lunes, 18 de abril de 2011

Somos tres, pero ahora somos uno.


La experiencia de unidad , que plantean todas las tradiciones espirituales, se vivencia muchas veces , ante la fragilidad de la vida. Las paradojas de la existencia , nos hacen sentirnos fuertes y unidos ; por momentos , frágiles y desolados .

Es claro, que sólo el amor , que no sabe de fronteras, de límites y razón, irrumpe en esta condición de humana vulnerabilidad ,para insuflarnos un espíritu, capaz de transformarlo todo.

Cuando el sufrimiento entra en nuestras vidas, nos da la oportunidad de revisar, todos nuestros presupuestos mentales y liberarnos de nuestros antiguos condicionamientos. Frente a esta nueva realidad vulnerable, la conciencia, tiene la oportunidad de verse así misma, de asistir al único presente posible, este instante .

Cuando escapamos del sufrimiento , persiguiendo el confort, el placer compulsivo, la actividad desmesurada, la felicidad vestida de pseudo diversión, algo se nos escapa y no llegamos a ver , la condición vacía de este escape de la realidad , tal cual es.

La realidad tal cual es , es más vasta, que aquella manifestada por tus sentidos. Es es más honda y nos entreteje en su malla , para sostenernos desde un espíritu universal.

Ayer, en la guardia médica, mientras acompañabamos a mi hermana , mi hermano y yo, pudimos experimentar esa UNIDAD en el amor. Flavio sostenía su mano y yo su cuello, mientras tratabamos de aliviar su dolor, en silencio. En unos segundos , una unidad más grande nos abrazó, eramos un solo cuerpo , unido en el amor. No había palabras , sólo presencia de lo que eramos los tres, hermanos en Espíritu.

Romi nos miró y nos dijo, -qué lindo que estemos así los tres-.

Adriana Paoletta

A mi hermana Romina ,que hoy inicia una nueva etapa en su sanación, a mi familia y a todos los que están atravesando el camino de la enfermedad, todo el amor y la sabiduría para sanarse en el amor.

1 comentario:

Susana dijo...

Que así sea!!
No hay palabras Adriana para agradecerte tanta generosidad. Por lo menos yo no las tengo. Me conmueve tu manera de compartir.
Acuerdo totalmente con lo que decís. Sólo el Amor lo puede.
Así Es. Somos Uno
Un abrazo gigante para los tres,Susana