas sesiones con la mediciona occidental. Es un error abandonar la tradicional para recurrir sólo a estos métidos. Tienen que ser complementarios".

Algunos deportistas de élite que recurren a estas técnicas:

* Cristiano Ronaldo: como hizo Beckham hace unos años, el portugués se ha apuntado a la kinesiotape, esas tiritas de plástico que se colocan sobre la musculatura para tener un efecto terapéutico. Se utiliza para lesiones articulares y musculares.

* Rudy Fernández: el baloncestista español de la NBA ha tenido que echar mano de la acupuntura, debido a sus dolores de espalada que, hasta la fecha, no parecen tener fin.

* Andy Roddick: el tenista recurre al hot yoga, ejercicios de yoga en una sauna a 45 grados. Es una técnica que no aconseja Enrique, nuestro profesional del yoga. "Produce un exceso de sudoración y puede aumentar demasiado el ritmo cardiaco del deportista".
VIA 20 MINUTOS.ES

2 comentarios:

lucía// dijo...

apoyo las alternativas a la medicina tradicional!

Claudia dijo...

Yo tambien apoyo y creo totalmente en las medicinas alternativas... hasta que un dia no funcionan. Tengo un ser querido cercano con problemas de dormir y constipacion, he tratado de ayudar con yoga, meditacion, hierbas, nada funciona... no queda mas alternativa ahora que medicina occidental... se complimentan las dos quizas