sábado, 15 de diciembre de 2007

Yoga,meditación, relajación y alivio del dolor.


Desde la década del 80 se han realizado numerosos estudios en los EEUU, que han colocado al yoga y la meditación , como terapias complementarias en el alivio del dolor crónico, en adultos y niños.De la misma manera, se han estudiado los efectos del yoga y la meditación en pacientes con Aids, enfermos oncológicos,alzheimer,psoriasis,diabétes,enfermedades cardíacas,osteoartritis,dolores crónicos de espalda y articulares, así como depresión, ansiedad y ataques de pánico.

Existen varias clases de Yoga que podemos realizar, pero lo que es fundamental es encontrar un instructor que haya trabajado previamente con dichas enfermedades y probado buenos resultados en sus clases.Desde mi experiencia profesional,he comprobado que lo mejor para tratar el dolor es primero realizar una sesión personalizada en dónde combino varias clases de yoga:vinyasa yoga , asanas o ejercicios de yoga encadenados con la respiración y el movimiento, que permiten movilizar el cuerpo de su rigidez en el dolor y la tensión y desbloquearlo a través de la unidad respiración y movimiento. Esto abrirá el camino de la relajación ,en la acción coordinada entre mente y cuerpo. El dolor, crea un círculo vicioso que desencadena la tensión generalizada en el organismo.Esta tensión se reduce con la práctica de ejercicios o posturas de yoga encadenadas(vinyasa yoga)y bajo la acción de las visualizaciones mentales, incluso de pie, aprendemos a aliviar el dolor y la tensión , con el manejo de la mente (meditación).

Las primeras prácticas de meditación pueden ser en una postura cómoda, en dónde el cuerpo no moleste, y pueda estar relajado y alerta.Después de la práctica de los ejercicios de yoga, el cuerpo está más elástico y vital, por lo tanto puede permanecer más tiempo relajado,centrado en la respiración y en los pensamientos.
El doctor R.Leiguarda, jefe del departamento de neurología de Fleni, cita un ejemplo interesante:"Se ha podido estudiar y registrar la actividad cerebral de un grupo de meditadores budistas durante la meditación, y se ha visto que se desconectan todas aquellas zonas que tienen que ver con el conocimiento de uno mismo, con el yo, y se activan aquellas que tiene que ver con cuestiones más abstractas. Los monjes experimentados presentan mayor actividad en el lóbulo prefrontal izquierdo, una zona relacionada con las emociones positivas, el autocontrol y el temperamento".

Como revela un estudio de la prestigiosa Clinica Mayo, de los EEUU,la meditación es capaz de reducir el estrés, bajando los niveles de adrenalina en sangre, favoreciendo la reducción de la presión sanguínea.
Lo fundamental es incorporar esta práctica de yoga y meditación en la vida cotidiana:buscando un lugar tranquilo,realizándolo 1 vez al día de 5 a 10 minutos diarios,en una postura cómoda, centrando la mente en la respiración natural o en una frase positiva que pronunciamos internamente o en voz alta, o eligiendo una imagen u objeto de meditación, la mente debe estar pasiva,receptiva, pero no tensa, si algún pensamiento extraño distrae nuestra atención;sólo déjalo pasar sin involucrarte, para volver a la conciencia de tu objeto de meditación.
Verás cómo aprender yoga y meditación ayudan al alivio del dolor, del cuerpo y de la mente, reduciéndo la tensión interna de todo tu ser.

Adriana Paoletta

No hay comentarios: