jueves, 1 de marzo de 2012

Un nuevo comienzo.


Todo comienzo, genera incertidumbre, por lo nuevo que se avecina y por lo antiguo que dejamos atrás. No es fácil abrirse, a los nuevos momentos ,sin dejarnos irrumpir, por todo aquello ,dejado en el pasado. Un ayer, que dio forma a este ahora, dependiendo de tus actos y vivencias, que han moldeado ,lo que eres en este instante.  Puro karma.


Para nosotros, como familia, es un comienzo sin Romi, y eso duele, a pocos meses de su partida. Recién , bajo la lluvia, frente al colegio Virgen Niña de Villa del Parque, donde cursará ,uno de mis hijos , su primer año de secundaria, me detuve en la plaza, frente a un pequeño altar ,donde yace la pequeña virgen bebé. En un instante , sentí esa ternura, que sólo sentimos ,cuando la compasión ,abre la puerta al amor. Y pedí por mis sobrinitos Maia Y Toby, que fueran siempre protegidos, por el amor grande de su padre, Gastón y por esta presencia dulce y maternal de la Virgen Niña. Romi ,es la madre espiritual ,que ahora guía a su familia, dándole  fortaleza , confianza y alegría, a pesar, de su ausencia entrañable.


Siempre es bueno estar receptivos, abiertos a pedir, a ser acompañados. Aprendemos ,que el silencio y el meternos demasiado adentro, nos impide, hacer brotar nuestra fragilidad, nuestras preocupaciones, para hacer frente a cada nueva etapa. Siempre es mejor abrirnos,para que alguien vea y sienta, nuestra humanidad. Creo que es más suave la vida, si confiamos ,en quienes nos aman de verdad, y recorremos lo nuevo, tomados de la mano.


Feliz comienzo para todos! .Que este año , les entregue sus dones y que todos podamos,darle a este mundo , la semilla que traemos, para hacerlo florecer.

Adriana Paoletta

2 comentarios:

maria eugenia dijo...

HOLA,NO SE SI ROMI ES ALGUIEN MUY CERCANO A VOS,PERO ME QUEDE PENSANDO EN LOS NIÑOS...Y TU FORMA DE MIRAR LA VIDA TAN POSITIVA Y SANA.

Adriana Paoletta dijo...

Hola Maria Eugenia!
gracias por tus palabras. Romi era mi hermana. Murió hace 5 meses de cáncer . Estamos atravesando el duelo por su ausencia. Un profundo amor y un profundo dolor. Seguimos adelante sabiéndonos frágiles. Abrazos de luz.

adri