sábado, 8 de diciembre de 2007

Ashtanga Yoga: aprende a buscar tu equilibrio interior


Cuando un nuevo alumno se inicia en el yoga, le advierto que algunas posturas que parecen inofensivas, demandan de gran destreza y fuerza para realizarlas.El Ashtanga Yoga, una de las líneas que practico,se basa en la realización de series encadenadas de asanas ( posturas) que fortalecen, tonifican y elongan toda la musculatura de tu cuerpo. En mis clases se transpira, aunque no lo creas,y sin llegar a la extenuación, tus músculos se irán ejercitando en la búsqueda de un equilibrio de tonicidad, ya que fuerza, destreza y elongación son indispensables para lograr la ejecución equilibrada de las asanas del ashtanga yoga.

Todas las posturas de equilibrio del ashtanga yoga( el árbol, el águila,el guerrero 3,el danzarín, el cuervo etc) deben realizarse primero con sostén para alinear la pelvis y fortalecer la musculatura de las piernas:isquiotibiales, cuádriceps, gemelos , tibiales, peroneos y músculos de los pies.La mirada al frente,buscando un punto de concentración y equilibrio, sobre el cual se centra la mente , para evitar las fluctuaciones de pensamientos y posteriores oscilaciones del cuerpo.

Cuando aprendes asanas de equilibrio sabrás, que un sólo pensamiento, te hará tambalear y que requieres mucha concentración para mantener tu eje alineado.
Para aprender a buscar tu equilibrio interior en el ashtanga yoga, debes primero conquistar tu equilibrio físico: esta es la premisa del yoga , las asanas te ayudan desde el cuerpo a mejorar mediante la disciplina, la permanencia en ellas, una respiración rítmica que te hará sentir que estás flotando en el espacio, hasta que tu mente hará lo mismo, limpiándose de toda tensión innecesria y llegando a conquistar tu equilibrio interior.

Es una experiencia intransferible lograr este tipo de equilibrio psicofísico. Una alumna, bailarina clásica, lo describió como un equilibrio que viene del alma y no sólo de tu cuerpo.

Así es, el ashtanga yoga te hará vibrar como nunca antes lo habías hecho, bajo las notas sutiles del despertar de tu energía interior.

Adriana Paoletta

No hay comentarios: