lunes, 11 de abril de 2011

Instantes para liberar.

Cuando el sol, asoma en cada mañana , pregúntate:-¿realmente estoy despierto?-.

Levántate ,siendo el custodio de tu mente, de cada pensamiento y emoción, observando con dedicación el tironeo constante de los deseos. Conserva el suave equilibrio de la ecuanimidad, en la aceptación de aquello que se presenta ,como fruto de tus acciones pasadas.
"La presencia de esta vida es como un solo día"como enseñaba el Maestro Longchempa antes de morir.

Dedícate a descubrir la naturaleza esencial de todas las cosas, como la tarea más importante que emprendas en el día.

Siembra en tu mente las semillas de la alegría, la conformidad y la sabiduría, para entender en un sólo instante...el dulce vacío de toda desaparición.



Adriana Paoletta

1 comentario:

diariodeunyogui dijo...

Que difícil es mantener ese despertar. A veces, gozamos de esos segundos de reflexión y nos hace observar la realidad mas pura desde la pura conciencia. Aquella que esta tras la mente, ego ,sus limitaciones y prejucios.
Solemos caer ante la costumbre y el recuerdo, dejando de valorar lo valioso que es cada segundo y el regalo que la vida nos ofrece.
Lindo post. Muchas gracias