domingo, 10 de julio de 2011

Más allá de la enfermedad, el espacio ilimitado de tu alma.


Puedes sentirla por momentos. Pero no nos han enseñado a encontrarla.

Sin embargo está siempre allí, flotando en el espacio de tu mente, como una burbuja de jabón.


A veces quieres tocarla con tus manos, con tus sentidos groseros, y plaff!..., se te escurre entre tus dedos, dejando en tus manos ,la sensación de haber perdido algo bello y escurridizo.

Demoraremos todo una vida, para darnos cuenta ,de que no estamos limitados por nuestro cuerpo, por nuestras emociones cambiantes, por nuestros pensamientos temerosos u omnipotentes.

La experiencia interna del alma, se desarrolla en cada instante , cuando lo importante, comienza a diluir lo efímero y vacío, aquello que cambia sin que puedas evitarlo .

Es una búsqueda hecha de señales , que apuntan a tu conciencia limitada , cuando sufres las distintas caras de la fragilidad.


El alma te invita a serenarte, a dejarte llevar por su paso silencioso y anhelante de infinito. Te sostiene en sus brazos,para sanarte de aquello que aún no puedes entender , como raiz de tu dolor.

Cuando miras atentamente detrás de tus ojos, a tu derecha, a tu izquierda, por detrás y por encima de tu cabeza, comprendes la materia con la que has sido creado: eres parte del cielo, brillante,despejado e infinito .

Abre tu corazón
para dejarte guiar por tu alma inmortal.

Adriana Paoletta

A mi hermana Romina ,que ya culmina una etapa de su sanación, y a todos aquellos que están transitando un proceso de transformación, permitamos que el alma nos guíe.

1 comentario:

Susana dijo...

Gracias Adri!
Un abrazo muy fuerte, Susana